Ankoku Kishi C68 – 3

Modo Noche

Regena lanzó una mirada de curiosidad al oírme decir esas palabras.

“¿En serio? He oído decir al maestro que antes llevabas este tipo de ropa. El maestro incluso te felicitó porque te quedaban bien.”

Fue un golpe inesperado.

Había llevado esa ropa antes para ver a Kuroki. Ahora que lo había visto, ya no tenía necesidad de usar ese tipo de ropa. Ni siquiera sabía que Kuroki me había visto con ese tipo de atuendo.

Independientemente de eso, no puedo evitar preguntarme qué demonios le habrá dicho a Regena. Parece que tengo que hablar a solas con él cuando vuelva.

“No… sólo dame una ropa normal, por favor.”

Prácticamente le supliqué a Regena.

“Ya veo… por favor, espera un momento, traeré otro juego de ropa.”

Regena entonces se fue con la armadura bikini aún en sus manos con una mirada ligeramente abatida.

“… Por favor, espera un minuto, Regena-san.”

Detuve a Regena.

“¿Pasa algo?”

“No me pondré esa armadura ahora, pero… quizá lo haga más tarde.”

Decidí quedarme con la armadura bikini por ahora. Puede que sea capaz de apartar a Kuroki de esa mujer llevando esta armadura.

Aunque parece una idea sin sentido, por alguna razón, estoy convencida de que este plan funcionaría con Kuroki.

▼▼▼▼

—Sabia de Cabello negro, Chiyuki—

“Chiyuki-san, esto es realmente delicioso sabes.”

Me dijo Nao mientras comía la carne felizmente.

La carne ofrecida por Nao era un animal parecido al lirón asado en miel y salsa de pescado. El nombre oficial del animal era Yamane.

Estos animales parecidos a los lirones no eran lirones salvajes, sino que se cultivaban dentro de vasijas de cerámica con forma de espiral en su interior.

Aunque al principio me resistí a comer esta carne de rata, la encontré bastante deliciosa cuando la probé. Sin embargo, casi había llegado a creer que Nao era un gato que comía ratas.

Además del Yamane, había otros platos repartidos ante nosotros. La fiesta seguía en pie a pesar de la anterior aparición de los Karkinos.

Gracias a que nos deshicimos rápidamente de esos Karkinos, casi no quedan daños del ataque. Además, parece que la gente piensa que todo irá bien incluso si vuelve a ocurrir algo, ya que podemos resolver cualquier incidente casi en cuanto se produce.

En un instante, el día ya se había convertido en noche.

Es de noche y, sin embargo, es casi tan brillante como la luz del día, ya que la luz de la luna que brilla sobre el barco, además de la abundante iluminación de las lámparas mágicas, mantienen el lugar bien iluminado.

Los bailarines bailaban siguiendo las melodías. Los artistas actuaban según el guion.

Aparte de los músicos, la mayoría de los bailarines e intérpretes eran de la fe de Ishtar. Se les permite actuar siempre que no vayan en contra de las enseñanzas de la diosa Faeria.

En primer lugar, había oído que a la Diosa Faeria le encanta la danza.

En resumen, la fe de Ishtar permitía estas cosas siempre y cuando no apostaran o se dedicaran a la prostitución. Pero incluso esas prohibiciones se hacían en público, ya fuera legal o ilegalmente.

Incluso si las llamas prostitutas, hay varios tipos de ellas. Las prostitutas de clase alta eran más bien las hetairas de la antigua Grecia. Algunas de esas prostitutas incluso lograron ascender en la sociedad y se convirtieron en reinas de un país usando su belleza.

Pero, los seguidores de Faeria no parecían ser capaces de aceptar ese hecho. Parece que muchos de los seguidores de Oudis y Faeria que habían ascendido a las altas esferas del país querían hacer algo con este problema y, sin embargo, no podían hacer nada al respecto.

En primer lugar, algunos de los seguidores de Oudis habían acabado enamorándose de las prostitutas de Ishtar. La cosa llamada lujuria no era algo que pudiera reprimirse tan fácilmente. Ahí es donde la política se complicó.

La gente que observaba los bailes y las actuaciones lanzaba gritos de alegría y celebración.

Rino se puso a bailar de forma improvisada.

En primer lugar, Rino había recibido clases de baile en Japón, por lo que sabía bailar bastante bien.

Los hombres que la vieron bailar se quedaron clavados en el sitio, incapaces de apartar la vista de su hipnotizante actuación.

Yo fruncí un poco el ceño.

Dado que el vestido de Rino dejaba al descubierto gran parte de su piel, los ojos del público masculino se volvieron realmente peligrosos con su actuación.

