Hazure Skill V1 C3

Modo Noche

La historia de los que pronto serán compañeros

El día después de que Jin se acercara a mí, dejamos Broad y nos dirigimos al pueblo de Puriff. En Puriff se encontraba el cuartel general de Arrivers, así como la única mazmorra de nuestro reino — conocida simplemente como la Mazmorra de Puriff.

Puriff estaba situada en la región suroeste del reino, y prosperaba gracias al floreciente negocio de las mazmorras y a la economía que generaba. Realmente, el próspero pueblo podría describirse más exactamente como una ciudad. Y para ser sincero, era la primera vez que iba a un lugar tan grande. Me dejó un poco nervioso. Algo inquieto.

Miya y yo nacimos en la pequeña aldea Changs, donde vivimos hasta los quince años. No hace falta decir que Changs no estaba muy bien situado. Ni siquiera tenía su propia pizarra divina. Teníamos que viajar a un pueblo más grande para nuestras ceremonias de presentación. Miya y yo teníamos la misma edad, pero ella era mayor que yo por un mes. Había esperado a que yo también cumpliera quince años para que pudiéramos partir juntos hacia Broad, donde obtuvimos nuestras habilidades y nos convertimos en aventureros por primera vez.

“Así que, ¿Qué te parece Puriff?”

A Jin y a mí nos quedaban unas horas antes de llegar a Puriff. No estaba tan lejos de Broad, pero llegar allí seguía llevando tiempo. Y no me parecía bien pasar todo el viaje en carruaje en silencio, así que intenté entablar una conversación.

“Es un lugar bullicioso. Yo sólo he vivido allí unos años, pero me gusta mucho.”

¿Bullicicoso, huh? No era lo suficientemente mundano como para imaginarme cómo era eso. Pero lo más importante es que si Jin vivía en Puriff, eso significaba que se había desviado bastante de su camino para venir a buscarme a Broad. Me pregunté por qué…

Apenas se me ocurrió la pregunta, Jin respondió amablemente.

“Eso es lo mucho que queremos un miembro con Mapeo. Cuando oí a un aventurero de Broad hablar de ti, vine corriendo a buscarte.”

Me pregunto quién era ese aventurero… Había compartido mi triste historia con tanta gente que no tenía ni idea de quién hablaba Jin.

“¿Está… realmente bien? Con tu ausencia, eso debe significar que Arrivers ha suspendido sus actividades por el momento, ¿No?”

“No hay que preocuparse. Nuestro tanque abandonó el grupo, así que no podemos progresar ahora mismo sin alguien que mantenga el frente de todos modos. Así que hemos estado buscando un nuevo tanque mientras intentamos localizar a alguien con la habilidad Mapeo.”

Sí, eso no sonaba como si las cosas estuvieran bien en absoluto. Los Arrivers tenían miembros menos…

“¿Por qué necesitan a alguien con Mapeo de todos modos?” — pregunté.

Esa era la pregunta que más me había molestado. Me rondaba por la cabeza desde ayer por la mañana, pero no había tenido la oportunidad de preguntarlo en detalle hasta ahora.

“Las mazmorras están llenas de monstruos tan fuertes que la gente los llama ‘Segadores de aventureros’, pero ese no es el muro con el que se topó nuestro grupo.” — explicó Jin.

Continuó diciéndome que los interiores de las mazmorras son varias veces más grandes y complejos de lo que yo podría imaginar. Los primeros pisos que ya habían sido cartografiados por los pioneros no suponían ningún problema, pero los pisos intermedios inexplorados eran un reto para explorar. Al parecer, tener que comprobar constantemente su ubicación actual hacía que la mazmorra fuera agotadora e ineficaz, y por eso buscaban a alguien con Mapeo.

Eso tenía sentido para mí, pero me hizo plantear una nueva pregunta.

“En ese caso, ¿No sería mejor encontrar a alguien con Mapa del Mundo o Mapa de Área?” — pregunté.

Pensé que eso era obvio.

