Hazure Skill V1 C6

Modo Noche

Comienza el Entrenamiento

Al día siguiente, Jin me llevó al gremio de ladrones para registrar mi rol. En cuanto a mi mentor… Jin puso su propio nombre.

Jin era técnicamente un asesino, pero los asesinos eran esencialmente ladrones avanzados y especializados. Derivaban todas sus técnicas y habilidades de las artes básicas de los ladrones, así que Jin no tendría problemas para enseñarme.

Y así, con todo eso hecho, la preparación para mi entrenamiento estaba completa. El asunto de mi rol me había preocupado durante el último año, y verlo resuelto con tanta facilidad me dejó con una sensación inquietante que no podía describir. Lo único que podía hacer era enterrarlo en el fondo de mi corazón.

Seguí a Jin por el sendero de caza. Probablemente había elegido una ruta fácil a propósito. El sendero era firme y estaba bien trillado, por lo que seguirlo era bastante fácil.

Jin y yo nos encontrábamos en el bosque al norte de Puriff. Esa mañana habíamos completado el registro de mi rol y luego habíamos almorzado antes de dirigirnos hacia aquí. Mis ojos se dirigieron a los árboles que crecían abundantemente a nuestra izquierda y derecha, cuyos troncos eran tan gruesos como mis piernas.

A esto lo llaman bosque, pero no se parece en nada a los bosques a los que estoy acostumbrado…

Crecí en Changs, que se encuentra en el corazón de un bosque. Así que se podría pensar que estoy acostumbrado a los bosques… pero las plantas, los bichos y el aire aquí parecen diferentes. El bosque alrededor de Changs era más denso, más oscuro y más caótico. En comparación, este lugar parecía hospitalario. Supongo que estaba en las afueras de un pueblo bullicioso.

Justo cuando pensaba eso, Jin se detuvo. Seguí su ejemplo e hice lo mismo. Llegamos a un claro cubierto de hierba corta.

“Muy bien.” — dijo — “Estoy a punto de enseñarte Buscar Enemigo. Pero primero, Note… ¿Qué sabes de eso?”

“Es un arte que utilizan los roles de ladrón y los basados en ladrón que les permite detectar la ubicación de los monstruos.” — respondí con sinceridad.

“Eso es bastante correcto. Sin embargo, para ser más precisos, permite a su usuario detectar no sólo a los monstruos, sino también a los humanos y a otros seres vivos inofensivos.”

“Huh, ¿En serio? No lo sabía.”

“No es exactamente un conocimiento común. En general, Buscar Enemigo se utiliza principalmente para percibir criaturas hostiles, maliciosas o amenazantes. Percibir las inofensivas es un poco más difícil. Sólo la gente que refina suficientemente el arte puede hacerlo, por lo que la mayoría ni siquiera sabe que es posible.”

“Ya veo…”

Escuché a Jin con gran interés. Cuando terminó su explicación, dirigió su mirada hacia mí.

“Vamos a entrenarte hasta ese nivel, Note.”

“¿Eh? Eso es—”

Empecé a discutir, pero me detuve. Me sorprendieron las palabras que estaban a punto de salir de mi propia boca.

“Eso es imposible!”

Eso es lo que casi había dicho.

Maldita sea, ¿Qué me pasa?

A este paso, iba a ser la persona que odiaba para siempre. Nada había cambiado desde hace seis meses. Sacudí la cabeza, y Jin me consoló suavemente.

“No digas eso, Note. Estoy seguro de que lo conseguirás con práctica.”

“Sí, tienes razón. Lo intentaré. Entonces, ¿Cómo utilizo Buscar Enemigo?”

“Fuiste un aventurero antes, ¿Verdad? Así que tienes experiencia enfrentándote a monstruos, ¿No?”

“Bueno, sí…”

“Ahora, cuando te enfrentabas a esos monstruos, ¿Alguna vez sentiste una extraña especie de premonición? ¿Como ‘este está a punto de atacar’?”

Intenté recordar. Volviendo a mi época con Miya, cuando iba de grupo en grupo como un vagabundo. Por patético que fuera, en todos mis días como aventurero, siempre había estado en las líneas de retaguardia en espera.

Sin embargo, había sentido algo así antes. No era tan claro como lo describía Jin, pero había sido lo suficientemente fuerte como para llamar mi atención varias veces.

Cuando asentí en silencio, Jin continuó.

