Uchi no Yome C1 – 6

Modo Noche

Capítulo 1 — 6: Puede que no sea el mejor, pero estoy deseando vivir contigo durante muchos años.

“He estado cocinando comida japonesa, occidental y china, y estoy dispuesta a satisfacer cualquiera de tus peticiones! También me gusta limpiar, así que puedes confiarme cualquier tipo de tarea doméstica! También tengo conocimientos de bricolaje. Podría ser útil de alguna manera. Y también haré todo lo posible para ocuparme de los bichos cuando aparezcan. No se me dan muy bien las arañas, pero puedo plantarles cara para proteger a Shinyama-kun… He hecho cursos por correspondencia de cuidado mental, masaje linfático, defensa personal, nutrición, medicina china y hasta una maestría en velas! Y si hay algo más que necesites, también lo aprenderé por ti! Así que… por eso… por favor… Shinyama-kun, por favor… cásate conmigo, por favor…!”

“Por ahora…”

“Sí, sí!”

“… ¿Qué es una ‘Maestría en velas’?”

No puedo.

No podía seguir el ritmo de mis pensamientos en absoluto y acabé preguntando por las cosas más extrañas. Después de haber preguntado eso, me di cuenta de que había algo más importante que preguntar.

Vamos, contrólate…

“Bueno, la parte de la ‘Maestría en Velas’ no es importante, pero espera un momento… dijiste, ¿Casarnos…?”

Mi voz sonó lastimera mientras preguntaba.

“¿Yo y Hanae-san…?”

“Sí…”

Maldita sea.

El gesto de ella mirando hacia abajo como si estuviera avergonzada es tan lindo que no me importa todo eso. Me dan ganas de decirle ‘por favor, cuídame’ y ofrecerle mi mano.

El arma invencible de ternura que posee Hanae Riko, es cada vez más aterradora.

En cualquier caso, me aclaré la garganta e hice un esfuerzo por recuperar la compostura. Ack, no funcionó muy bien…

“¿De dónde has sacado la idea de casarnos?”

“Me preguntaba si podría quedarme en tu casa, Shinyama-kun.”

“Sí, eso es lo que entiendo.”

“Entonces, si quiero vivir contigo, tenemos que casarnos…!”

“Sí, eso es lo que no entiendo.”

Cuando ladeé la cabeza y me crucé de brazos, Hanae Riko lo tomó como una señal de rechazo y me agarró del dobladillo de la ropa como si quisiera evitar que escapara.

“Espera, espera…! Te lo explicaré en orden… la cuestión es que la barrera que se interpone es mi padre. No tiene nada que ver con el hecho de que quiera casarme. Oh, no, no, no…! Eso fue un error de mi parte, así que no me escuches…! Así que… la única manera de superar a mi padre es casándome…”

Bien, estoy en problemas.

No estaba seguro de entender el orden en absoluto, pero se estaba complicando más que antes. Probablemente, Hanae Riko tenía la costumbre de confundirse cuando estaba nerviosa. Ayer, cuando había tropezado al subir y bajar las escaleras, se había quedado tan descolocada que había intentado darme una almohada regazo…

“Hanae-san, te lo voy a preguntar amablemente, así que cálmate. ¿Podemos empezar desde el principio?”

Cuando le hable con un tono suave para que se calmara lo más posible, Hanae Riko asintió con la cabeza con el rostro serio.

“Vamos a respirar profundamente primero.”

“Sí, sí. Suu-hah. Suu-hah!”

“Bien. Entonces, ¿Por qué tenemos que casarnos para vivir juntos?”

“Bueno, mi padre siempre ha dicho que vivir con alguien es irresponsable. Seguro que nunca me daría permiso.”

“Pero si es tan inflexible contra… la convivencia, ¿No sería aún más imposible un matrimonio de estudiantes…?”

