Ankoku Kishi C68 – 1

Modo Noche

Capítulo 68: Bajo la luz de la luna.

—Caballero Oscuro, Kuroki—

«Ya veo… así que eso es lo que pasó, huh.»

«Sí… Su Excelencia, Diehart. Definitivamente nunca pensé en traicionar a Nargol.»

Yo, en la forma del Caballero Oscuro recibí tal informe de Zeal. Él sabía de mí a pesar de no haberme visto nunca cara a cara. Parece que yo era bastante famoso.

Zeal se arrodilló frente a mí.

Zeal era un sátiro de tipo oscuro. La apariencia de un sátiro oscuro era más parecida a la de una cabra que a la de un sátiro normal. También tenían el pelo negro.

Eran los familiares de Loughas, el subordinado de confianza del Rey Demonio, Modes, y la mayoría de ellos viven en Nargol.

Aunque Loughas a menudo aparecía como un anciano con cuernos creciendo en su cabeza, su verdadera figura era la de una cabra con alas creciendo desde su espalda.

La fuerza de un sátiro oscuro era sólo inferior a la de la raza demoníaca — la más fuerte de Nargol — y más poderosa en términos de maná y fuerza física en comparación con los sátiros marrones y blancos. Por esa razón, se les considera demonios menores junto con la raza de los hombres lagarto y la raza Kale, cuyo poder era igual al suyo.

La mayoría de ellos eran los antiguos subordinados de Ulbard. Fue enviado a esta región para vigilar los movimientos del dios maligno Labrys.

Ulbard me ha hablado un poco de Zeal antes de llegar a esta región. Además, también me había dicho que, en algún momento, Zeal había cesado toda comunicación con Nargol y su paradero en ese momento era desconocido.

La razón era simplemente porque Zeal estaba en connivencia con Atlankua, la compañera del dios maligno Labrys.

Aunque Zeal era bastante poderoso entre los subordinados de Ulbard, su capacidad de sigilo era escasa, por lo que fue descubierto por Atlankua. Atlankua, que había descubierto la existencia de Zeal, se acercó entonces a éste para hacer un trato.

Zeal no tenía ni idea de que Atlankua era la compañera de Labrys. Parece que divulgó la información interna de Nargol a Atlankua. Gracias a ello, Labrys había logrado escapar del ámbito de observación de Modes y había construido su propio país de marionetas en la superficie.

Al parecer, Zeal no se dio cuenta de esta cara hasta más tarde, por lo que se escondió por miedo a la ira de Ulbard cuando éste descubrió su implicación en el asunto. Así, Zeal se escondió en casa de Atlankua.

Naturalmente, Modes envió su grupo de búsqueda, pero aún no encontraron a Zeal.

Además, Nargol no pudo continuar la búsqueda ya que la batalla con Rena se intensificó. Así, el paradero de Zeal había permanecido desconocido.

Hasta que finalmente descubrí el paradero de Zeal por Atlankua.

Ulbard estaba realmente enfurecido al enterarse de la traición de Zeal. No había duda de ello; era sólo cuestión de tiempo hasta que los subordinados de Ulbard vinieran a atrapar a Zeal.

Bueno, fuera como fuera, a mí me parecía bien.

Porque a pesar de que ambos éramos de Nargol, no soportaba su forma de traicionar a Nargol.

Tal vez era simplemente porque conocía poco a Zeal.

El problema era el hecho de que Zeal era el cerebro detrás del incidente de los Karkinos. También había participado en ayudar a Atlankua a soltar a los monstruos de la zona.

Parece que conoce el método para manipular a los Karkinos.

Sin embargo, tengo suerte, ya que aún no ha abandonado este lugar.

Aunque me enteré de este lugar por Atlankua, he considerado las posibilidades de que Zeal abandone este lugar después de haber capturado a Atlankua. Por eso dejé a Kuna atrás y vine a investigar este lugar.

La razón por la que había venido yo solo era porque la base de Zeal estaba en este sótano situado debajo de una sombría tienda.

No quiero que Kuna se acerque a este tipo de tienda en la medida de lo posible.

El asunto de bajar hasta el piso subterráneo fue la mayor novedad para mí. Todo lo que había escuchado de Atlankua era la ubicación de la tienda. Nunca me había hablado del funcionamiento interno y de la estructura de la propia tienda.

Ya había intentado infiltrarme en el edificio con magia, pero había fracasado.

Cuando intenté ver el interior de la tienda con la visión de rayos X, descubrí que los empleados masculinos y femeninos estaban emparejados en equipo y que, además, había varias parejas.