“Buscar Enemigo es como una extensión de ese instinto. En primer lugar, tomas la sensación que te produce un monstruo que está a punto de atacar y proyectas tu sentido hacia el exterior. Hazlo repetidamente y poco a poco serás capaz de detectar monstruos que aún no has encontrado pero que tienen el potencial de atacarte.”

“¿Y si domino eso, eventualmente seré capaz de detectar criaturas inofensivas también?”

“Exactamente. Un factor determinante en lo que se registra a través de Buscar Enemigo es el grado de amenaza que una criatura concreta supone para ti. Así que es el arte perfecto para que lo aprendas, Note.” — dijo Jin con una carcajada mientras movía la cabeza hacia un lado.

“¿Y eso por qué?” — pregunté.

“Porque ahora mismo no tienes mucha capacidad de combate, la mayoría de los monstruos suponen una seria amenaza. Eso debería facilitar la detección de los mismos con Buscar Enemigo y permitirte cogerle el truco a las cosas.”

“Eso no me emociona… aunque cuando lo pones así, tiene mucho sentido.”

“Perdona si he sido insensible. Pero, sinceramente, creo que es una ventaja maravillosa!”

“De todos modos, ¿Puedes enseñarme cómo se hace?”

El optimismo de Jin no me pareció especialmente tranquilizador, así que cambié de tema. Sin embargo, Jin me respondió con una sonrisa traviesa.

“De hecho, ya he activado Buscar Enemigo. Sólo que no se nota al mirarme.”

“Ya veo. No me había dado cuenta en absoluto…”

“Es un arte que no requiere de un gesto o frase particular para activarse. Empecemos a practicar acercándonos primero a un monstruo.”

Y así comencé a aprender las artes.

▼▼▼▼

A la mañana siguiente, acompañé a Force en su carrera diaria para entrenar mi resistencia. En las mazmorras, había veces que incluso los Arrivers elegían la huida antes que la lucha. Tenía que ser capaz de seguir el ritmo de todos cuando llegara el momento.

Era muy temprano, y Force aún parecía medio dormido cuando empezó a estirarse. También tenía un caso importante de cabeza de cama.

“Vamos a correr fuera del pueblo, así que quédate cerca.” — dijo — “No podrás defenderte si un monstruo te pilla rezagado, ¿Verdad?”

Nos dispusimos a dar una vuelta alrededor del perímetro de la muralla del pueblo. Eso significaba que estaríamos fuera de la barrera protectora del pueblo. Los monstruos eran, pues, una posibilidad muy real, y Force tenía razón — no podía defenderme.

Llevaba un año como aventurero. Mi trabajo principal había sido el de ‘mula de carga del grupo’, así que, aunque no tenía mucha experiencia en combate, al menos confiaba en mi resistencia. Nunca había sido capaz de seguir el ritmo de Miya y su velocidad mejorada por las habilidades, por supuesto, pero supuse que probablemente estaba a la par con Force.

Sí… Esa ilusión no duró ni treinta minutos.

“Wahahahaha! Maldita sea, esto es demasiado divertido!”

Force se agarró el estómago mientras se revolcaba de la risa. Se estaba riendo de mí, por supuesto. Pero ahora no tenía tiempo para enfadarme. Estaba demasiado ocupado frotándome las pantorrillas.

“¿Ser atacado por un monstruo mientras tienes un calambre en la pierna? Divertidísimo.”

En mi opinión, no era para reírse. Realmente había pensado que iba a morir…

Pero en verdad, no podía culpar a Force por reírse de mí. Al principio pude seguir su ritmo, pero la diferencia en nuestro entrenamiento se hizo dolorosamente clara alrededor de los diez minutos.

Ahora que lo pienso, ya había cargado mucho equipaje, pero nunca había corrido mientras lo hacía… lástima que me diera cuenta demasiado tarde.

Cuando me esforcé por seguir corriendo de todos modos, la pierna se me acalambró. Fue entonces cuando me atacó un monstruo, al que Force tuvo que ahuyentar.

“Realmente eres débil, Note…”

“…”

Quería discutir, pero no podía defenderme de la verdad. Era frustrante, pero tenía que soportarlo.

“Apuesto a que nunca has tenido una novia.” — bromeó Force.

“Cállate! Vete al diablo!” — grité.

“Vaya! Note se rompió!”

“¿Y qué si nunca he tenido una novia antes? ¿Qué hay de malo en eso? Además, no eres quien para hablar, ¿Verdad?”

Estaba despotricando antes de darme cuenta. Hay algunos lugares a los que simplemente no se va, amigo. Este era un tema delicado.

