Hazure Skill V1 C7

Modo Noche

Un pequeño progreso y un largo camino por recorrer

Tomé una profunda bocanada de aire frío. Sentí como si me ardiera la garganta. Frotándome los ojos, me quedé mirando la oscuridad que tenía delante. Ya estaba familiarizado con esta oscuridad. Llevaba diez días seguidos lidiando con ella.

Aunque estaba oscuro, la habitación no era completamente negra. Las paredes, el techo y la roca que había pateado con el pie izquierdo tenían un ligero brillo. Pero la visión no era lo que importaba aquí. Era algo parecido a la intuición. La oscuridad no era un problema cuando se tenía un sexto sentido en el que confiar.

Me detuve. Algo me decía que no debía dar un paso más. ¿Debía hacer caso a la advertencia?

Tenía que ser precavido. Mis instintos no siempre eran correctos. Me equivocaba una quinta parte de las veces, pero decidí confiar en mi instinto. Es lo que mi intuición me decía que hiciera, y le hice caso.

Me aparté con los pies. En realidad, no había necesidad de arrastrar los pies, pero así me sentía más seguro. Di un paso a la derecha y extendí la mano, haciendo contacto con la roca húmeda. Había chocado con la pared. Eso significaba que no podía avanzar más hacia la derecha.

Volví a respirar profundamente para enfriar mis pulmones ardientes.

No pasa nada. Puedo hacerlo.

Una vez que decidí eso, comencé a avanzar de nuevo.

“Tch.”

“Um, ¿Por qué estás chasqueando la lengua, Erin?”

“Porque estoy molesta.”

“¿Por qué te molesta que haya evitado la trampa correctamente?”

“Puse mucho trabajo en hacer eso, ¿Sabes?”

¿Qué clase de razón era esa? Casi quería discutir.

Habían pasado ya tres semanas desde que empecé a aprender las artes, y mi entrenamiento de Detección de Trampas iba viento en popa.

Parecía que Jin tenía razón después de todo. Después de caer en tantas trampas, estaba desarrollando un sentido para ellas. Por lo general, podía discernir su ubicación… aunque mi Desmontaje de trampas aún necesitaba trabajo. Empezaría a concentrarme en eso una vez que tuviera un mejor manejo de Detección de Trampas.

Por el momento, la práctica de desmontaje siempre venía después de la práctica de detección. Tomaba las trampas que había evitado con éxito y probaba a desarmarlas. Al principio, me limitaba a observar el trabajo de Jin e intentaba imitarlo. Por supuesto, no era tan fácil. Casi siempre metía la pata, lo que me llevaba a un mundo de dolor.

Había llegado al punto de poder desarmar las trampas más sencillas, pero las más complejas seguían estando fuera de mi alcance. Sin embargo, el progreso era el progreso.

“Tardé mucho en hacer esa ‘Trampa Eléctrica infernal Golpe Animado’. Al menos actívala correctamente.”

Qué nombre tan terrible…

Otras trampas que Erin había hecho incluían la ‘Zona de Horror de Slime Pegajoso’ y ‘Roca Rodante con la que Todos Sueñan’. Sin embargo, tenía que reconocerle el mérito de su sencillo sistema de nomenclatura. Al menos, siempre se podía saber qué hacían las trampas.

“Supongo que tendré que usar la trampa que hice especialmente para hacerte caer, Note…”

Nunca ocurría nada bueno cuando Erin decía cosas así. Estaba temblando ante la calamidad que se avecinaba.

▼▼▼▼

Un día, después de pasar la mañana practicando Buscar Enemigo, Jin me llevó al bosque al norte de Puriff.

Exhalando una respiración superficial, empecé a concentrarme.

“Puedo sentir tres delante, así como uno a mi izquierda y otro justo detrás de mí.”

“Suena bien. ¿Ya le has cogido el truco a Buscar Enemigo?”

Mi atención volvió a centrarse en mi entorno inmediato cuando oí la voz que me llamaba. Me giré para ver a Jin, que iba vestido de negro como siempre.

“Más o menos…” — respondí con incierta honestidad.

Era cierto que había avanzado un poco, pero sólo un poco. Me había costado mucho hacerme una idea de los enemigos que me rodeaban, pero por fin tenía una vaga idea.

Jin había mencionado casualmente al principio de mi entrenamiento que Detección de Trampas y Buscar Enemigo eran similares, así que no podía entender la desconexión. ¿Por qué Detección de Trampas era el único arte en el que mejoraba? ¿Por qué Buscar Enemigo seguía eludiendome? ¿Cuál era la diferencia?

La respuesta me llegó de repente cuando me estaba lavando el cabello en la bañera una noche. Era bastante sencillo, en realidad. La diferencia era que yo caía en las trampas. Experimentar ese peligro agudizó mis instintos de supervivencia y me despertó al arte. Eso fue todo.

Y no podría decir lo mismo de Buscar Enemigo. Estábamos tratando con monstruos reales, claro. También se habían acercado un par de veces, pero Jin siempre se deshacía de ellos antes de que supusieran un peligro real. Sospeché que esa era la diferencia clave que retrasaba mi progreso.

Una vez que me di cuenta de eso, el resto fue fácil.

Si quería progresar en Buscar Enemigo de la misma manera, tenía que estar dispuesto a ponerme en el mismo tipo de peligro. Por eso empecé a actuar como si estuviera solo. Ignoré el hecho de que Jin estaba allí y le pedí que ocultara su presencia lo más posible. En el mundo real, estaba muerto si no detectaba un monstruo. Ése era el tipo de peligro que me decía que corría.