Aunque a la propia persona no le importaba, como amiga, era duro ver a mi amiga siendo observada por miradas lascivas.

A Reiji tampoco parecía importarle que Rino estuviera expuesta a esas miradas lascivas. Estaba disfrutando del baile de Rino junto con Sahoko y las otras mujeres.

Y entonces, Kaya y Kyouka estaban de pie en un lugar ligeramente separado. Su situación era exactamente la opuesta a la de Reiji; estaban rodeadas de hombres.

Parece que intentaban cortejarlas, pero Kyouka simplemente ignoró todos sus intentos de acercarse a ella con esas intenciones.

En cuanto a la forma de tratar a los hombres guapos, era mucho mejor en comparación con Reiji. Pero, los hombres que podían ganar a Reiji en este mundo pertenecían a una extrema minoría.

De hecho, resulta que conozco a un hombre que sí supero a Reiji. Me preguntaba qué estaría haciendo ahora mismo. Parece que no está con Kyouka.

“Ups, parece que Shirone-san ha vuelto.”

Nao miró al cielo.

Nao vio la figura de Shirone volando en el cielo con sus alas de luz extendidas. Shirone volaba directamente hacia nosotros.

“He vuelto, todos.”

Shirone retrajo sus alas al llegar a donde estábamos.

La gente que estaba viendo la actuación de Rino miró entonces a Shirone por la similitud de sus alas con las de un ángel.

“¿Ya te sientes bien, Shirone-san?”

“Sí!! Estoy bien!! Al fin y al cabo sólo estaba borracha!!”

No estaba preguntando si estaba borracha o no. Pero, al ver que su expresión vuelve a ser la de siempre, supongo que está bien.

“Veo que vuelves a estar alegre, pero ¿Ha pasado algo?”

Cuando indagué más, Shirone sacudió ligeramente la cabeza.

“Uhm, en realidad no ha pasado nada. Pero tuve un sueño y creo que ya no debo sentirme abatida.”

Shirone respondió con una sonrisa en la cara.

Parece que estaba triste por el hecho de no poder encontrarse con su amigo de la infancia. Pero, supongo que ya se ha animado.

“Después de la llegada de Shirone, Rino ya no destaca.”

Rino se acercó a nosotros y habló con un ligero mohín.

Pero no parece que esté realmente enfadada con Shirone. Y su expresión de disgusto es muy linda.

“Lo siento, Rino-chan.”

Shirone se disculpó con Rino.

“Como castigo, vamos a bailar juntas.”

Rino tiró de la mano de Shirone mientras hablaba.

“Espera un momento, Rino-chan!”

Shirone acabó siendo arrastrada a la fuerza por Rino.

Como no se podía evitar, Shirone acabó bailando junto a Rino.

Aunque Shirone no parecía haber tomado clases de baile, parece que tiene un sentido adecuado para ello. De hecho, podía bailar tan bien como Rino.

Las dos se veían realmente hermosas mientras bailaban bajo la luz de la luna.

“No sé qué ha pasado, pero parece que ha superado su bajón.”

Reiji se acercó y me habló mientras observaba a las dos.

“Muy probablemente.”

También estuve de acuerdo con él.

Era bueno que Shirone se hubiera animado de nuevo.

“Sin embargo, he estado esperando a que me pida que la consuele.”

Miré a la larga fila de mujeres que había detrás de Reiji con una expresión de incredulidad en mi rostro al escuchar a este cretino decir esas palabras.

Parece que estaba planeando consolar a Shirone, pero ¿Realmente crees que tendrás tiempo para eso?

Pero aun así. Reiji es Reiji después de todo. Se estaba preocupando por Shirone a su manera.

“Vamos a empezar la investigación mañana, Reiji-kun, así que no exageres.”

Reiji mostró una mirada extraña en su rostro al escuchar eso.

“Ah, la búsqueda eh. Lo había olvidado.”

Casi me resbalo al escuchar un comentario tan irresponsable.

Pero bueno, así es Reiji. Aunque Reiji no perdona a sus enemigos, tampoco les guarda rencor mientras no aparezcan delante de él. Es bueno que pueda olvidar el pasado, pero eso también es otro tipo de problema si lo piensas de otra manera.

“Además, ese sacerdote ya debe haber investigado este asunto hasta cierto punto.”

Reiji habló con un tono ligero.

Decius, el Caballero de la Ley de Oudith, ya se había ido a algún lugar para realizar la investigación.