En mi caso, todavía no había superado la pérdida de Miya. Así que no era que no pudiera conseguir una novia; simplemente no quería una. Eso es lo que me decía a mí mismo. Pero… de alguna manera, cuanto más trataba de consolarme, peor me sentía.

“Cielos, lo siento. Culpa mía. Cálmate, hombre. Como hermanos de armas que somos, deberíamos unirnos y formar la Alianza ‘Desamor’.”

“¿Qué? No quiero tener nada que ver con esa alianza…”

“Únete ahora y no te cobraremos la cuota de entrada! No es necesario presentar una solicitud!”

“¿Sin solicitud? Eso significa que la gente es aceptada automáticamente, ¿No?”

“Eres muy astuto. La única manera de salir de esta alianza es encontrar el amor. Así que, si no quieres nada con nosotros, date prisa y búscate una novia ya.”

Force me dio una palmadita en el hombro en señal de lástima. Era un espadachín de primer nivel, pero su verdadero talento era presionar a la gente. En serio, era casi impresionante.

“No te preocupes! Encontraré el amor antes que tú, Force!”

“Oh, estás en ello! Te diré algo… hagamos las cosas interesantes. El último en conseguir una novia tiene que hacer lo que el ganador quiera.”

“Por mí está bien. Cumpliré eso.”

Honestamente, hubiera preferido hacer este tipo de trato con Miya. Después de todo, ¿No suele ocurrir que ambas partes se rían de cómo ha resultado un empate cuando se juntan al final?

Espera, ¿En qué demonios estaba pensando? No había manera de conseguir una novia así.

▼▼▼▼

Después de agotarme en una carrera matutina con Force, me esperaba una larga tarde de entrenamiento de Detección de Trampas y Desmontajede de Trampas.

Para practicar estas dos artes, me dirigía fuera del pueblo con Erin y Jin. En estos momentos nos dirigíamos a la puerta sur.

“¿Vamos a la mazmorra?” — pregunté.

“Así es.” — respondió Jin — “Detección de Trampas es similar a Buscar Enemigo, así que se aprende de la misma manera. Por eso te vamos a llevar a la mazmorra para que adquieras experiencia práctica. Algo así como lo que hicimos ayer.”

Escuchar eso hizo que mi cara se moviera un poco. La sesión de entrenamiento de ayer, como ves, fue un completo fracaso. No había aprendido nada de Buscar Enemigo. Es decir, no esperaba aprenderlo en un día, pero seguía siendo un fastidio.

Jin, sin embargo, pareció percibir mi malestar.

“Esto debería ser mucho más fácil.” — dijo tranquilizándome.

“¿Cómo así?” — pregunté, sin estar convencido.

No podía evitar el escepticismo. Era una afirmación muy atrevida.

“Porque vas a desmontar trampas.” — explicó Jin — “Cuanto más peligro encuentres, mejor aprenderás a protegerte. Eso, a su vez, facilita el aprendizaje del arte.”

“Espera un momento!” — grité, agitando las manos en señal de pánico — “Las trampas de la mazmorra me matarían!”

Era un hecho conocido que la mayoría de los novatos demasiado confiados en la mazmorra caían en las trampas. En realidad, los novatos con poca confianza también. Eso no me interesaba.

“¿Qué estás diciendo?” — preguntó Erin, poniendo los ojos en blanco — “Es obvio que vas a activar las trampas que hemos preparado. Las hemos hecho lo suficientemente débiles como para que incluso tú puedas sobrevivir a ellas, así que aprovecha esta oportunidad para practicar tu Detección de Trampas y Desmontaje de Trampas. Además, las verdaderas trampas no aparecen hasta mucho más adelante en la mazmorra.”

Quería preguntar una cosa: ¿Cómo iba a saber eso? Sin embargo, me callé. Preguntar sólo provocaría una pelea. Pero para que quede claro, no me eché atrás porque fuera un cobarde. Evité la confrontación porque sabía lo que me convenía. Confía en mí.

“Sí, lo siento. Puede que lo haya expresado mal.” — intervino Jin, tratando de calmar la situación.

Miré a Erin. Estaba mirando un cartel que colgaba de un puesto del mercado y que decía: ‘Sólo hoy: 10% de descuento!’ Al parecer, ya había perdido el interés por mí.

Estuve a punto de quejarme, pero lo pensé mejor. ¿Ves? Te dije que sabía lo que era bueno para mí.