Uchi no Yome C1 – 1

Modo Noche

Capítulo 1 — 1: ¿Cómo me he acercado tanto a la chica más linda de la escuela?

Aquella mañana hacía muchísimo frío, las noticias y las tendencias de Twitter en mi smartphone estaban llenas de titulares como ‘Ha llegado el periodo más frío del año’. Durante el descanso, vi a los reporteros de las noticias hablar de lo mucho que querían comer nabe o darse un baño caliente para entrar en calor, después del almuerzo empezó a llover aguanieve.

Aunque el aula tenía calefacción, el aire frío seguía entrando por los pasillos y las ventanas. Tuve la tentación de comer un nabe y tomar un baño para entrar en calor.

Sin embargo, mis padres estaban de viaje de negocios, así que, por muy frío que fuera el día, era imposible comer nabe casero. Estoy seguro de que había una olla de barro entre los utensilios de cocina que dejó mi madre, pero yo era incapaz de cocinar. Además, siempre me duchaba, así que la bañera no estaba preparada para llenarse de agua caliente.

Es difícil pasar este frío sin nabe y sin baños calientes…

Mientras pensaba en esto, sentí un escalofrío en el estómago. Estaba especialmente frío alrededor de mis hombros. Pensaba que sólo era un escalofrío temporal, pero poco a poco me empezaron a doler las articulaciones.

Ugh. En serio…

Al sentir los signos de un resfriado, encorvé mi espalda.

Desde que empecé a vivir por mi cuenta cuando entré a la preparatoria, he estado comiendo en tiendas de conveniencia las tres comidas. Quizá por eso me he resfriado más fácilmente en los últimos años.

También por eso lo sé.

Este es uno malo.

Me quedaban dos horas de clase. No era lo suficientemente malo como para salir temprano en este punto, así que me presioné demasiado, lo que no fue una buena idea en absoluto. Durante el tiempo de limpieza después del sexto período, mi fiebre subió tanto que empecé a sudar.

Si le hubiera dicho al profesor que estaba enfermo en ese momento, Hanae Riko y yo no nos habríamos casado.

Y ahora que lo pensaba, la vida me daba bastante miedo.

¿Era sólo una coincidencia lo que ocurrió entre Hanae Riko y yo, o era el destino?

No había forma de saberlo.

Pero, en cualquier caso, nuestro encuentro se produjo y de una manera inusualmente heroica, salvé a la chica más linda de la escuela de problemas. Normalmente, nunca habría hecho algo así. En retrospectiva, el calor de la fiebre debe haber embotado mi juicio.

—Te contaré lo que pasó con todo detalle.

Esta semana, los chicos de mi grupo y del grupo de Sawa se encargaron de barrer la entrada del pasillo, y todos se divirtieron al ver las baldosas resbaladizas frente a la caja de zapatos que estaban mojadas por la tormenta. En comparación con los demás, que se divertían usando las escobas como palos diciendo ‘Hockey!’, yo no me sentía bien y no podía evitarlo. Mi respiración era entrecortada y mi cuerpo se sentía aletargado con sólo un poco de movimiento, y sentía calor. En total, mi estado era tan grave que tenía que concentrarme en permanecer consciente.

No puedo esperar a que termine el tiempo de limpieza…

Mientras suspiraba y barría, Hanae Riko apareció desde el aula con un cubo de basura.

Sawa y los demás probablemente también estaban al tanto de Hanae-san. Durante un breve momento, la entrada quedó en silencio.

Pero al final, nadie fue capaz de llamarla. Incluso cuando vieron a Hanae Riko sosteniendo un cubo de basura con ambas manos y alejándose con un paraguas alrededor del cuello, ni siquiera pudieron decir: ‘¿Puedo ayudarte?’

En lugar de ofrecerse a ayudar, reanudaron su juego de hockey de forma más alegre que antes de que ella apareciera, pero todos miraban furtivamente a Hanae Riko.

‘Tal vez Hanae Riko nos eche un vistazo.’

Pude sentir la impotencia de que esperaran tal cosa, y sentí un dolor de cabeza.

Me pregunté por qué los chicos eran tan infantiles.

No me uní a Sawa y a los demás, en parte porque no me sentía bien, pero también porque tenía miedo. Tenía una baja autoestima, y temía que, si hacía lo mismo que ellos y se me ocurría hacer contacto visual con Hanae Riko, ella pensaría que yo era una persona demasiado sobrexcitada y sombría.

No, Hanae Riko no tiene ese tipo de personalidad.

No es ese tipo de chica con mala fe.

Esto es sólo mi imaginación.

‘Aun así, ella podría pensar que los chicos son realmente molestos…’

Esta paranoia mía ya me pone enfermo.

Tan pronto como suspiré en secreto, como para mostrar a los dioses que nada bueno puede suceder cuando los otakus se emocionan, las bromas de Sawa y sus amigos causaron un desastre.

Maeno intentó devolver la escoba que Sawa le había lanzado. El mango de la escoba golpeó el paraguas de Hanae Riko que salía a la calle en medio de la tormenta.

“Kyah…!”

Con un débil grito, Hanae Riko perdió el equilibrio, justo delante de mí. Su paraguas con un diseño de flores rojas brillantes voló por los aires, mientras que el cubo de basura cayó con un desagradable sonido de gorgoteo.

