Horror Joyuu V1 C1-2

Modo Noche

Teatro 1 — 2

Escena 1


Interior (Mediodía)

Iluminación fluorescente. Cinco niños actores están alineados uno al lado del otro.

Una niña de cabello plateado suspira.


¿Qué es el miedo? ¿Qué significa disfrutar del miedo? Eso es algo que siempre me he preguntado desde que me involucré con el horror. Por eso, aunque sólo sea mi teoría particular, creo que esas dos preguntas son dos caras de la misma moneda.

El miedo es que todo lo que duró hasta ayer se destruya, y que ese ayer sea hoy. Disfrutar del miedo es darse cuenta de que el hoy es una prolongación del ayer, pero diferente al ayer.

¿Qué es lo que quiero decir?

“Asashiro Julia, seis años! Encantada de conocerte.”

“Yuugao Mimi, seis años. Haré lo que pueda. Encantada de conocherte*. Ah.” (NT: Se mordió la lengua~)

“Yoruhata Rin, seis años. Encantada de conocerte.”

Anunciaron alegremente las tres chicas que estaban a mi lado. Las tres tienen su propia personalidad: el tipo animado, el tipo tranquilo y el tipo genial. Había muchos participantes además de estas niñas, pero creo que sólo estas tres parecían saber lo que estaban haciendo.

En esta etapa, todos empiezan siendo mediocres. Pienso en ellas como ‘se han arreglado, qué admirable’, o como ‘ohhh, qué bonita’, pero nada más que eso. Sin embargo, si tuviera que exponer una queja.

“Bueno, entonces, ¿Podrías hablarme de ti?”

Era un hombre con barba que me mostraba una sonrisa que demostraba que le gustaban los niños. Parecía viejo debido a su barba, pero lo más probable es que fuera uno de los pocos jóvenes directores famosos. Aunque su rigor no se podía ver ahora mismo, lo había notado.

Después de todo, por mis muchos años de contacto con la gente, había quienes tenían la misma llama inextinguible dentro de sus ojos. Hubo un tiempo en el que hice temblar a todos y a todo en… pero dejemos eso de lado.

Al igual que los demás participantes, me enfrenté a él y di un paso adelante. En ese momento no era una actriz de terror. En ese momento, di un paso adelante, cargada con las expectativas de mis padres. Soy inexperta — es cierto, soy una niña pequeña después de todo.

“Sorahoshi Tsugumi, cinco años. Encantada de conocerlo.”*

(NT: Si bien en ingles todas usan el mismo saludo, al revisar la raw me di cuenta que Tsugumi usa un lenguaje formal que no va de la mano con su edad, por ello su dialogo usa el ‘Conocerlo’ que es más formal que el ‘Conocerte’.)

Cuando me incliné cortésmente, pude ver que mis padres, que estaban observando, se emocionaban profundamente. Como de costumbre, mis cariñosos padres estaban preocupados, pero no es como si pudiera agitar mi mano para saludarlos, así que espero que me perdonen sólo con el contacto visual.

Sorahoshi Tsugumi, antes Kirio Tsugumi.

En serio, ¿Por qué termino así?

El espíritu de actriz que cultivé durante muchos años fue sofocado por mi pequeño suspiro.


Habitación de Hospital (Mediodía)

Encima de la cama.

Monólogo de Sorahoshi Tsugumi.


Cuando me desperté, me envolvió una sensación que me era familiar. Las sábanas blancas, las cortinas beige, el techo blanco y las bolsas de suero que capté en el borde de mi vista. Nunca me ocurrió desde que me hice famosa, pero sí de vez en cuando durante mis inicios, cuando me derrumbaba por exceso de trabajo. Mi casa era una mierda, lo mires por donde lo mires. Además de la falta de alimentos, trabajaba demasiado.

Cuando miré a mi alrededor, encontré un montón de cosas alrededor de la cama, como muchas grullas de papel, papeles de colores, frutas, muñecos, etc. Me pregunto de dónde habrán salido. Supongo que los muñecos son de una película de terror japonesa.

