Horror Joyuu V1 C1 – 3

Modo Noche

Teatro 1 — 3

Escena 2


Reminiscencia: Edificio de estilo occidental (Noche)

El rostro de una mujer de mediana edad queda oculto por la luz del atardecer.

Tsugumi persigue a esa mujer.

Fin de la reminiscencia → Habitación de hospital (Noche)


«Qué bonita.»

«Qué adorable.»

«Qué dulce.»

«Qué…»

«Qué…»

«Ohh, ohh, Tsugumi-sama. Por favor, sé mía.»

«¿Qué debo hacer? ¿Cómo puedo hacer que me sonrías?»

«Ahh, es cierto. Si pudieras vivir en mi mundo.»

Una mujer con una sonrisa loca en la cara me persiguió, no sabía nada. Mientras me perseguía hacia las escaleras, ella empujó mi cuerpo. Su sonrisa loca era algo para contemplar. Ella tiene el talento para actuar como una actriz ‘Loca’.

Ella era… sí recuerdo bien… Era mi tutora particular. Una tutora que mi padre arregló para mí. Era una profesora concertada para mí con el fin de prepararme para un evento del que nunca había oído hablar en mi vida pasada — los exámenes de acceso a la escuela primaria. Era una tutora veterana de una famosa universidad que lleva 30 años estudiando. Al parecer, tenía preferencia por las niñas potenciales (shoujo), y se enamoró de Sorahoshi Tsugumi, una encantadora belleza escandinava, y se metió en un lío. Por lo tanto, debe haber sido una carga bastante razonable para mi personalidad infantil, reviviendo mis recuerdos de mi vida anterior. Mala suerte.

Gracias a la fiebre que me sobrevino y a mi sueño profundo, pude ordenar mis recuerdos. Abrí los párpados como si me despertara de una ensoñación y vi el techo blanco por segunda vez.

«Yaw…n.»

Al bostezar con fuerza, el suero se interpuso inevitablemente. Hmm… Se me da bien ponerme a cuatro patas en posición de puente con la intravenosa puesta, pero tendré problemas si me encuentran haciendo eso. Tendré que dejar de hacer ejercicio ligero.

Me sentiría culpable de utilizar el botón de llamada a la enfermera sólo para pedir que venga alguien. Con impotencia, miré alrededor de la cama y vi un precioso calendario. Parecía que al yo de esta vida y al yo de mi vida anterior nos gustaban los mismos animales. Vi una bonita estampa de una serpiente, un cuervo y una rana. Mamá y papá, siento que me gusten animales tan siniestros.

«Ahora que lo pienso, ¿Me pregunto en que año estoy? — 2020… ¿Eh?»

El nombre de la era… Reiwa, ¿Qué es eso? ¿Qué hay de Heisei? Bueno, incluso en mis recuerdos de esta vida, pensé que los televisores eran bastante delgados y los móviles eran terriblemente pequeños, pero ya veo, han pasado 20 años… Si ha pasado tanto tiempo desde que estaba viva, mis conocidos y amigos deben ser viejos o tener una edad decente. Yo, bueno, tampoco he sido nunca muy joven.

Si es así, me pregunto qué ha pasado en la industria del terror. Si digo que me gustan las películas de terror que fueron famosas en mi época, me pregunto si se burlarán de mí por ser una boomer*. (NT: Persona nacida tras la Segunda Guerra Mundial.)

«Quiero ver televisión…»

No es sólo el terror. ¿Cuánto han avanzado los móviles? ¿Y qué hay de Internet? ¿Y el VHS? Un mundo que no conozco. Qué divertido sería llenarse de entretenimiento con un sentido de valores que no comprendo. Me pregunté qué emocionante sería poder entrar en contacto con películas que se han desarrollado y evolucionado a lo largo de los años.

Rebusqué en mi cama y encontré unos cuantos libros ilustrados. Los cuentos de hadas de Grimm, Andersen y Shakespeare. Todos ellos eran obras maestras que habían pasado a mi generación. De entre ellos, abrí un libro ilustrado que cogí al azar. Sabía que la única forma de contener mi emoción era a través del teatro.

«La Bella Durmiente. Mhm, esto es bueno.»

Me parece repulsivo llamarme a mí misma belleza, pero al principio sólo estaba durmiendo. Aunque se me da bien meterme en mi papel, si hay un escenario en el que es fácil meterse, no hay nada mejor que eso.

Soy una princesa durmiente. Una bruja malvada me maldijo el día de mi cumpleaños y me hizo dormir durante cien años. Entonces aparece un príncipe, y con su beso, despierto maravillosamente.

«[¿Me has besado?]»

Puse mi mano en la mejilla del príncipe, y él me devolvió el apretón.

«[Una bruja me había maldecido obligándome a dormir]»

Me quejé ligeramente ante su amable mirada.

«[Fue una maldición solitaria, helada y cruel]»

Cuando el príncipe vio la pena en mis palabras, dijo:

«No tienes que preocuparte más. A partir de ahora, te protegeré.»

«[Sí]» — le dije al hermoso príncipe. Mis labios temblaron, y me entregué con alegría y amor. La felicidad llenó mi corazón, y abracé el amanecer como un rayo de luz que brilla a través de la oscuridad de mi corazón.

