Fushi no Kami V1 Palabras Finales

Modo Noche

Palabras finales de cierto compilador

En primer lugar, gracias por haber tomado este libro en sus manos — estoy muy agradecido. También me gustaría dar las gracias a todas las personas que han hecho un gran esfuerzo para hacer realidad la publicación de este libro.

Originalmente, Fushi no Kami estaba enteramente escrito desde la perspectiva de Ash, pero para este libro he añadido las de algunas de las personas que lo rodean. Además, he incluido una narración más objetiva, convirtiendo así el Fushi no Kami original en una nueva edición recopilada. Espero que hayas disfrutado leyendo cómo perciben los demás habitantes al inconformista Ash, que aparece de repente en su empobrecida aldea. Personalmente, creo que añade un nuevo sabor a la historia original.

Estoy escribiendo estas palabras en la aldea donde creció Ash. Aunque el paisaje de la aldea ya no se parece en nada a una aldea, la visité con la esperanza de obtener alguna información sobre el punto de partida del viaje de Ash. Al principio, me decepcionó ver lo grande que se había convertido este lugar, pero me las arreglé para encontrar algunos rastros del pasado.

En todas las cafeterías y tiendas de dulces se venden productos de miel con el nombre de Tanya en la etiqueta, y la mayoría de los restaurantes tienen un guiso ‘estilo Yuika’ en sus menús. Si uno va a un restaurante bien establecido, puede incluso conmemorar su visita con un ‘guiso de oso al estilo Yuika’. El camarero de mi hotel se jactó de ser el único establecimiento que basaba sus platos en la auténtica receta de Yuika, mientras me servía un ‘cóctel Peddler Quid’, que no era más que hidromiel aguada. Bromeó diciendo: “Se cree que beber esto aquí trae buena fortuna, así que nadie se queja de que esto sea esencialmente una bebida aguada de estafa.”

Recomiendo a todos que visiten la aldea al menos una vez con este libro en las manos. Además, parece que podré viajar a la ciudad vecina cuando salga el próximo volumen!

Por último, me gustaría dar las gracias personalmente a algunas personas más. En primer lugar, quiero dar las gracias a mis padres por haber introducido a su hijo, que se aburre fácilmente, en tantas historias diferentes y por haberme dado la libertad de llegar hasta donde estoy hoy. También quiero dar las gracias a mi amigo de preparatoria por recomendarme una novela que convirtió mi vida en un divertido viaje. También estoy agradecido a mis comprometidos profesores universitarios, que me enseñaron a investigar e influyeron en mi forma de pensar. Y, por último, quiero dar las gracias a mi amigo, que siempre ha sido mi primer lector. Espero que le guste.

 

—Escrito en la aldea que antes se llamaba Noscula.