Ankoku Kishi C69 – 3

Modo Noche

“Gracias por los elogios, Reiji-sama. Ahora que lo pienso, nos encontramos con ese asistente masculino antes de llegar.”

“¿Asistente masculino?”

No tenía ni idea de quién estaba hablando.

“No sé nada de ese asistente masculino. ¿Sabes algo de esto, Chiyuki?”

“Yo tampoco no tengo ni idea, Reiji-kun. Quizá sea alguien contratado por Kyouka-san.”

Kyouka ha estado construyendo su propia empresa junto con Kaya. Ese hombre podría ser alguien contratado por Kyouka durante este tiempo. Básicamente, hasta ahora sólo había contratado a mujeres, pero eso no significaba que no empleara a hombres.

“… ¿Es así? He oído que ese hombre es un viejo conocido de Shirone-sama.”

Nos dijo Shizufae con una mirada desconcertada.

“¿Shirone?”

“Sí. Y venía acompañado de su esposa.”

Me quedé aún más confundido. No tenía ni idea de que Shirone conociera a un hombre casado.

“Realmente no sé nada de eso ni que Shirone nos haya hablado de ese hombre.”

Reiji habló con un tono ligeramente molesto.

Tampoco tenía idea de la identidad del hombre. Al parecer, Shizufae está diciendo que ese ‘viejo conocido’ era alguien que conocía de la Santa República Lenaria… Es decir, no hace tanto tiempo que vinimos a este mundo y la Santa República Lenaria fue el primer lugar al que fuimos convocados y nuestra base al mismo tiempo.

En primer lugar, ¿Cuándo se relacionó con un hombre así? ¿Y encima uno casado?

“Shizufae-san, ¿Conoces por casualidad el nombre de ese hombre?”

Intenté preguntarle a Shizufae.

“Mis disculpas. Nunca pregunto por su nombre… uhm…”

Shizufae miró entonces a sus compañeros.

Todos ellos negaron con la cabeza como respuesta. Parece que nadie ha oído hablar del nombre de ese hombre.

“Bueno, ya que nadie sabe su nombre, puede que sea el típico mantenido. En primer lugar, ese hombre podría haber sido contratado por Kyouka.”

Reiji habló sin rodeos.

Seguramente debe ser tal como dijo Reiji. Ese hombre debe haber sido alguien que casualmente fue contratado por Kyouka.

Podría ser algún tipo de malentendido porque Shizufae dijo que ese hombre era un ‘viejo conocido’ de Shirone.

“Bueno, podría ser el caso. De todos modos, empecemos la reunión.”

Decidí quitarme de la cabeza el asunto del hombre.

“Bueno, como comienzo, creo que tenemos que empezar por investigar a cada uno de los participantes en el banquete de anoche.”

Cuando miré a todos mientras decía eso, Clasus y Decius mostraron una sonrisa amarga en sus rostros.

Era natural. El número de participantes en el banquete era simplemente demasiado. No sólo había que interrogar a los invitados, sino a TODOS, incluidos los guardias y los artistas. Por eso necesitamos mucha gente para terminar esto cuanto antes.

“Será más fácil si tenemos algunas pistas, pero… supongo que podemos dejar a los hombres participantes a los soldados, el general Clasus y Decius-dono. Shizufae y compañía junto con nosotros investigaremos a las mujeres. ¿Te parece bien?”

Shizufae-san estuvo de acuerdo con mi idea. Después de todo, la mayoría de los soldados son hombres.

Por eso pedía la ayuda de Shizufae y compañía, ya que nos faltaba mano de obra para investigar a las mujeres.

“Déjamelo a mí! Investigaré a esas mu—BUGYAAA!!

Shizufae dio un codazo en el costado de Novis, impidiéndole terminar lo que quería decir.

“Mis disculpas. Me aseguraré de evitar que este tipo intente matarse imprudentemente otra vez…”

Shizufae se disculpó por Novis.

Ahora que lo pienso, casi me olvido de este tipo. Bueno, no debería causar ningún problema mientras Shizufae lo vigile… quizás.