Como resultado, empecé a desarrollar el sentido de la presencia de los monstruos. Ahora podía detectarlos en un radio de unos cien metros. Según Jin, una vez que fuera lo suficientemente bueno con Buscar Enemigo, sería capaz de percibir fácilmente a los seres vivos en un radio de un kilómetro de Mapeo, fueran o no hostiles.

Sabía que me quedaba un largo camino por recorrer para conseguirlo, pero a este ritmo, era concebible dentro de los próximos seis meses. Y eso era un alivio. Así que, con ese pensamiento aliviando mi mente, me adentré en el bosque para seguir entrenando Buscar Enemigo.

▼▼▼▼

El brillante sol de la mañana abrasaba mis pesados párpados. No había estado levantado el tiempo suficiente para calentar el aire, que me helaba los hombros. Todo mi cuerpo se sentía aletargado.

En cuanto a lo que hacía levantado a estas horas… Más de lo mismo. Mi carrera matutina con Force se había convertido en una rutina. Acabábamos de terminar nuestros ejercicios de calentamiento frente a la puerta del pueblo. Sin embargo, hoy había una cosa fuera de lo común. Teníamos una persona más con nosotros: Neme, que seguía frotándose los ojos con sueño.

“¿Por qué está Neme aquí otra vez?” — pregunté con curiosidad.

Pero no estaba preparado para la respuesta que me dio Force.

“A partir de hoy, cargarás a Neme mientras corres.”

“¿Eh?”

“¿Qué?”

Parecía que Neme estaba tan sorprendida como yo. Parecía perfectamente despierta de repente, con sus grandes ojos parpadeando con estupor.

“Recuerdas por qué estamos entrenando tu resistencia, ¿Verdad? ¿Para poder huir de los monstruos cuando lo necesitemos?”

“¿Sí?”

“Bueno, Neme es demasiado lenta para huir sola, así que Jin tiene que llevarla. Mira esas pequeñas piernas suyas. Puede correr todo lo que quiera, pero no llegará a ninguna parte con ellas.”

“Eso es cierto…”

“Qué grosero! Tengo unas piernas preciosas!”

Sí, la belleza no era el problema aquí. Por favor, mantente en el objetivo, Neme.

De todos modos, finalmente había llegado al punto de poder seguir el ritmo de Force en nuestras carreras. Pero, ¿Podría seguir haciéndolo mientras llevaba a una niña pequeña?

No estaba seguro, pero entendía por qué Force me lo pedía. No puse ninguna pega mientras me arrodillaba frente a Neme.

“Aquí vamos, Señorita Neme.”

Le hice una seña para que se subiera a mi espalda, pero Force me detuvo.

“No, así no. Tienes que llevarla así.” — dijo, haciendo la pantomima de echarse a alguien al hombro.

“¿Estás… hablando en serio?” — pregunté.

“Muy en serio.” — respondió — “¿Crees que vamos a tener tiempo para estas tonterías de llevarla a cuestas cuando estemos huyendo de monstruos?”

Es cierto.

Miré a Neme, que parecía estar acostumbrada a esto. No se inmutó en lo más mínimo.

Pero no importaba lo que Neme me pareciera, seguía siendo una mujer adulta. ¿Tenía que pedirle permiso antes de levantarla? Aquí era donde mi falta de familiaridad con las mujeres realmente jugaba en mi contra.

Sin embargo, si dudaba demasiado, me esperaba algún comentario sarcástico de Force. Quería evitarlo, así que cerré los ojos y coloqué con decisión mis manos alrededor de la cintura de Neme.

Vaya…

Había un suave calor en ella que no se parecía al que se siente en una chimenea. Supongo que era diferente para la gente que tenía amantes, pero los humanos tienen sorprendentemente poco contacto físico con los demás de forma habitual. De hecho, en todos mis años de vida, era la primera vez que estaba tan cerca de alguien. Eso… me ponía un poco nervioso. No, eso era mentira. Estaba realmente nervioso.

Puse un frente valiente y me levanté. Me tambaleé un poco, pero corregí mi equilibrio rápidamente. Neme era inesperadamente pesada. Era pequeña, pero evidentemente seguía teniendo el peso de una persona.

Empezaba a preocuparme si podría correr con ella al hombro, pero ya era demasiado tarde para dudar. Force ya le había dado la espalda al sol y había echado a correr. Fue lo suficientemente considerado como para ir un poco más lento de lo normal, pero aun así tendría que perseguirlo para alcanzarlo.

Me armé de valor y puse un pie delante del otro.

Varios minutos después, todos nos detuvimos en circunstancias imprevistas. Reflexioné sobre mi fracaso mientras frotaba la espalda de Neme, tratando de reconfortarla.

Verás, llevar a alguien así era un reto. Uno que había subestimado. Me imaginé que sería como correr con una bolsa de harina al hombro, pero en realidad, Neme se retorcía mientras me movía, cambiando mi centro de equilibrio. Estuve a punto de dejarla caer más de una vez.

Y como intenté tratarla como un saco de harina mientras corría, acabé sacudiéndola con violencia. Ella no podía soportar tanto ser sacudida hacia arriba y hacia abajo en mi hombro…

Así fue como terminamos con esta trágica escena: Neme en cuatro patas, jadeando. No entraré en detalles por su bien.

“No más… urgh… todavía me siento horrible… no quiero que me vuelvan a cargar…”

Me sentí realmente mal. Usé mi pañuelo para limpiarle la boca, pero me miró con lágrimas en los ojos.

“Lo siento…”

Lo único que pude hacer fue disculparme. Según Force, esto nunca ocurría cuando Jin la llevaba en brazos. Otro recordatorio de lo impotente que era.

Y eso era sólo el comienzo de mi día.