Ankoku Kishi C69 – 2

Modo Noche

“Oi oi, si eres tú Shizufae, creo que puedes encontrar un buen marido inmediatamente, ya ves…”

La hermana mayor Keyna respondió mientras miraba a Novis.

“Cielos, tú deberías ser la primera en casarte, hermana mayor Keyna! ¿Por qué no te has casado todavía?”

“Creo que… el matrimonio no es para mí. Por cierto, Leylia sí que llega tarde.”

La hermana mayor Keyna cambió de tema.

Solté un suspiro.

Bueno, ya que ella no quería continuar la conversación sobre el matrimonio, supongo que debería respetar su decisión.

Es decir, yo tampoco tenía ganas de casarme todavía. Todavía recuerdo cuando mi madre solía venir a hablarme de entrevistas de matrimonio todo el tiempo.

Aunque no podía decir que fueran guapos ni siquiera como un cumplido vacío, la mayoría de ellos eran hombres honestos y ricos de veinte o treinta años.

Tampoco dije que no quisiera casarme si no eran jóvenes guapos. Quiero decir que, aunque por ejemplo quisiera realmente casarme con un joven rico y guapo, eran existencias raras, y la mayoría de ellos ya se habían casado con una princesa de algún reino. En consecuencia, eso era lo mismo que decir que no quería casarme.

Es decir, esos jóvenes ricos y guapos debían haber sufrido una experiencia extremadamente amarga antes de hacerse ricos y casarse.

Sinceramente, esos hombres eran gente muy agradable. Pero, yo había terminado por rechazarlos.

Hubo un tiempo en el que pensé que mi hombre perfecto podría no existir, pero eso está bien para mí ahora.

Bueno, creo que ya está bien de hablar del matrimonio.

Mientras todos hablaban del aplazamiento de la ópera, Leylia-san finalmente se acercó a nosotros.

“Siento haber llegado tarde.”

Leylia-san se disculpó con todos.

“MUY TARDE!!! HAS TARDADO MUCHO EN VENIR, LEYLIA-SAN!”

Me burlé de ella.

“Lo siento, Shizufae-san. Oh…”

Leylia-san me miró la cabeza.

“Hehe, ¿Qué te parece mi casco? Con esto, soy una doncella de batalla.”

Le pregunté a Leylia mientras tocaba mi casco.

Mi casco no estaba adornado con alas como decoración a ambos lados.

Me había convertido oficialmente en creyente de Rena-sama tras recibir su protección divina y recibir el título ‘Doncella de Batalla’ de su templo. Este casco fue algo que obtuve durante ese momento.

Aunque todavía era creyente de Faeria-sama, no tengo ningún problema en convertirme en creyente de Rena-sama. Está permitido ya que Rena-sama es la hija adoptiva de Faeria-sama después de todo.

Propiamente hablando, uno se convertiría en una doncella de batalla después de recibir la protección divina del ángel que sirve a Rena-sama, pero el templo me dio una excepción especial al darme ese título.

Así, recibí este casco junto con el título de doncella de batalla.

Este casco aumentó mi capacidad para detectar la presencia del enemigo y elevó mi valor.

Por cierto, no cualquiera podía colocar el adorno de las alas en su casco, sólo las personas con títulos de doncella de batalla podían hacerlo. Aunque realmente no había ningún castigo para quien colocara el adorno de las alas en su casco.

“Sí, te queda muy bien.”

Leylia-san respondió con una sonrisa en su rostro.

“Entonces, pongámonos en marcha.”

Todos dejaron escapar colectivamente un grito en respuesta cuando lo dije.

▼▼▼▼

—Caballero Oscuro, Kuroki—

“Kuroki Hay mucha gente alrededor. ¿Los hago estallar en pedazos?”

Me pregunto cuántas veces habrá repetido Kuna esas aterradoras palabras hoy.

“No puedes, Kuna. Si los haces pedazos—”

Ahora que lo pienso, Rena dijo exactamente lo mismo antes. ¿La razón por la que Kuna dice lo mismo es porque fue hecha en base a Rena?

A mediodía, Kuna y yo caminábamos codo con codo por la República Ariadya, tomando el sol.