“Hah~ Bueno, eso es todo y lo siguiente es…”

Justo cuando iba a proceder a hablar del siguiente plan, otra persona entró para informarnos sobre el siguiente visitante.

El nombre del visitante era Midas. Según lo que sé, es el líder de una compañía de teatro.

“El líder Midas podría haber traído noticias relacionadas con mi hermana. Por favor, permíteme marcharme un rato ya que este asunto está relacionado conmigo.”

Cuando Decius estaba a punto de abandonar su asiento, Reiji intervino.

“Espera un momento. Esto está relacionado con esa bailarina llamada Sienna, ¿Verdad? Ya que ella estuvo literalmente presente durante ese incidente, creo que también deberíamos saber sobre este asunto.”

Las palabras de Reiji les recordaron a todos ese hecho.

Efectivamente, ella actuó durante el ataque de los Karkinos. Como era de esperar de Reiji, era capaz de recordar el nombre de una chica aunque sólo haya visto su cara una vez.

Pero primero tengo que pedirle permiso a la persona relacionada.

“Tienes razón. Entonces, Decius-dono, ¿Nos permitirás acompañarte también?”

Cuando le pregunté, Decius asintió con la cabeza.

“… Entiendo. Por aquí, por favor.”

Decius accedió a nuestra petición, aunque con una cara ligeramente preocupada.

Un hombre entró en la habitación. Un hombre alto.

“Es un placer conocerlo, Héroe-sama. Mi nombre es Midas, el líder de la compañía Oreja de Burro.”

La voz de Midas era… bastante peculiar.

Su voz suena extraña para un hombre. Incluso Reiji frunció las cejas al detectar esa peculiaridad.

“Reiji-dono y Chiyuki-dono, el líder Midas es un ardiente devoto de la diosa Ishtar-sama.”

Habiendo percibido mi perplejidad, Decius nos explicó.

“Aaah, no me extraña…”

Ahora comprendo de dónde venía mi malestar.

Los devotos masculinos de la diosa del amor y la belleza, Ishtar, tienen que ofrecer sus genitales a la diosa en un ritual sagrado.

Después de ofrecer sus genitales, el ritual sagrado continuaba con ellos cantando, bailando, realizando katas con espada y escudo, y golpeando tambores durante toda una noche para mostrar su devoción hacia la diosa.

En resumen, el hombre llamado Midas se castró por su propia voluntad. O debería decir que ‘Él’ fue tratado como una mujer en la fe de Ishtar.

Y esa era la naturaleza del aire peculiar sobre ‘él’. Midas era una mujer en el cuerpo de un hombre.

“¿Hay algo en lo que pueda ayudarte, líder Midas?”

Cuando Decius hizo esa pregunta, Midas respondió con un rostro preocupado.

“Decius-sama. La verdad es que Sienna aún no ha regresado después de salir anoche.”

“¿SIENNA?”

Midas asintió con la cabeza.

“No voy a decir nada si se trata de otro miembro de la compañía. Sienna siempre me dice cuando puede llegar tarde. Todavía no ha regresado después de haberse ido anoche. Por eso empecé a buscarla cuando no apareció esta mañana. Por eso creo que debo informar a Decius-dono sobre este asunto…”

El bando masculino, a excepción de Decius, puso una cara bastante peculiar cuando Midas dijo esas palabras.

“Que Sienna no ha… vuelto… podría ser…”

Después de pensar un rato, Decius sacó algo de su bolsillo trasero.

Era algo largo y estrecho, envuelto en una tela.

“¿Qué es eso?”

“Es algo que me confió antes de irse y dijo que lo abriera por si pasaba algo.”

Respondió Decius a Clasus.

“¿Conoces el contenido, Decius-dono?”

“No lo sé, Chiyuki-dono. Sienna me dijo que no viera el contenido a menos que pasara algo después de todo… Pero, esta cosa podría estar relacionada con la desaparición de Sienna. Ahora veamos cuál es el contenido.”

Así, Decius desplegó la tela con cara de preocupación.

Y la cosa envuelta dentro de esa tela era una larga flauta.

“ESTO ES!!!”