Aunque había menos gente que la tuviera porque era una habilidad muy rara, Mapa del Mundo era superior en todos los sentidos a Mapeo. Mapa de Área era comparable, pero ocupaba menos espacios y, por lo tanto, permitía tener otra habilidad útil en el conjunto de habilidades de alguien.

En otras palabras, Mapeo era una basura. Esa era la opinión de la sociedad en general, y yo tenía que decir que estaba de acuerdo. Sin embargo, Jin sonrió como si hubiera estado esperando que le preguntara por qué le interesaba.

“¿Conoces las descripciones exactas de Mapa del Mundo y Área, Note?”

Por supuesto que no. La gente recibía sus habilidades en privado para que nadie las conociera. Miya me había permitido quedarme en la habitación cuando rezaba a la pizarra divina, pero eso era una excepción destacada. Normalmente, la gente hacía todo lo posible para salvaguardar los detalles de sus habilidades.

Por ello, negué con la cabeza en respuesta a la pregunta de Jin.

“Así es como la pizarra describe el Mapa del Mundo y el Mapa del Área. Los obtuve a partir de referencias cruzadas de registros pasados y descripciones de personas que tienen las habilidades. Lo cual no es poca cosa.” — explicó mientras me entregaba dos hojas de papel.

 

Mapa del Mundo

Rareza

UR (Ultra Raro)

Coste de Ranura

3
Efecto

La habilidad de mapear cada punto de este mundo y almacenarlo como conocimiento.

 

Mapa de Área

Rareza

R (Raro)

Coste de Ranura

2
Efecto

La habilidad de mapear un radio de un kilómetro de este mundo alrededor de uno mismo y entenderlo como conocimiento.

 

Se leen casi exactamente como había esperado. Realmente eran versiones superiores de Mapeo…

“Esta es mi siguiente pregunta para ti, Note. ¿Recuerdas la descripción precisa de Mapeo?”

No podía decir que sí. Me había sorprendido tanto en aquel momento que ni siquiera había pensado en anotar la descripción de una habilidad tan cutre. Podías volver a comprobar tus habilidades cada vez que ibas a rezar a una pizarra divina, así que no creía que mucha gente se molestara en escribirlas en primer lugar.

Así que, una vez más, negué con la cabeza en respuesta a la pregunta de Jin.

En eso, sacó otro papel y dijo: “Aquí está la transcripción de la habilidad Mapeo.”

La revise.

 

Mapeo

Rareza

SR (Super Raro)

Coste de ranura

3

Efecto

La habilidad de mapear automáticamente un radio de aproximadamente un kilómetro alrededor de un punto previamente atravesado y almacenarlo como conocimiento.

 

Sí, eso era más o menos correcto. La redacción parecía un poco diferente, pero eso era probablemente sólo porque era una transcripción.

“Entonces, Note, ¿Hay algo que te llame la atención viendo los tres juntos?”

“Um… No, no realmente. Lo siento.”

“Es justo. No creo que la mayoría de la gente lo vea, sinceramente.”

“¿Dónde debería mirar?”

“El punto clave aquí es el fraseo. Mapeo es la única habilidad que no menciona ‘este mundo’.”

Volví a comparar los tres trozos de papel en mis manos.

“Eso es cierto… ¿Pero por qué es importante?”

“¿Has oído alguna vez que las mazmorras son lugares de otro mundo?”

“Bueno, sí…”

“En otras palabras, no son parte de este mundo. Por eso no se pueden mapear mediante Mapa del Mundo o Mapa de Área. ¿Pero qué hay de Mapeo?”

Con la ayuda de Jin, por fin pude ver a dónde quería llegar. Pero la idea de que una habilidad de nivel inferior como Mapeo tuviera realmente un uso…

“¿Dices que crees que funcionará en las mazmorras?” — pregunté.

Jin asintió con la cabeza, y un escalofrío me recorrió de repente. Se me puso la piel de gallina. Me sentí emocionado, como si toda la sangre de mi cuerpo hubiera empezado a bombear a la vez.