Aunque me pareció bien ver a las mujeres, no pude evitar sentir una intensa náusea al ver a los fornidos tíos que trabajaban como prostitutos.

Así, salí de la tienda para calmarme, sólo para que me llamara de nuevo un hombre llamado Marchas cuando estaba reflexionando sobre si volver a intentarlo o no. Gracias a él pude llegar al piso subterráneo sin problemas.

Agradecí al hombre llamado Marchas en mi interior por haberme salvado de experimentar esa nauseabunda experiencia por segunda vez.

«Uhm, Su Excelencia… por favor no me lleve ante Ulbard-sama.»

Zeal se inclinó desesperadamente ante mí.

Yo sabía que Zeal no tenía intenciones de traicionar a Nargol desde el principio. Sólo fue engañado por Atlankua. Ulbard consideró que Zeal traicionaba a Nargol sólo porque ocultó su paradero

Aunque Modes podría ser lo suficientemente amable como para perdonarlo, Ulbard no lo será tanto.

«Mi error, eso es imposible. Pero, te pasaré por alto esta vez.»

Eso era lo único que podía hacer por él.

Zeal iba a ser definitivamente asesinado por Ulbard una vez que el paradero del primero fuera descubierto por el segundo.

«… Ya veo.»

Zeal respondió con voz apenada.

«Realmente no puedo ayudarte en este asunto… Creo que es mejor que abandones este lugar lo antes posible. Quiero decir, después del incidente de los Karkinos de antes, estoy seguro de que es sólo cuestión de tiempo que el héroe encuentre tu paradero.»

Mientras decía esas palabras, miré a Marchas, a las brujas y a Ainoe, que estaban en silencio detrás de Zeal. Inclinaban la cabeza, temblando como terneros recién nacidos.

Parece que todavía estaban bajo la influencia de la magia de miedo que había utilizado en ellos hace un rato.

La razón detrás del incidente de hoy fueron los celos de Ainoe hacia Sienna. Ella no tenía como objetivo a Reiji y compañía.

Ainoe era la amante de Zeal.

Independientemente de la diferencia en sus rasgos raciales, no cambiaba el hecho de que todos los sátiros amaban a las mujeres.

Había oído que la mayoría de los sátiros oscuros que habían sido despachados fuera de Nargol habían construido en secreto sus propios harem de mujeres humanas. Y a cambio, las mujeres que se convertían en sus amantes recibían un poco del poder del sátiro y se convertían en brujas.

Este acto de dar poder era similar a las bendiciones dadas por los ángeles de los dioses a los humanos.

Los dioses de Elios querían que los humanos, sus dependientes, prosperaran. Además, los ángeles sufrían actualmente de una falta de mano de obra, ya que tenían que asumir muchos trabajos, empezando por los trabajos misceláneos, la gestión de sus territorios celestes y la protección de Elios. Por ello, sólo un pequeño número de ellos podía bajar al reino humano.

Así, los humanos fueron abandonados a sus propios vicios.

Pero los humanos eran débiles. Por lo tanto, tenían que recibir varias bendiciones para ayudarlos a sobrevivir en este duro mundo.

En ese sentido, algunos de los humanos fueron elegidos como familiares, también conocidos como apóstoles. Aparte de que este método llevaba mucho tiempo, sería problemático que esos humanos no aumentaran el número de sus descendientes. En consecuencia, buscaban formas de fortalecer a los humanos sin perder demasiado tiempo.

Debido a esto, nació un método llamado ‘bendición’.

El contenido de esta bendición difería de acuerdo al Dios bajo el cual los ángeles servían.

Por ejemplo, las valkirias de Rena. Los seguidores bendecidos de la fe de Rena utilizaban la magia para mejorar un arte de combate especial.

Parece que esta magia fue modificada para que la usaran los humanos. El aumento de la habilidad humana estaba muy lejos de la de un ángel normal, pero el efecto era duradero.

Sin embargo, la magia de los ángeles parecía poderosa sólo desde la perspectiva humana. Tal magia podría considerarse incluso como la magia de nivel más bajo para los ángeles, pero seguía siendo una gran gracia para los humanos sin poder.

Además, las bendiciones que no estaban relacionadas con la batalla también se daban a los humanos. Por ejemplo, la bendición que daban los ángeles que servían a la Diosa del Matrimonio y el Parto, Faeria, era una bendición para que las mujeres tuvieran un parto fácil.

Ese tipo de bendición era otra forma de magia.