(¿Dónde está el timbre para llamar a la enfermera…?)

Al extender mi brazo hacia el borde de la cama, de repente me di cuenta de una visión extraña. No, no, no puede ser eso, dame un momento. Soy una mujer que cooperaría con el ‘black one*’ si es para una película de terror. (NT: Es un juego jugado mayormente por asiáticos que consiste en golpear en el brazo al rival gritando ‘Black One’ cada que ven a alguien de color. Aunque probablemente no se refieran a esto… así que igual estoy perdido.)

¿Qué vas a hacer si tiemblas así? Con estos pensamientos caóticos, no había forma de mantener la calma.

Después de todo, quiero que intentes imaginar. El (Si acaso, estaba perdiendo su elasticidad) brazo que estaba acostumbrada a ver se había convertido en un pequeño, suave y juvenil brazo blanco puro.

(Por qué esto… no, en primer lugar.)

Guion.

Camión.

Ser aplastada.

¿Qué pasó después de eso?

(Si esto fuera una película de terror, ¿No me perseguiría un destino de muerte*?) (NT: Referencia a Destino Final.)

El repentino flashback de la escena me produce un leve dolor de cabeza. ¿Es posible que haya muerto alguna vez? Si es así, ¿Soy yo de niña? ¿Tenía yo una piel tan bonita y blanca? Sin embargo, me siento desnutrida como si fuera un árbol muerto.

¿Cómo es mi cuerpo ahora en comparación con eso? Blanco. Elástico. Sentí que estaba un poco flaca, pero no me importa. ¿Podría ser eso? ¿El llamado ciclo de renacimiento mencionado en el budismo? ¿Yo? ¿Una atea sin religión, y que ha estado interpretando el papel de un espíritu maligno blasfemo o un dios maldito? Eso es ridículo. Es una historia de terror, ¿No?

“—”

“—”

“—”

Entonces, de repente, escuché una voz. ¿Me pregunto de quién es la voz? Era una sensación extraña, como si me resultara familiar, pero no lo era. No sé, sin embargo, ¿Cómo lo digo? ¿Se siente como si mi cuerpo lo recordara?

Mientras escuchaba ligeramente, la cortina se abrió de repente. Lo que vi allí fueron un hombre y una mujer hermosos que eran un festín para los ojos. La mujer era, en efecto, una belleza yamato nadeshiko* con un cabello negro brillante que sobresalía por encima de su frente y una piel clara. Sus mejillas manchadas de lágrimas estaban bastante enrojecidas. El hombre era un tipo de belleza diferente. Cabello plateado y ojos azules. Tenía la nariz recta y era alto. Parecía haber salido de una escultura. (NT: Yamato Nadeshiko es la manera de referirse al estándar de belleza perfecta para una japonesa.)

(Umm, quién era este de nuevo—)

“¿—Papi, mami?”

Antes de que mis pensamientos pudieran llegar a una conclusión, una hermosa voz salió de mi garganta, similar a una campana sonando. Tal vez, ¿Podría ser esta mi voz? No, si tuviera una voz tan bonita como esta, susurrar el horror debería ser fácil… espera, no es eso.

Al oír mi voz, mis padres — supongo que son mis padres — me miraron con asombro. Luego, se abalanzaron sobre mi cama como si su vida dependiera de ello y pusieron su mano pálida en mis mejillas.

“¿Estás despierta? Ahh, esto es genial, mi Tsugumi.”

“Tsugumi… me preguntaba qué pasaría en un momento dado. No puedo soportar que mi ángel deje este mundo.”

Lo más probable es que mis padres estuvieran derramando sus lágrimas constantemente. Incluso si están llorando, es una imagen perfecta. Increíble.

“Yo… ¿Qué?”

“Tsugumi, te has resbalado por las escaleras y te has caído. Nada menos que 13 escalones!”

Es como esa famosa historia en la que están bien después de 97 escalones. No, yo moriría por eso.

“Después, seguiste durmiendo durante tres días. Mira, Minako se abrumó con la preocupación y dobló mil grullas.”