Así que, después de todo, hay una forma de utilizar esta habilidad basura…

Mapeo no era inferior; sólo tenía un propósito especializado. Este descubrimiento me dejó boquiabierto.

“Es la primera vez que oigo esto… Si Mapeo realmente tiene un uso importante como ese, ¿Por qué la gente piensa que es una basura?”

“Porque todavía no saben nada mejor. Nosotros mismos acabamos de descubrirlo por casualidad.”

“¿Por casualidad?”

“Sí. Estábamos en medio de una expedición cuando nos encontramos con los cadáveres de unos aventureros. No eran más que huesos, así que sólo podíamos suponer que llevaban allí un buen rato. Queríamos hacer un homenaje, así que buscamos entre sus pertenencias algo que los identificara… y casualmente encontramos varios mapas.”

Hizo una pausa para entregarme uno de ellos.

“Los mapas que estos aventureros tenían de los primeros pisos son diferentes a los que tenemos nosotros. Incluso tenían un mapa de los pisos intermedios… Y esos no se pueden comprar en ningún sitio. No están en el mercado. Aquí, mira. Este es un mapa comercializado, dibujado por alguien sin la habilidad.”

Jin me entregó otro mapa, y la diferencia era tan clara como el día. El mapa de los aventureros muertos estaba dibujado con gran detalle. Se parecía a los mapas de mi cabeza.

“Y entonces, Note, se nos ocurrió una teoría: ¿Y si este mapa se creó con una habilidad?” — hipotetizó Jin, señalando el primer mapa — “Es de dominio público entre los exploradores de mazmorras que el Mapa del Mundo y el Mapa de Área no funcionan, pero cuando investigamos, no pudimos encontrar ningún registro de que alguien haya intentado utilizar Mapeo. Probablemente nunca se ha probado porque nadie con Mapeo está dispuesto a entrar a mazmorras.”

Sí, eso tenía sentido. Después de todo, Mapeo era una basura notoria. La gente que la obtenía como habilidad rara vez se convertía en aventurero, y mucho menos en explorador de mazmorras. Además, Mapeo era inútilmente raro, así que no mucha gente lo tenía en primer lugar.

“Dicho esto, es de suponer que hay gente que sí lo sabe, como los aventureros fallecidos que encontramos y cualquier otro que quiera mantenerlo en secreto para maximizar sus beneficios.” — añadió Jin como un tecnicismo.

“Pero por lo que parece, tampoco hay garantías de que Mapeo funcione en las mazmorras. Quiero decir, ¿Y si esos aventureros fueran realmente buenos en cartografía? O tal vez tenían a alguien con un nuevo tipo de habilidad no descubierta.” — enumeré posibilidad tras posibilidad, sin poder dejar de sentirme ansioso.

En respuesta, Jin se rascó torpemente la mejilla.

“Bueno, no puedo negar nada de eso. Pero no lo sabremos hasta que lo probemos, ¿No? Nuestra teoría actual es que el Mapa del Mundo y el Mapa de Área no funcionan en las mazmorras debido a la cláusula ‘en este mundo’. Así que creo que Mapeo funcionará… pero no puedo asegurarlo.”

Sí, esperaba que hubiera algo de seguridad…

Jin y yo pasamos el resto del viaje hablando de otras cosas aparte de Mapeo. Me contó todo lo que hicieron los Arrivers, y yo le conté mi triste historia. No se rio ni esbozó una sonrisa. Se limitó a escuchar con una expresión seria en su rostro.

Finalmente, un tiempo después, llegamos a Puriff. Una vez que atravesamos la puerta del pueblo, me sentí inmediatamente abrumado por el bullicio de las cosas. Había tantas cosas que nunca había visto. Todo parecía tan nuevo y diferente. Había hileras e hileras de puestos de mercado, calles anchas y toneladas de gente tanto a pie como en carruajes. Cautivado por todo, seguí de cerca a Jin.