“No es que sea fácil convencerlo, pero las palabras favoritas de mi padre son ‘serio’ y ‘responsable’…”

Lo único que pude hacer fue dirigirle una sonrisa irónica al adivinar por su simple explicación cómo era el padre de Hanae Riko. Probablemente era todo lo contrario a mí, un hombre de sangre caliente.

Pero al pensarlo, sentí un escalofrío que me recorría la espalda. En comparación con él, su hija era una persona muy tranquila…

Pero, ¿No es acerca de su padre lo primero que debería haberme contado?

“¿No sería raro que nos casáramos sólo por eso? Es sólo una convivencia, ¿No?”

Si un hombre y una mujer no tenían una relación romántica, aunque vivieran juntos, sólo era convivencia, no una pareja que viviera junta. Cuando le señalé esto, Hanae Riko se inquietó y jugueteó con las yemas de los dedos.

“Es cierto que en este momento será convivencia, pero… la convivencia puede convertir a las personas que viven juntas en una pareja, ¿Verdad? En el momento en que eso ocurra, no podremos vivir juntos… y eso no sería… muy bueno…”

Huh!

¿Hmm?

Qué acabas de decir, Hanae Riko!

“Estás diciendo una locura! Estás diciendo que nuestra relación podría pasar de la convivencia a una pareja que vive junta! No, no, no, no, eso no es posible!”

Me reí de la broma que era. Pero fui el único que se rio, así que inmediatamente me sentí incómodo y borré la sonrisa de mi cara…

Sin embargo, ¿Qué otra reacción debía tener además de reírme? Es decir, frente a mí estaba la chica más linda de la escuela! Por eso…

“Aunque los cielos y la tierra se invirtieran, no habría ninguna posibilidad de que pasara algo entre nosotros.”

No quería que pensara que era un bastardo que no entendía nada, así que lo negué una vez más con todas mis fuerzas. Pero por alguna razón, Hanae Riko se giró con los labios temblorosos.

Oh, hey.

¿He dicho algo malo…?

“Así que es imposible que Shinyama-kun y yo seamos…”

“Estoy seguro de que tú también lo piensas, Hanae-san.”

“…”

Hanae Riko se quedó en silencio. No sabía qué hacer, así que me rasqué la cabeza. No estaba seguro de por qué Hanae Riko no aceptaba simplemente que no había ninguna posibilidad de que las cosas avanzaran entre nosotros.

¿Es eso?

¿Está siendo considerada conmigo?

No puedo pensar en ninguna otra razón.

Soy una persona muy mala por crear esta situación incómoda…

Necesito cambiar la dirección de la conversación para cambiar la atmósfera.

“… Tal vez tengas prisa, Hanae-san. No sé cómo te sientes al respecto, pero creo que deberías elegir con mucho cuidado con quién vives. Te arrepentirás si te decantas por cualquiera.”

“Lo siento… Lo siento… por decir algo tan extraño… sé que te hice sentir incómodo.”

“¿Qué? No, eso no es cierto!”

Estaba muy confundido, pero no importaba la razón, no había manera de que me sintiera mal cuando Hanae Riko me pide que me case con ella. Para ser franco, si no tuviera que pensar en nada más, diría ‘SI!’. En serio, eso es lo que quería decir. Sin embargo, yo era el tipo de persona de corazón oscuro, tímido, y siempre pensaba en cosas innecesarias, así que no podía tomar esa medida…

“Shinyama-kun, siento mucho hacer una petición tan absurda. Pero, por favor, créeme cuando te digo esto. No es que no me importe quién eres.”

“……”

Lo entiendo.

Sé que sólo me eligió porque vivo solo, parezco inofensivo, tengo una habitación extra y tengo una forma de ayudarla.

Y a pesar de saber eso, todavía quería aceptarla.

Sólo hace unos minutos pensé que sería mejor separarme de ella para poner fin a mis sentimientos. Y ahora, realmente no quería desperdiciar este milagro que se me había presentado.