Esas grullas de papel fueron dobladas por (Probablemente) mi madre. Increíble.

No, no, no, ese no es el punto. No puedo evitar confundirme y perder el hilo. Sin embargo, supongo que tendré que aceptarlo habiendo llegado hasta aquí. Si cierro los ojos y trato de recordar, ciertamente, están los recuerdos de este cuerpo. Es decir, en términos de gusto y personalidad, esta chica es, con toda probabilidad, yo. Supongo que es una reencarnación de mí misma, que vive como yo, aunque no tenga recuerdos. Sólo puedo dar las gracias a mis padres por haberme querido como es debido, aunque debo haber sido una niña extraña.

“Entonces, ¿Hay algún lugar que te duela? Mi ángel.”

“Nu-uh.”

“Eso es genial. Ahh, voy a llamar al médico.”

No, pero, ¿Qué pasa? No puedo, mi cerebro no está funcionando bien de ninguna manera. Tal vez sea la reacción de recordar mis recuerdos, pero me siento algo febril.

“¿Tsugumi?”

“Me… voy a dormir.”

Sin embargo, me aseguré de decirles que no se preocuparan por mí. Después de decir eso, mi conciencia se desvaneció, ahogándose en la cálida oscuridad.


Habitación del Hospital (Mediodía)

Maxwell (Padre) responde a Minako (Madre).


“¿Cariño? ¿Cómo está Tsugumi?”

“Está durmiendo. Parece que tiene un poco de fiebre.”

Exhalé suavemente frente a nuestro ángel dormido en la cama. Me dolía el corazón al mirar a Tsugumi, que nos había sonreído con tanta valentía después de todo lo que había pasado.

“Siempre fue una niña inteligente. Probablemente tuvo en cuenta nuestros sentimientos.”

“Sí, tienes razón, querido. Tsugumi es nuestro ángel, por qué este tipo de…”

“No digas más, Minako. No quiero que te preocupes por ello. Después de todo, eres mi diosa.”

Al mismo tiempo que planté un beso en la frente de Minako, que estaba deprimida, el médico llegó tarde. El anciano es la persona en la que más confianza tenemos. Nos inclinamos en silencio, le contamos la situación y luego nos dirigimos a la esquina de la habitación del hospital.

“El hecho de que se haya despertado significa que probablemente esté bien. Sin embargo, seguiremos manteniéndola hospitalizada durante esta semana y vigilando su condición.”

“Sí, muchas gracias.”

Después de ver que el doctor se iba, me acurruqué junto a Tsugumi. Su cara es muy parecida a la de Minako, una japonesa, y es muy linda, pero su cabello y sus ojos son parecidos a los míos, cabello rubio platino con ojos zafiro. Para nosotros, es un ángel adorable, pero aparentemente, para las masas, parece ‘diabólica’.

Su rostro es hermoso y encantador, y su piel y sus ojos parecen haber perdido su color. La fragilidad y fugacidad de su rostro, que parece derretirse si la tocas, atrae a cualquiera. Hasta el punto de que las polillas atraídas por la luz de la luna se olvidan de sí mismas.

Ojalá no hubiera elegido a su profesora particular sólo por su educación. Pensé que, si era del mismo sexo, no pasaría nada raro, pero no esperaba que la empujara por las escaleras.

“Contratemos sirvientes sólo con referencias de alguien más confiable.”

“Bueno, entonces, ¿Deberíamos contratar a uno de la familia principal de los Sorahoshi?”

“Tienes razón. Tengo conexiones que puedo usar allí. Es por el bien de Tsugumi después de todo.”

“Sí. —Hagamos todo lo que podamos para asegurarnos de que nuestra adorable niña no salga herida, Querido.”

“Ahh.”

Por lo tanto, Tsugumi, por favor sigue sonriendo inocentemente para siempre.

Para ello, conseguiré lo que quieras.

No importa el método que tenga que usar.

Así es, cuando acaricio a Tsugumi, puedo sentir que mi corazón se agita con deleite.

Por favor, le deseo felicidad en su futuro.