Antes de darme cuenta, me había conducido a un edificio bastante grande. El cartel que lo cubría decía ‘Arrivers’ en letras grandes y brillantes. Era… una afirmación atrevida, como mínimo.

Pero fue aquí donde Jin se dirigió a mí y me dijo: “Bienvenido a nuestra base de operaciones, el Cuartel General de Arrivers!”

Al ver la orgullosa sonrisa de Jin, por fin me di cuenta de que esto estaba ocurriendo de verdad. Estaba realmente aquí, en la puerta de los Arrivers. Ya no había vuelta atrás.

No, ya sabía que había pasado el punto de no retorno. Incluso si volvía ahora, todo lo que me esperaba era más de la miseria en la que me había ahogado durante los últimos seis meses. Y había terminado de vivir así.

Esta vez… Esta vez lo lograría.

Mi efímera carrera de aventurero con Miya. El desamor que me impidió seguir con ella… No quería volver a revivir esos desesperados y patéticos fracasos.

Incluso si los Arrivers tuvieran habilidades que superaran las de Miya, los seguiría hasta el amargo final. Me quedaría con ellos sin importar las sangrientas batallas que nos esperaran. Si me necesitaban, estaría allí para ellos. No quería defraudarlos también.

Esta vez, trabajaría tan duro como pudiera. No me rendiría. Haría lo que fuera necesario.

Eso me juré a mí mismo.

▼▼▼▼

“Ahora que todos están aquí, vamos a empezar con las presentaciones.” — anunció Jin.

Al oír eso, todos los presentes se callaron. Yo ya conocía a Jin, por supuesto, pero otras tres personas se habían reunido para saludarme.

Había un tipo con dos espadas colgando de la cintura. Su cabello azul estaba peinado de una forma llamativa que no parecía gustarle mucho.

Había una chica con una túnica negra y el cabello largo y plateado recogido en coletas. Por su atuendo, supuse que probablemente era una maga.

Había una niña que llevaba las vestimentas de una sacerdotisa… aunque era más exacto decir que las vestimentas la llevaban a ella.

Y luego estaba yo, lo que hacía que fuéramos cinco en total. Estábamos sentados alrededor de una mesa de madera en el comedor del Cuartel General de los Arrivers.

“Así que… ¿Qué se supone que hay que decir en una presentación?” — balbuceó tímidamente la pequeña sacerdotisa.

Sus ojos se movían de un lado a otro mientras su voz temblaba. Pude ver el tenue brillo de un sudor nervioso formándose en su frente. No estaba seguro de que la ponía tan nerviosa, pero me alegraba que hubiera preguntado por las presentaciones. Yo tampoco tenía ni idea de qué decir. Normalmente optaba por la vía segura y me limitaba a reflejar lo que decía la persona que me precedía… Sí, las presentaciones eran encuentros incómodos para personas sin características o habilidades destacables.

“Veamos… ¿Qué tal si todos empiezan con su nombre, su rol y por qué quieren conquistar mazmorras? Creo que así es como nos presentamos nosotros también cuando formamos el grupo.” — sugirió Jin, volviéndose hacia el chico de cabello azul.

“Supongo que sí.” — respondió sin rodeos.

¿La razón por la que quiero conquistar mazmorras…?

Un ligero pánico se agitó en mi pecho. No tenía ningún problema en compartir mi nombre, y aún no tenía un papel en el grupo, así que eso no era un problema… Pero en cuanto a mis motivaciones, estaba perdido. ¿Por qué quería conquistar una mazmorra? ¿Por qué había aceptado unirme al grupo? ¿Era por dinero? ¿Por la fama?