Las baldosas empapadas de aguanieve estaban tan resbaladizas que el suelo parecía una pista de patinaje y la pálida Hanae Riko perdió el equilibrio.

Extrañamente, todo me pareció que ocurría a cámara lenta. Por eso fui capaz de reaccionar inmediatamente. No era consciente de que tenía buena vista, y ésta era la única vez en mi vida que había experimentado algo así.

Agarré la mano de Hanae Riko y la acerqué hacia mí. Habría sido genial si hubiera podido salvarla con gallardía. Por desgracia, resbalé y caí de culo en el acto. El agua de la lluvia había atravesado mi uniforme y estaba empapando lentamente mis pantalones. La lluvia caía sobre mí, mezclada con aguanieve.

Es imposible para mí. Esto era muy penoso…

Lo único bueno era que había soltado la mano de Hanae Riko justo antes de caer, así que ella no se vio afectada.

Hanae Riko me miraba con cara de asombro, aparentemente incapaz de comprender lo que acababa de suceder. Su cabello y su uniforme se estaban mojando, poco a poco. Detrás de ella, Sawa y los demás estaban de pie con expresiones vacías en sus caras, como si no supieran qué hacer.

¿Por qué esos tipos son como parte de una insignificante escena de fondo?

Volví a mirar desde Sawa y los demás hacia Riko Hanae. Parecía que Riko Hanae por fin había comprendido la situación y bajó las cejas mientras miraba el cubo de basura caído, el paraguas en el suelo y a mí sentado allí.

Ugh, esto es incómodo…

Sólo puedo imaginar lo patético que parezco sentado.

“Hanae-san, recoge el paraguas, te vas a mojar.”

Cuando intenté levantarme después de decirle eso, sentí una sacudida en la cabeza y retrocedí a trompicones.

“Shinyama-kun…! ¿Te duele algo…?”

“Oh, no, no es nada… sólo estoy resfriado… pero no te preocupes. Sólo me ha mareado durante un segundo…”

Forcé una sonrisa, pero sinceramente, no me sentía capaz de levantarme de inmediato. Probablemente era mala idea esforzarse tanto en levantarse inmediatamente, con mi cuerpo debilitado por el frío. Quise llamar a Sawa, pero mi cabeza aún se tambaleaba y no era capaz de hablar en voz alta. Justo en ese momento, en la esquina de mi visión que se estrechaba, vi a Hanae Riko moverse rápidamente.

“Oh! Um, resiste…”

Hanae Riko puso su mano sobre mi cuerpo tambaleante y me sostuvo. Estaba tan sorprendido por sus acciones que simplemente la dejé hacer lo que quería.

“Lo siento… es mi culpa…”

“No, no, no es… la culpa de Hanae-san.”

“Pero tienes un resfriado e hice que te mojaras… lo siento mucho.”

“Uhm…”

¿Por qué sólo dije ‘Uhm’? ¿Qué es eso? Añade algo más.

“En serio… no te preocupes…”

“¿Qué debo hacer…? Tienes que ir a la enfermería… no, creo que incluso deberías ir al hospital, ¿Cierto? ¿Quieres que llame a una ambulancia? O, ¿Debería llamar al médico primero…?”

“No es para tanto…”

“No exageres… ¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer…?”

En ese momento, Sawa pareció entrar en razón y dijo ‘Iré a buscar al profesor!’, y salió corriendo. Los otros chicos seguían de pie, sin tomar ninguna iniciativa como de costumbre. En comparación con ellos, Hanae Riko me apoyó y me llevó a un lugar fuera de la lluvia y se quedó cerca de mí.

“¿Quieres sentarte? ¿O es más fácil que te acuestes? Ah! ¿Quieres descansar en mi regazo?”

“…Oh, cálmate, Hanae-san…!”

¿Por qué me ofreciste una almohada regazo…? La situación me parecía demasiado irreal para alegrarme, a pesar de que una hermosa chica me había hecho una oferta tan buena.

No sabía que Hanae Riko fuera una chica tan impulsiva. Tenía una fuerte impresión de que se comportaba y sonreía modestamente, por lo que asumí que era una chica bastante tranquila, pero ahora, su alta precipitación se mostraba.

“Me gustaría poder cargar a Shinyama-kun como a una princesa y llevarlo al médico… ¿Quieres probar eso…?”

“No, por favor, no…”

No había forma de que la esbelta Hanae Riko pudiera llevarme en brazos como a una princesa, y aunque pudiera, no debería.

“¿Qué quieres que haga, Shinyama-kun? ¿Hay algo que quieras que haga?”

Hanae Riko, abrazándome, me miró a la cara con preocupación. La distancia entre nosotros era tan estrecha que no sabía si podría respirar sin molestarla.

Sí, me preocupa que piense que soy un pervertido. Pero no puedo hablar si contengo la respiración…

Así que no tuve más remedio que intentar respirar sin hacer ruido. Se sentía bastante pervertido y deprimente. Hanae Riko, que probablemente no se dio cuenta de mi estúpida lucha, me miraba con una mirada abatida todo el tiempo. Al verla, pensé en un rincón de mi mente febril.

Hanae Riko también es muy linda cuando parece abatida.