«—Es mi ángel.»

De repente, una voz me llamó, y me salí de mi papel. Sin siquiera tener tiempo de pensar que ser una heroína no era lo mío, un hermoso hombre conocido se arrodilló ante mí.

«Ohh, Tsugumi, mi ángel. ¿A quién vas a conquistar con esos preciosos ojos tuyos?»

Es el tipo de persona que moriría si diera un nombre al azar. Como pensé que eso sucedería por alguna razón, me decidí por algo seguro.

«Papá y mamá!»

«Bueno, bueno, ¿Ya fui cautivada por Tsugumi? Toma, abrazooo—»

Mi madre apareció detrás de mi padre y me dio un abrazo. Mi padre se quedó sorprendido, pero se levantó fácilmente y se unió al círculo.

«¿Estoy soñando ahora mismo? ¿Mi diosa y mi ángel están jugando juntas de una manera tan encantadora? ¿Me dejan participar?»

«Hehe, ¿Qué debería hacer? ¿Qué piensas, Tsugumi?»

«Hehe, te daré un permiso especial!»

«Ohh, querida. Oh, qué amables son al mostrar tanta preocupación por alguien como yo… Ahora, ¿Me darían también su abrazo de ángel?»

«Claro!»

Me pregunto si esto es lo que siente un niño inocente. No creo que sea así, pero tampoco es que actúe el cien por cien de las veces. Aunque trato de no mostrar mi timidez, mi deseo de jugar con mis cálidos padres es algo que desborda desde lo más profundo de mi ser.

Después de todo, fui una niña maltratada en mi vida anterior. Justo cuando mi violento padre falleció, mi madre me abandonó. Si mis abuelos no me hubieran salvado, habría muerto. Justo cuando estaba a punto de dedicarme a la actuación y apoyar a mis abuelos, ellos fallecieron tranquilamente. Era cierto que anhelaba tener una familia.

«No obstante, esa actuación fue realmente maravillosa. ¿Quizás Tsugumi quiera dedicarse a la actuación?»

Cuando me preguntaron, pensé por un momento. Seguro que ahora hay muchas más opciones que en mi vida anterior. ¿No sería un desperdicio no probarlas? Ese tipo de pensamientos pasaron por mi mente.

Sin embargo, esos pensamientos quedaban ahogados por el impulso desbordante de mi corazón. Todavía quería ser actriz. Quería cumplir mi sueño de convertirme en una actriz que infundiera miedo a todos en Hollywood, algo que no pude conseguir en mi vida anterior.

«Mhm.»

Por lo tanto, no me arrepiento de cómo he contestado. Estoy segura de que me dejarán tomar clases de interpretación. Si estudio ahora, si me entreno ahora, ¿Cuánta habilidad podré obtener? No pude evitar emocionarme con sólo pensarlo.


Habitación de hospital (Noche)

Padre se asoma a la cama a través del hueco de la puerta.

El sol poniente golpea la cara de padre desde el lado que mira a Tsugumi.


«[¿Me has besado?]»

La cama de la habitación del hospital parecía una cama cubierta de espinas.

«[Una bruja me había maldecido obligándome a dormir]»

Ojos húmedos. Las palabras que hilaba. Casi simpatizaba con el dolor, como si la cortara.

«[Fue una maldición solitaria, helada y cruel]»

No pude escuchar la voz del príncipe. Aunque debería haber sido así, tuve una parpadeante alucinación visual del hermoso príncipe tomando su mano.

—No tienes que preocuparte más. A partir de ahora, yo te protegeré.

No debería haber sido capaz de oírlo, pero resonó como si siguiera mi compasiva alma.

«[Sí.]»

Entonces, las palabras tan esperadas fueron dulces e hipnotizantes.

«Una bruja tonta. Atándola a su sueño y luego dejándola de lado.»

«Estoy seguro… que esa no es la intención de la historia, Minako.»

Minako se asomaba al otro lado de la habitación del hospital. Volví en mí ante las palabras de Minako.

«La bruja estaba celosa, ya ves. La bruja estaba celosa de la belleza de Tsugumi.»

«Hehe, si quieres hacer de nuestra Tsugumi la protagonista, eso arruinaría la historia. Sería una tontería dejarse llevar por la belleza y la fealdad. Si te enfrentaras a Tsugumi, te darías cuenta de que sólo eres una hormiga insignificante.»

«En eso no hay duda.»

Tsugumi era ajena a nuestras armoniosas bromas de marido y mujer. Por eso, cuando le dirigí una mirada a Minako, ella sonrió y dio un paso atrás.

«Pero ha sido una actuación realmente estupenda. ¿Acaso Tsugumi quiere actuar?»

Después de algunos intercambios, le pregunté a Tsugumi. Entonces, Minako comprendió mis intenciones y asintió.

Si decías que no, entonces te llevaríamos al mejor festival de cine. Así no te aburrirías con el placer de verlas.

Si decías que no sabías, te observaríamos y veríamos a dónde ibas. Para que puedas volver a elegir en el futuro.

Sin embargo, si asientes…

«Mhm.»

—Voy a preparar el mejor escenario para ti. Para que mi ángel brille en la gran pantalla.

¿Te gusta? Apóyanos en Patreon!