No. No era nada de eso. La razón por la que me convertí en aventurero en primer lugar fue mucho más humilde. Verás, cuando Miya y yo éramos pequeños, sus padres nos contaban historias de sus días como aventureros. Miya siempre me miraba y decía: “Nosotros también deberíamos ser aventureros cuando seamos mayores!” — y yo me lo tomaba en serio. Eso era todo. Esa era toda la motivación que necesitaba. Así que no había manera de que se me ocurriera una respuesta respetable sobre la marcha cuando alguien me preguntara por qué estaba aquí…

Mi pánico debía de notarse en mi cara. Jin intervino y me ofreció una ayuda.

“De acuerdo, entonces vamos a ir en el sentido de las agujas del reloj empezando por mí. Tú puedes ir al final, Note.”

Fuu… Gracias a él, tendría tiempo para pensar antes de que me tocara a mí.

“Soy Jin. No tengo apellido, así que es sólo Jin. Soy el asesino del grupo. Y estoy aquí para dejar mi huella en la historia, supongo.”

¿Dejar su huella en la historia? Sus ambiciones eran completamente diferentes a las mías. Como, en un nivel completamente diferente. Quiero decir, él era un miembro de un grupo de alto nivel, después de todo. No había manera de que yo pudiera apuntar tan alto. No podía imitar eso para mí introducción…

“Bien, soy el siguiente.” — dijo el tipo de cabello azul mientras se ponía de pie junto a Jin — “Soy Force Granz, el líder de Arrivers. Mi razón para conquistar mazmorras es obvia. Estoy en esto por la fama, la fortuna y las mujeres. No hay más que decir!”

Vaya. Él, uh… Él realmente fue y dijo eso. Eso habría sido suficiente para avergonzar a la mayoría de la gente, pero lo dijo con tanto gusto… Espera, ¿Era esa una razón válida para bucear en las mazmorras? ¿En serio? Me hizo sentir como un tonto por pensarlo tanto.

Me volví hacia las chicas, que observaban a Force con miradas de resignada exasperación. De acuerdo, tal vez no era una razón válida después de todo.

“Precisamente por eso vas a estar soltero para siempre, Force.” — replicó la chica de la túnica de mago.

No parecía tener problemas para decir lo que pensaba…

“No lo entiendes, Erin. No soy sólo yo. Todos los hombres piensan así. ¿Verdad, chico nuevo? Admítelo. Tú también estás en esto por las mujeres, ¿No es así?”

Por favor, no me pongas en un aprieto así…

¿Realmente estaba buceando en la mazmorra… por una chica? ¿Era porque quería que Miya me viera de otra manera? ¿Porque quería gustarle a Miya?

No, eso no era realmente. La relación que tenía con Miya ya había terminado, y eso no se podía deshacer. Lo que se había roto nunca podría volver a su forma original. Aunque nos reuniéramos después de haberme hecho un nombre conquistando una mazmorra, las cosas nunca serían lo mismo.

“Me pregunto…”

Eso fue todo lo que pude murmurar en respuesta a la pregunta de Force. Sin embargo, por suerte, las presentaciones pasaron rápidamente.

“Mi turno es el siguiente.” — dijo la chica de la túnica de mago.

Era la que había venido a criticar a Force hacía un momento. Creo que la había llamado Erin.

Todos los Arrivers parecían bastante jóvenes, pero esta chica parecía la más cercana a mí en edad. Las finas coletas plateadas que le llegaban hasta la cintura eran su rasgo más notable. Su cara era más bonita, pero sus ojos rasgados y su expresión agria la hacían parecer bastante severa. Tal vez era realmente su lengua afilada la que me daba esa impresión…

“Me llamo Erin Fortlord. Para que conste, soy la maga del grupo. Estoy aquí para hacer lo que ningún hombre ha hecho antes para demostrar que soy la mejor maga del mundo.”

Como sospechaba, parecía un poco pétrea. También orgullosa. Su presentación se basaba en la idea de que era la mejor maga del mundo, después de todo.

Sentí una ligera aversión y una ligera sensación de celos. Nunca había tenido ese tipo de confianza en nada. Esta chica era el polo opuesto a un tipo débil y cobarde como yo. Tal vez por eso no me importaba oírla presumir, sinceramente…

Una vez que Erin terminó, todos se volvieron hacia la joven sacerdotisa que aún no se había presentado. La atención la hizo chillar y retorcerse de pánico.