En el caso de Zeal, dio poder a Ainoe al igual que los ángeles daban sus bendiciones.

Ainoe, que entonces no era más que una bailarina sin nombre, aceptó el poder y se convirtió en la amante de Zeal.

No tengo ni idea de qué tipo de bendición otorgó Zeal a Ainoe. Podría ser algo relacionado con el aumento de su órgano sensorial de maná o una bendición que elevara su encanto.

Así, Ainoe, que había recibido la bendición de Zeal, se había convertido en la mejor actriz de la República Ariadya.

Había numerosos hombres haciendo cola para convertirse en amante de Ainoe y el número de regalos que recibía podía formar una montaña. Ser invitada a un banquete de la nobleza era algo cotidiano para ella. Era el tema más candente entre los grupos de hombres y mujeres jóvenes.

Ainoe estaba en la cima de su carrera. Ella, una antigua bailarina sin nombre de los barrios bajos, había ascendido a la fama y se había convertido en la mayor actriz de la República Ariadya.

Pero entonces, una existencia que amenazaba su posición había aparecido finalmente. Se llamaba Sienna.

Al principio, Ainoe la trató con amabilidad, como una persona mayor y mentora. Sin embargo, llegó a odiar a Sienna cada vez más cuando ésta empezó a ganar popularidad.

Aunque intentó utilizar todo tipo de métodos para eliminar a Sienna de la fama, ésta esquivó milagrosamente todos los intentos de Ainoe.

Al final, Ainoe había utilizado a Marchas para instigar a los Karkinos a asaltar el banquete.

Esa fue la verdadera razón del ataque durante el banquete.

Parece que la flauta era algo que había recibido de Zeal. Parece que Zeal le dio fácilmente esa flauta después de que Ainoe se la pidiera con una mirada adorable en su rostro.

Acabé con una expresión de asombro al escuchar esa ridícula historia. En serio, este sátiro oscuro es demasiado gu— dejemos eso.

«Disculpe, Su Excelencia.»

Cuando me devanaba los sesos para intentar pensar en una solución para la situación actual, Tarabos, que estaba tranquilamente detrás de Zeal, me habló de repente.

Miré a Tarabos.

Tarabos era un hombre de mediana edad ligeramente regordete. Aunque a simple vista parecía un tipo agradable, tuve la sensación de que podría ser mucho más peligroso de lo que su apariencia sugería.

«… ¿Pasa algo?»

«¿Puedo tener a esta chica? Después de todo, ella destruyó a mi preciado Draugr.»

Preguntó Tarabos mientras miraba a Sienna que estaba acostada a mi lado.

Justo cuando hablaba, los Draugr, las personas que vestían túnicas negras y cubrían sus rostros con máscaras blancas, se colocaron detrás de Tarabos.

Eran una especie de no muertos. Pero a diferencia de los no muertos, los Draugr se volvieron aún más poderosos en comparación con cuando estaban vivos. A pesar de su escasa inteligencia, los movimientos de un Draugr y la capacidad de evaluar una situación eran más rápidos que cuando estaban vivos. En resumen, habían conservado su experiencia en el combate junto con las mejoras físicas.

Por esa razón, eran más populares que un soldado promedio en los tiempos de guerra y eran apodados como soldados cadáveres.

Incluso el general de los demonios del abismo de Nargol, Guede, los integró como parte de su ejército.

La desventaja de ellos era el hecho de que no se podían producir fácilmente en masa como los no muertos.

El alto requisito para un nigromante que quisiera crearlos era que los materiales para crear Draugrs eran excesivamente raros.

El ‘Polvo de Zombie’ es necesario para hacer zombies pero, en el caso de los Draugrs, el material más vital es un ‘Fragmento de Meteorito’.

Parece que había conseguido una buena cantidad de él.

Aunque no era un material raro en Nargol, no se podía decir lo mismo de la zona de fuera de Nargol. De hecho, Tarabos recogió los fragmentos de meteorito del propio Draugr.

La razón de ello era el reciclaje.

«¿Qué vas a hacer con esta chica?»

Parece que no voy a saber sus objetivos a menos que pregunte.

«Convertirla en Draugr por supuesto. Fue lo suficientemente hábil como para sobrevivir a la lucha contra draugrs más superiores siendo ella misma un ser vivo después de todo. Estoy seguro de que se convertirá en una draugr poderosa.»

Respondió Tarabos con una inquietante sonrisa en su rostro.

Como pensaba, este hombre es un nigromante después de todo.

¿Te gusta? Apóyanos en Patreon!