Horror Joyuu V1 C1 – 1

Modo Noche

Teatro 1 — 1

 Apertura


Edificio abandonado (Noche)

La chica corriendo.


“Haa… haa… haa…”

Una chica corrió dentro de un edificio abandonado. Las bonitas ropas que llevaba estaban hechas jirones con restos de sangre roja oscura aquí y allá.

“¿Para qué? ¿Por qué?”

Su respiración era agitada, y mientras sostenía un brazo colgando sin fuerzas, la chica miraba hacia atrás como si estuviera gimiendo.

“Hiroshi, Akira y Emiko, todos murieron! ¿Todavía no se ha disipado tu resentimiento?”

Pronto, los gritos, el luto, esos sentimientos amargos llegarán a su fin.

“… ¿Un callejón sin salida? ¿Por qué?”

Una pared negra obstruía el camino de la chica, entonces golpeó débilmente la pared. Un insidioso escalofrío se deslizó por su columna vertebral. Su cuerpo, que debería haber estado caliente debido a sus movimientos, se enfrió y se puso rígido por la inevitable realidad que tenía ante ella.

—Paso, paso, paso.

La chica lanzó un grito insonoro cuando el sonido de los pasos que caían llegó a su oído. Aunque comprendió que gritar no tenía sentido.

—Paso, paso, paso.

Sacudió la cabeza y golpeó la pared como si su vida dependiera de ello, y la sangre resbaló por sus uñas rotas.

—Paso, paso, paso.

“No, no, no, no, no quiero morir así. No quiero morir.”

Las pupilas de la chica se tiñeron de desesperación mientras miraba hacia la fuente del sonido. En el edificio abandonado iluminado por la luna, no había ni siquiera la sombra de una persona.

Sin embargo, aun así, parecía que algo se acercaba.

—Paso, paso, paso.

“Uwaaaaaa, nooooooo!! No vengas, no vengas!”

El sonido

—Paso.

Se acercaba

Paso.

A ella.

Paso.

Paso.

Paso.

Paso.

Paso.

“¿Hhhhuh?”

Finalmente, el sonido cesó.

Como si ese sonido no hubiera existido desde el principio, sólo el sonido de su propio jadeo y respiración llenó la silenciosa habitación.

“¿Me ha… perdonado?”

La chica dio un suspiro de alivio y se hundió en el suelo.

Su voz era tranquila, pero sin duda recuperó la compostura.

En.

Su hombro.

—■■■■■a.

“%&*#(@&”

Resonó un ‘sonido’ inimaginable en este mundo.

“Corte!!!”


Edificio abandonado (Noche)

Las luces se encienden. Kirio Tsugumi se recoge el cabello.


La iluminación del decorado iluminaba el escenario. Le tendí una mano a mi colega actriz que estaba recuperando el aliento frente a mí. Tal vez porque aún no había salido de su papel, pero recibió mi mano con la cara acalambrada.

“Gracias por tu duro trabajo.”

“S-Sí, gracias por tu duro trabajo. Tsugumi-san.”

Cambiar inmediatamente mi comportamiento después de la grabación es un mecanismo de autodefensa que viene de la experiencia. Si no lo hago, mi compañero intérprete será hospitalizado por insomnio y me echarán la culpa a mí.

Merece la pena ser recordada como una conocida actriz de terror, pero no es que quiera convertirme en un espíritu maligno.

“Hombre, hoy también estuvo bien, Tsugumi-chan!”

“Muchas gracias, director.”

Después de saludar al personal, me dirigí a mi siguiente lugar de trabajo. Han pasado rápidamente 17 años desde que entré en el mundo de la actuación en mi adolescencia. Me he hecho un nombre como actriz de ‘terror’ en esta industria.

Al principio me gustaba el terror, así que no tengo reparos en el statu quo actual. Por supuesto, he pensado en el hecho de que sólo consigo trabajos relacionados con el terror, pero en cierto sentido, también debería estar satisfecha.

Me gusta el terror japonés, pero mi lema es hacer cualquier cosa si recibo el papel. Mi objetivo era llevar el miedo de la gente en Hollywood. No estoy insatisfecha, pero tampoco estoy satisfecha.

“Kirio-san, iremos a la siguiente ubicación en coche.”

“De acuerdo.”

Mi gerente exclusivo me indicó que entrara, luego subí al coche negro. El cabello negro que se había dejado crecer para mi papel tuvo que ser metido en una peluca para mi próximo trabajo. Al fin y al cabo, mi siguiente papel era un cadáver quemado en movimiento.

Hice una última comprobación mientras abría el guion en el sitio. No tengo un papel que requiera que hable, pero necesito saber qué van a decir los otros actores. Creo que me bastará con leer sólo la ambientación, pero de todas formas aún tengo tiempo, así que lo revisaré. Ah, por cierto, la próxima vez actuaré con Sakura-chan. Hace tiempo que no la veo, pero espero que esté bien.

“Ah.”

Como estaba tan concentrada, tardé un poco en reaccionar. La cara deformada del director, llena de miedo, se reflejó en el espejo retrovisor. Delante de mí había un conductor dormido —abrazando su volante— conduciendo un gran camión.

(Esto definitivamente va a ser utilizado como una maldición en una película de terror.)

En medio del dolor ardiente y el impacto de todo lo que se aplastaba.

Lo que me vino a la mente, es que estaba metida en una película de terror hasta el final.