“Adelante, Neme. Es tu turno de presentarte.” — animó Jin.

Entonces se puso de pie al otro lado de la mesa, con un gesto de nerviosismo, y tiró su silla hacia atrás con un estruendo.

“Soy Neme… Neme Pargin. Soy una s-sacerdotisa, y… um… Quiero conquistar mazmorras p-porque se dice que fueron creadas por Dios.”

Estaba sudando a mares cuando terminó su presentación. Sus mejillas estaban aún más rojas que su cabello castaño.

“¿Estás bien?”

Estaba preocupado por ella, pero…

“S-Si!”

Todo lo que obtuve fue esa respuesta nerviosa. Realmente no parecía estar bien…

“Escucha, Neme es muy tímida con los extraños, así que ten paciencia con ella hasta que te conozca.” — explicó Jin.

“Neme no es tímida! Neme sólo es un poco mala para conocer a la gente por primera vez.” — refutó inmediatamente la niña.

Por la forma en que le hablaba a Jin, parecía ciertamente que se sentía cómoda con la gente que ya conocía. Supongo que eso forma parte de la timidez. Qué niña más tierna…

“No te equivoques, chico nuevo.” — dijo Force — “Puede parecer joven, pero en realidad es mucho mayor que nosotros. Tiene 22 años. Prácticamente es una abuela.”

“¿Qué? Imposible!”

No pude evitar mi respuesta de asombro. Neme, sin embargo, agachó tímidamente la cabeza ante mi aparente sorpresa.

“Es verdad. Soy una enana, así que parezco más joven de lo que realmente soy… Ooh, pero tú, Force! Neme no es una abuela! Neme es una mujer joven!”

Era como una persona diferente con la gente que ella ya conocía. Definitivamente era tímida. Decidí aprovechar la oportunidad para disculparme.

“Siento haber levantado la voz, señorita Neme. Sólo estaba un poco sorprendido.”

Al oír eso, de repente empezó a temblar de alegría.

“Por fin, Neme tiene un discípulo que la adora…”

Bien, resultó que fue inesperadamente fácil de conquistar. Todavía podía sentir cierta distancia entre nosotros, pero estaba seguro de que disminuiría con el tiempo.

Sin embargo, mientras observaba a Neme con una sonrisa, Jin volvió a encauzar la conversación.

“Eres el último, Note.”

“Uh…”

Uh oh. Me había distraído tanto con Neme que me había olvidado por completo de las presentaciones. Todavía no tenía idea de lo que iba a decir. ¿Qué se suponía que debía hacer…?

Argh! Como sea. Iba a dejarme llevar por la corriente y decir lo que se me ocurriera! Todo saldría bien de alguna manera!

“Soy Note Athlon. Antes era… más un recadero que un aventurero, en realidad. Tengo una espada, pero soy prácticamente un principiante en su uso, así que dudo que sea de mucha utilidad allí. En cuanto a la razón por la que quiero conquistar mazmorras…”

No había planeado lo que iba a decir, así que lo que salió de mi boca acabó siendo la pura verdad.

Entre mi oscuro pasado y mi turbio futuro, sólo había una forma de articular mi vaga ambición. Un deseo que nunca había cumplido. Algo que nunca había sido capaz de poner en palabras.

“La razón por la que quiero conquistar mazmorras es… porque quiero cambiarme a mí mismo.”

Para cualquier otro, estaba seguro de que eso no tenía ningún sentido. Sin embargo, ninguno de los Arrivers se rio de mí o se burló. Porque, aunque todos tuviéramos nuestras diferentes razones, compartíamos el mismo objetivo.

“Gran presentación, Note. Una vez más, bienvenido a los Arrivers!”

Como alguien que siempre había estado buscando su lugar, escuchar a Jin decir eso me hizo realmente feliz.