Aunque eso me hiciera sufrir el dolor de un amor infructuoso en el futuro…

“Bueno… ¿Cómo se ve desde el punto de vista de Hanae-san?”

“¿Qué? ¿Yo?”

“Sí. Quiero decir, ¿Estás segura de ello? ¿Estás segura de que quieres casarte conmigo?”

Como si quisiera que la creyera, Hanae Riko me miró. Luego apartó la mirada tímidamente y susurró en voz baja.

“Te quiero, Shinyama-kun…”

…Maldición, eso es hacer trampa.

Porque si me muestra esa expresión, querré protegerla.

Así es. Es suficiente. Suficiente.

¿Hay siquiera necesidad de dudar cuando Hanae Riko está confiando en mí, y hay cosas que puedo hacer por ella?

No importa qué o qué no creo.

Porque ahora mismo, me estoy enfrentando a una propuesta inversa de la chica más linda de la escuela.

Puede parecer un sueño, pero es la realidad.

¿Qué? Es real, ¿Verdad?

De forma clásica, me pellizqué los muslos en secreto para evitar que Hanae Riko me viera haciendo esto.

Auch. Lo es.

Bien, ahora no tengo que preguntarme más.

Aceptaré esta situación milagrosa como si me hubiera tocado la lotería.

Sería una pena renunciar sólo por estar demasiado asustado.

¿Qué sentido tiene dudar si eres un tipo sencillo que nunca ha tenido novia?

Si pierdo mi oportunidad aquí, es casi seguro que estaré soltero el resto de mi vida.

Así es.

Con un cero por ciento de posibilidades de conocer y casarme con alguien en el futuro, no soy alguien que tenga que mantener su historial matrimonial limpio para otra persona.

Pero si acepto a Hanae Riko ahora, tendré la esposa que nunca debí tener.

Hasta este momento, mi imaginación, que había reprimido desesperadamente durante mucho tiempo, finalmente despertó.

Mi locamente linda esposa, con un delantal.

Mi locamente linda esposa, sentada a mi lado en el sofá de la sala.

Mi locamente linda esposa, cepillándose los dientes de lado a lado frente al lavabo por la mañana.

En un abrir y cerrar de ojos, unas cincuenta ‘escenas con mi linda esposa’ pasaron por mi mente.

Era lo mejor.

No hay nada malo en un matrimonio por contrato. El hecho de poder vivir una pseudo-vida con una linda esposa es un regalo del cielo para mí.

Así que me decidí y me armé de valor para decir.

“Entonces, ¿Quieres hacerlo conmigo…? ¿Casarnos…?”

Dios.

No tenía que decirlo en un tono tan dubitativo, ¿Verdad? Me sentí decepcionado conmigo mismo por haberlo dicho de una forma tan poco convincente. Sin embargo, Hanae Riko me dio una respuesta increíble en contraste con mi decepcionante respuesta.

Sus ojos claros se abrieron de par en par y sus pequeños labios rojos se abrieron. Luego se cubrió la boca con ambas manos y, tras un largo silencio, susurró con una voz casi inaudible — “… Debo estar soñando.”

Esa era la clase de reacción qué harías si alguien a quien amas finalmente te propusiera matrimonio. Yo sabía que no era así, pero me hizo muy feliz.

… ¿Tanto quieres quedarte en Japón?

Supongo que entonces tomé la decisión correcta.

“Sé que es mucho para asimilar, pero te ayudaré todo lo que pueda. Hagamos nuestro mejor esfuerzo juntos.”

“Sí! Muchas gracias, Shinyama-kun… Nunca olvidaré lo que ha pasado hoy…”

Hanae Riko sonrió, sus ojos húmedos se entrecerraron como si estuviera muy feliz y conmovida.

“Pues bien, esto… — Shinyama Minato-kun, sé que soy un poco torpe, pero por favor, cuida de mí durante muchos años.”

Mientras empezaba a sentarse en el suelo de mi habitación, Hanae Riko hablo con cara seria y luego inclinó la cabeza.