“Seguramente, esperar el informe de Decius-dono es una decisión sabia, pero aun así…”

Los Caballeros de la Ley recibieron la autoridad de la nación para investigar los crímenes, pero aun así, esa autoridad era muy limitada. No importa lo grandes que sean los Caballeros de la Ley, podrían haber pasado por alto algún tipo de pista debido a los límites de su autoridad. Por eso, no sabremos hasta dónde ha llegado el progreso de la investigación.

Ver a Reiji, que no parecía tomarse este asunto en serio, me obligó a recordar de nuevo que este imbécil odiaba hacer trabajos menores e investigar.

Me pregunto hasta dónde ha llegado el progreso de la investigación por parte de Decius-dono. Espero que haya encontrado alguna pista, pero…

Me pregunto qué estará haciendo ahora el culpable de este incidente.

Reflexioné mientras miraba la luna.

▼▼▼▼

—Caballero Oscuro, Kuroki—

“Mi querido maestro, parece que Shirone-sama ha regresado.”

Regena dio su informe.

“Ya veo. Muchas gracias, Regena.”

No pude reunirme con Shirone ya que Kuna está aquí conmigo.

“¿Qué es esto, Kuroki? Parece una cola de gato por alguna razón.”

Kuna cogió un objeto de la caja de regalos que me proporcionó Zeal.

Lo que había recogido era definitivamente una cola de gato. Había un accesorio metálico redondo unido a la base de esa cola.

Kuna miró la falsa cola de gato con una mirada curiosa.

“Uhm… podría ser algo para que te pongas.”

Fingí ignorancia a pesar de saber muy bien qué tipo de cosa era.

“EH!!! ME PONGO ESTO!! ¿CÓMO SE PONE ESTO?”

Preguntó Kuna emocionada con una mirada inocente.

Yo conocía la forma de usar este accesorio, pero ni loco podía explicarle la verdad a Kuna.

“U~hm, me pregunto cómo usar eso. Parece que ya lo he olvidado. Ahahaha.”

Intenté disimular el tema con una risa poco natural.

El ángel que había en mí seguía preocupándose por qué hacer con el regalo que había recibido de Zeal.

Pero entonces, el diablo que había en mí susurró: ‘Sí, nena, vamos a rockear!’

Por eso, no tenía otra opción.

La ropa dentro de la caja ya había perdido su función de cubrir el cuerpo.

Pero aun así, sentí que estaba mal vestir a Kuna con un vestido tan lascivo.

Guardemos esta ropa por ahora.

Como había un conjunto de armadura bikini entre la ropa, se lo había dado a Regena para que se lo pasara a Shirone. La razón es que le quedaba bien a Shirone, hasta el punto de que era literalmente una pareja hecha en el cielo.

Aunque, podría ser imposible para mí verla con ese atuendo de cerca.

“Mi querido maestro, ¿Qué vas a hacer con la chica que has traído a casa hace un momento?”

Preguntó Regena respecto al trato hacia la bailarina de espadas que había traído. En definitiva, el trato hacia Sienna.

De hecho, no pude evitar ver a Kuna haciendo pucheros al ver que había traído a Sienna conmigo. Pero, no se podía evitar. Al final no podía vencer a dejarla en ese lugar.

“Bueno, entonces… me pregunto qué debo hacer ahora.”

De hecho, no tengo ni idea de qué hacer con Sienna.

¿Qué debería hacer ahora?

No se me ocurre nada.

En primer lugar, había venido a este país para disfrutar de mis vacaciones, no para destruir este país. Supongo que al final tendré que contarle a Turia este asunto.

Después de comprobar sus verdaderas intenciones, supongo que no tengo más razones para involucrarme con Zeal. El problema era el que estaba presente junto a Zeal en ese momento: Tarabos. Estoy casi convencido de que está tramando algo peligroso.

Pediré a los enanos que creen una fuerte barrera hecha de materiales extremadamente raros. Meterse con él no será tan sencillo.

El Dios de la Muerte, Zarxis, podría hacer algo con la barrera, pero no había suficiente preparación.

Continué devanándome los sesos.

“KUROKI!! ¿ME QUEDA BIEN ESTO?”

Kuna giró su redondo trasero hacia mí con la cola de gato pegada encima de la ropa.

STRIKEEEEEEEEEEEEE!!

“Sí, es muy bonito.”

Acaricié la cabeza de Kuna mientras ella cerraba los ojos, aparentemente disfrutando del momento.

Bueno, ahora no se puede hacer nada, aunque siga pensando en ello. Descansemos por ahora. Seguro que me llega la inspiración por el camino. Tomémonos mi tiempo disfrutando de mis vacaciones con Kuna por el momento.