Uchi no Yome C1 – 2

Modo Noche

Capítulo 1 — 2: Me esperó todo este tiempo en la nieve helada.

Al final, mientras Sawa y los demás se disculpaban y decían — “Hemos hecho demasiadas tonterías… lo siento.” — Hanae Riko parecía preocupada. Mientras tanto, el profesor de la clase me llevó a un hospital cercano con su coche. Antes de esto, me había cambiado mi uniforme empapado por un uniforme de educación física. Por supuesto, no tenía un par de pantalones de repuesto, así que estaba en un estado miserable bajo mi camiseta…

En el hospital, el médico me dijo — “No es una gripe, pero es probable que esta noche te suba más la fiebre. Te daré un medicamento para la fiebre.”

Luego, tuve que pasar la siguiente hora recibiendo un goteo intravenoso, así que me aseguré de llamar antes al cine donde trabajaba para que me dejaran descansar un rato.

Al principio era la época del año en la que no se permitían los trabajos a tiempo parcial antes de los exámenes finales, así que fue una suerte que no tuviera turnos de trabajo en ese momento. Estoy seguro de que el director ya había encontrado un sustituto para mí de inmediato, pero me había dolido molestarlo debido a mis próximos exámenes.

Gracias al goteo intravenoso, podía moverme más o menos bien, pero la fiebre me hacía difícil mantener los pies en el suelo. Así que mi profesor de clase me llevó a mi apartamento.

“Lamento esto. Muchas gracias.”

Cuando le di las gracias por debajo de la mascarilla que me pusieron en el hospital, mi profesor de clase se rio y dijo — “Tú también has tenido un mal día.”

“¿Seguro que estás bien solo? Te llevare a tu habitación, ¿Entendido?”

“No, hay un ascensor, todo está bien.”

“¿Es así? Bueno, deberías descansar el fin de semana. Además, si tienes algún problema, llámame.”

“Claro.”

El profesor de aula se dio una palmadita en la mejilla, luego se acercó y cerró la puerta del pasajero. Tras despedirme del minicoche conducido por mi profesor de clase, me dirigí a la entrada y quedé boquiabierto.

Y es que encontré a Hanae Riko acurrucada frente a la puerta de cristal de la entrada del edificio de apartamentos.

“Ehh… ¿Hanae-san?”

“Ah… ¿Como te fue en el hospital…?”

Cuando escuchó mi voz, Hanae Riko levantó la vista vigorosamente y trotó hacia mí. Como un perro que esperaba a su dueño frente al supermercado.

“¿Por qué…?”

No me salieron más palabras. Hanae Riko no vivía en estos apartamentos.

… ¿Seguro que no ha estado sentada aquí esperando a que volviera?

No, no, no, no. Imposible.

No tenía que esperarme.

Es de Hanae Riko de quien estamos hablando.

“Lo siento… he esperado y esperado… pero estaba realmente preocupada por ti…”

“…!”

Me quedé helado cuando Hanae Riko reconoció fácilmente la idea que yo había descartado.

… ¿En serio?

“¿Cómo te sientes…?”

“Oh, sí. Me pusieron un goteo intravenoso, así que creo que me siento mucho mejor que cuando estaba en la escuela.”

“Ya veo… Me alegro de oírlo…”

Parpadeé repetidamente, aún incrédulo por la situación.

Dijo que estaba preocupada y que me esperaba…

Lo entendería si fuera por algún chico guapo, pero por mí…

Aunque tenía el abrigo puesto, hacía un frío de mil demonios…

Me acerqué y vi que tenía la punta de la nariz roja y los ojos llorosos por el frío.

¿Cuánto tiempo llevas aquí?

A diferencia de mí, que fui al hospital con mi profesor de clase, mis compañeros, incluyendo a Hanae Riko, debieron irse a casa después del tiempo de limpieza. Antes de los exámenes, no sólo se prohibieron los trabajos a tiempo parcial, sino también las actividades de club. A los alumnos se les dijo que se fueran a casa a estudiar. Así que cuando la limpieza terminó, básicamente fueron expulsados del edificio de la escuela.

La distancia de la escuela al hospital era de unos diez minutos en coche. Y también estaba el tiempo en la sala de espera, el tiempo en la consulta del médico, la hora que estuve con el goteo intravenoso, todo eso. No podía caminar bien debido al malestar, así que tardé mucho en hacer todo eso, acabé tardando más de una hora y media desde que salí de la escuela hasta que llegué a casa.

Si Hanae Riko hubiera venido directamente de la escuela a mi apartamento, la habría hecho esperar bastante tiempo.

… Eso no podía ser posible, ¿Verdad?

Estar fuera durante una hora en un día frío y nevado era como una tortura.

Esperar a alguien en una situación así sería algo que sólo haría un perro leal como Hachiko.

Yo no duraría ni cinco minutos, al menos no si fuera ella.

… Así que es imposible que Hanae Riko estuviera aquí todo el tiempo.

No hay manera…

“Bueno, Hanae-san, me estabas esperando en otro lugar, ¿No es así…?”

Cuando le pedí confirmación, Hanae Riko ladeó la cabeza con una linda sonrisa en su rostro.

“¿Eh? No, no. Me apresuré a venir aquí en cuanto terminaron las clases porque pensé que nos cruzaríamos.”

Hay una chica aquí que es como el leal perro Hachiko…!

Y por alguna razón, Hanae Riko se parecía demasiado al perro. Realmente estaba empezando a parecerse a un Hachiko que esperaba los elogios de su dueño.

No, no, no.

Debo estar loco al pensar que la chica más linda de la escuela está empezando a parecerse a Hachiko.