Aunque no estaba de acuerdo con la decisión de Kuna, puede que tenga razón sobre la cantidad de gente.

La mayoría de ellos podrían ser turistas que querían conocer a Reiji. E incluso si no lo son, hay muchos extranjeros que vienen a visitar Ariadya.

Originalmente, la República Ariadya era un país situado en la parte occidental de la región oriental del continente central. Por eso tiene tantos visitantes extranjeros durante todo el año.

Miré a las personas con aspecto de viajeros que caminaban por la calle principal de Ariadya.

Los que llevaban botas y pantalones podían ser personas que venían del Este. La parte oriental del continente estaba compuesta principalmente por bosques y montañas. Por eso, la mayoría de sus habitantes llevaban pantalones para evitar que su piel fuera arañada por ramas o arbustos.

Por el contrario, los habitantes del oeste, principalmente de la ensenada Saird, no llevaban pantalones y calzaban sandalias con los pies descalzos.

Naturalmente, había algunas excepciones. Los ciudadanos de los países que están cerca del mar en la parte oriental llevaban sandalias, y los ciudadanos de los países que están cerca de los bosques y las montañas en la parte occidental llevaban botas y pantalones.

Y Ariadya, que se convirtió en el punto de encuentro de la cultura oriental y occidental, acabó convirtiéndose en el crisol de la moda en este mundo.

Como había tantos viajeros del este y del oeste reunidos en la plaza central, apenas podíamos avanzar.

Además, Kuna debía de tener dificultades para caminar, ya que tanto su cuerpo como su rostro estaban cubiertos por un velo. Esa debe ser la razón principal de su irritación.

Esa es también la razón por la que casi mata a Shizufae que nos saludó hace un rato.

Tal vez sea mucho mejor que regresemos lo antes posible.

“¿Volvemos, Kuna?”

Kuna negó con la cabeza cuando le pregunté.

“No, Kuna quiere caminar un rato más con Kuroki.”

Kuna se abrazó a mi brazo izquierdo, la sensación de sus grandes y suaves pero saltarines pechos se transmitió perfectamente a mi brazo izquierdo.

Tal vez es mi malentendido, pero la irritación de Kuna podría ser porque rara vez tengo una cita como esta con ella. Por eso quería disfrutar plenamente del momento sin ninguna interrupción.

“Entonces, por favor, tome mi mano, mi Lady.”

Estamos a punto de llegar al lugar que vendía sherbet.

Ya había ido a ese lugar una vez con Rena. Y ahora, iba una vez más a ese mismo lugar.

“¿Uhm? Por alguna razón, este lugar me resulta familiar. Es el lugar donde comí sherbet con Kuroki en mi sueño.”

Me quedé helado al escuchar el inesperado comentario de Kuna.

Un momento, ¿Qué quería decir?

¿Será que Kuna y Rena tienen algún tipo de conexión mental?

Y entonces, me di cuenta de algo.

Si Kuna estaba viendo lo mismo que Rena en su sueño, ¿Significaría que podría ocurrir lo contrario?

Si ese era el caso, era natural que Rena supiera de mi tendencia.

Rena definitivamente sabía de la existencia de Kuna.

“¿Pasa algo, Kuroki?”

Ya que de repente me quedé en silencio mientras reflexionaba sobre este asunto. Kuna me miró a la cara con una mirada desconcertada.

“No, no es nada.”

Respondí con una sonrisa a Kuna.

De todos modos, no podía hacer nada con respecto a esa situación. No debía pensar en otra persona aparte de Kuna ahora mismo. No se podía hacer nada, aunque se filtrara alguna información por mi parte.

“Ya veo, continuemos, Kuroki!”

Kuna tiró de mi mano.

Mi estado de ánimo se anima cada vez que veo la sonrisa en su cara. No había ninguna información especialmente problemática que pudiera haberse filtrado de todos modos.

Más bien, mostrémosle esta situación a Rena!!

Caminé junto a Kuna mientras pensaba de esa manera.

▼▼▼▼

—Sabia de Cabello Negro, Chiyuki—

Al día siguiente, Reiji y yo visitamos la oficina del general. La razón era formar un equipo de investigación para el incidente de los Karkinos de anoche.