Mientras me devanaba los sesos, la expresión de Hanae Riko se volvió repentinamente en una incómoda.

“Sawa-kun me ha dicho dónde está tu casa.”

Estoy seguro de que me veré obligado a lidiar con un Sawa emocionado al final de la semana.

“Lo siento, no debería haber preguntado sin permiso…!”

“Está totalmente bien…”

“Simplemente no podía ir a casa así!”

“Uh-huh.”

¿Tan preocupada estabas por mí?

Hanae Riko… ¿Qué tan buena chica eres?

¿Qué pasa con esta chica que no sólo es linda, sino que también tiene una personalidad santa?

“Bueno, um, lo siento por eso. Me disculpo por haberte hecho esperar tanto. Seguro que te he hecho esperar mucho tiempo.”

“No es…! No te disculpes…! Fue mi propia decisión.”

“Pero…”

Ambos nos quedamos sin palabras y hubo un breve momento de silencio. Definitivamente era el momento adecuado para terminar nuestro encuentro. No podía dejar que Hanae Riko se congelara aquí por más tiempo.

“No es bueno que estemos aquí hablando cuando no te sientes bien…!”

“No, realmente está bien… Y, de todos modos, el diagnóstico no mostró nada serio. Muchas gracias por venir a pesar del frío. Hasta luego.”

Me apresuré a pasar junto a Hanae Riko, sintiéndome muy incómodo. Sin embargo, debido a esto, me tambaleé de nuevo y me golpeé ligeramente el hombro con la pared del apartamento.

“¿Estás bien?”

Hanae Riko se apresuró a acercarse a mí y me echó una mano enseguida. Se me vio en una posición poco atractiva después de haberme caído de culo en este día otra vez. Me sentí demasiado miserable como para encontrarme con su mirada de frente, así que bajé la vista torpemente y le di las gracias rápidamente.

Sinceramente, quería huir de este lugar ahora mismo. Así que esta vez, cuando estaba a punto de pasar junto a Hanae Riko, ella me detuvo por alguna razón desconocida.

“Espera, Shinyama-kun…!”

Hanae Riko desplazó su mirada vacilante, y luego se mordió cautelosamente el labio por un momento. Era como si tratara de armarse de valor. Esperaba las siguientes palabras de Hanae Riko, sintiéndome incómodo e inseguro de por qué me retenía.

“Ah, um… sabes… si no es mucha molestia, tal vez podrías dejar que te cuide…!”

“¿Qué…?”

¿Qué quieres decir con cuidar de mí?

Hanae Riko, ¿Estás bien?

¿Quieres decir que eres tú quien va a cuidar de mí?

Esa sugerencia era tan inverosímil que no pude entender en absoluto el significado de sus palabras. Por eso traté de rechazarla mientras estaba confundido.

“Pero no puedo dejar que te sientas tan responsable por mí…”

“No, no, no! No es así! Sólo pensé que si había algo que pudiera hacer para ayudar, lo haría… por favor, no te lo tomes demasiado en serio…”

“Ya veo, pero no quiero que te resfríes…”

“No cojo ningún resfriado, así que estoy bien!”

“Pero mi habitación es un completo desastre…”

Esto me recordaba a mi habitación llena de botellas de plástico que quedaban desatendidas porque era una molestia tirarlas, o a la ropa sucia que se había acumulado con el tiempo.

“Yo también me encargo de eso.”

“Sí…”

“Sólo considérame como una versión de prueba de un robot de limpieza que un día apareció en tu casa! Eso es todo lo que tienes que pensar! Si alguien te dice que quiere nuestra ayuda para probar un producto para presentarlo más adelante, lo probarás a la ligera, ¿Verdad…? ¿Verdad…?”

Qué pasa con esa analogía suya…

Creo que no entiendo…

Una vida cotidiana en la que de repente recibes un robot de ayuda para todo (y una chica linda) un día; ese era un futuro que aún estaba por llegar, incluso después del final de la era Heisei*. (NT: Una era en Japón, que fue de 1989 a 2019.)

Había asumido que Hanae Riko era una chica de pocas palabras, así que me sorprendió descubrir que hablaba bastante. Siempre que se ponía nerviosa, hablaba demasiado rápido y su ritmo de respiración era un poco raro. No sólo era una chica linda, sino que también era linda en todos los aspectos.

Además, era increíblemente amable… si no, no se habría ofrecido a ayudarme.

Pero qué problema es este…

Es porque voy a dudar pase lo que pase.

No hay manera de que me cuide la chica más linda de la escuela…

Pensé en eso en mi cabeza, que se sentía más confusa que de costumbre.

“Escucha, Hanae-san. Me alegro de que te sientas así, pero sigo pensando que deberías volver a…”

“…….”

Tan pronto como estaba a punto de declinar, las torneadas cejas de Hanae Riko se fruncieron. Cuando me dirigió esa mirada lastimera, sentí como si tratara de hacerme sentir culpable. Esto hizo que me fuera imposible encontrar las palabras adecuadas para rechazarla.

Oh…

Mi mente seguía dando vueltas a las dudas sobre si realmente era una buena idea, pero al final, acepté su ayuda.

“¿Puedo pedirte que me ayudes entonces…?”

Todavía podía recordar vívidamente la sonrisa en la cara de Hanae Riko cuando escuchó mi respuesta.

En ese momento, no pude olvidarla porque estaba tan hipnotizado por ella que me olvidé de respirar, o incluso del dolor de mis piernas. No tenía ni idea de por qué Hanae Riko me miraba así. Pero pensé que esa sonrisa parecía una flor floreciente.