La razón por la que éramos sólo nosotros dos era porque Shirone, Rino y Nao se estaban divirtiendo demasiado bailando anoche. Sahoko estaba cuidando de esas tres mientras Kyouka y Kaya habían vuelto a la Santa República Lenaria por unos asuntos de negocios.

Reiji también seguía dormido, pero lo había obligado a despertarse para acompañarme.

Al entrar en la habitación, Decius y Clasus ya estaban esperando nuestra llegada.

“Por favor, disfruta, gob.”

El esclavo goblin empleado por Clasus nos ofreció té.

Apenas me contuve de agradecer a ese goblin.

Ya había aprendido la lección de no agradecer nunca a un esclavo goblin.

Según mi investigación, parece que quien utilizaba a los esclavos goblins era un mago llamado Hobadis. Así, los goblins convertidos en esclavos pasaron a llamarse Goblins de Hobadis. Muchos lo abreviarían como ‘HobGoblin’.

El mago Hobadis era una persona ocupada que a menudo estaba fuera de su casa debido a su trabajo. Por eso quería un sirviente que pudiera proteger su casa cuando él estuviera fuera. Así, su atención se dirigió hacia los goblins, utilizando la magia de sugestión en un goblin para convertirlo en un esclavo y un fiel ‘Espíritu de Casa’.

Dado que los HobGoblins eran un goblin al que se le sembró la idea de ser un esclavo humano con la magia de sugestión, el efecto de la magia podría desaparecer si no se les trataba como esclavos.

Por eso sus comidas, como el pan y la leche, tienen que ser restos de comida. Y no podemos darles ropa inapropiada para un esclavo.

Si por algún tipo de contratiempo se les diera una ropa excelente e impropia de un esclavo, podrían pensar: ‘Tal vez no sea realmente un esclavo, entonces dejaré de serlo’.

Por eso no debo agradecer al esclavo goblin. Porque así es como se trata a un esclavo.

El hobgoblin dejó la habitación después de entregar nuestro té.

“Seamos sinceros… en realidad no tenemos ni idea de qué hacer con este caso.”

Decius habló en tono de disculpa.

Reiji, que estaba sentado a mi lado, ni siquiera intentó ocultar su decepción.

“Ya veo… Supongo que no tenemos otra opción que usar métodos directos, eh. General Clasus, ¿Cuánto personal puede asignar para este caso?”

Miré a Clasus.

La oficina general existía exactamente por esta razón: investigar confiando en el número de personal.

Debido al reducido número de caballeros de la ley del templo Oudith, no se podía confiar en ellos para una investigación a gran escala.

“Puedo preparar cualquier número de soldados que necesites, Chiyuki-dono. Si no es suficiente, llamemos a varios luchadores por la libertad de Teseshia.”

Clasus respondió con una risa sincera. Ahora que hemos conseguido el personal que necesitábamos, ¿Qué deberíamos hacer a continuación?

Cuando estaba reflexionando sobre eso, llegó otro visitante a la oficina general.

Quien vino fue Shizufae y compañía.

“Lo siento, llegamos tarde.”

Shizufae se inclinó hacia nosotros.

“No, no pasa nada. Nosotros también acabamos de llegar hace un momento.”

Cuando Reiji respondió con una sonrisa genial en su rostro, Novis puso una cara de disgusto que contrastaba con la de su compañera.

Parece que él también ha venido.

La razón podría ser proteger a Shizufae de las malvadas garras de Reiji.

“Eh, Shizufae-san. ¿Ese casco? ¿Podría ser que te hayas convertido en una creyente de la Diosa Rena?”

El casco en la cabeza de Shizufae se parecía al que llevaban las doncellas de batalla.

El ave sagrada de Rena era un cisne. Por eso sus doncellas de batalla llevaban un casco con un adorno de alas de cisne en un costado.

Además, las doncellas de batalla eran conocidas como Doncellas Cisne, mientras que su contraparte masculina, el caballero del templo de la Santa República Lenaria, eran conocidos como Caballeros Cygnus.

Y la actual Shizufae llevaba ese casco tan ornamental.

“Sí, he recibido la protección divina de Rena-sama.”

Shizufae habló con una sonrisa extremadamente encantadora.

“Hee, eso te queda bien, Shizufae-chan.”