Midas dejó escapar una voz sorprendida.

Los ojos de todos se centraron en Midas.

“¿Pasa algo, Decius?”

“N-No, no es nada…”

Pero, el rostro de Midas palideció al decir eso.

“Esto es una flauta. Pero lo más intrigante de esta flauta es el hecho de que tiene una inscripción. ¿Puedes comprobarlo, Chiyuki-dono?”

Decius me entregó la flauta.

Reiji, que estaba sentado a mi lado, también miraba la flauta en mi mano con una mirada curiosa.

“Claro que sí, es la cresta del mago.”

Tal y como había dicho Reiji. En la superficie de la flauta había un pentagrama, una cresta de mago.

El pentagrama era la cresta sagrada de Totona, Diosa de los Libros y Conocimiento,  también una cresta de la asociación de magos.

Así que los magos de este mundo también usaban un pentagrama como cresta eh. Incluso en Japón, el pentagrama se ha utilizado como una cresta maldita o de magia, la llamaron cresta Seimei.

Pero, el dibujado en esta flauta era diferente.

“Creo que no es una cresta de mago, Reiji-kun. Mirando la dirección de la letra, esta parte debería estar colocada arriba.”

Sacudí la cabeza y luego invertí la dirección de la flauta.

Así, el pentagrama se convirtió en un pentagrama inverso.

“Pentagrama invertido… cresta de cabeza de cabra negra… adorador del rey demonio.”

La que murmuró fue la maga llamada Madi. Era natural que ella, una maga, conociera esta cresta.

También estoy de acuerdo con ella.

El pentagrama invertido, o ampliamente conocido como cresta de cabeza de cabra negra, era la cresta del dios maligno, Loughas Satanakia, un subordinado del rey demonio.

Aunque el propio personaje no apareció cuando invadimos Nargol, luchamos contra muchos de sus subordinados, los demonios menores que portaban el estandarte con esta cresta.

Además, no era sólo el adorador de ese dios maligno, muchos adoradores del rey demonio entre los humanos usaban esta cresta. En resumen, el que sostenía esta flauta podría ser el adorador del rey demonio.

“IMPOSIBLE!!! ¿POR QUÉ SIENA TIENE ESTE TIPO DE COSAS?”

Decius alzó la voz mientras se levantaba de su silla.

“Cálmate Decius-dono. ¿Puedes explicarnos qué clase de cosa es esta… Chiyuki-dono?”

Clasus me pidió una explicación.

“Siento un poder mágico en esta flauta. Además, parece ser una herramienta para controlar algo… Quizás, fue posible controlar a los Karkinos con esta flauta en el banquete de anoche.”

Después de examinar la flauta usando percepción del poder mágico y explicar mi hallazgo a todos, pusieron una cara sorprendida.

“¿Cómo es que la hermana menor de Decius-dono llegó a tener este tipo de cosas? ¿Será que ella fue la culpable del incidente de anoche?”

“GENERAL CLASUS!!! SIENNA NO ES LA CULPABLE!!!”

Decius desmintió a Clasus inmediatamente.

“Estoy de acuerdo con él. Si ella es realmente la culpable, es imposible que deje que su hermano mayor, el caballero de la ley, se quede con un objeto tan importante. Tal vez ella encontró esta flauta en ese lugar y se la dio a su hermano.”

Reiji tiene la misma opinión que Decius.

La deducción de Reiji podría rivalizar con la de un famoso detective cuando se trata de proteger a las mujeres.

“Todavía es demasiado pronto para decidir si ella es la culpable o no, pero creo que tiene la clave relacionada con el incidente de los Karkinos. Dejando de lado esta flauta, ¿Podría ser que el hombre que se disfrazó de sátiro sea el culpable de este incidente?”

Miré la flauta.

Esta flauta era una de las pistas sobre el incidente de los Karkinos. Como el músico necesita inflar sus mejillas cuando sopla esta flauta, su cara debe ser graciosa cuando lo hace.

Por lo tanto, muchos nobles eligen tocar el arpa como su pasatiempo. Por eso la mayoría de los flautistas eran intérpretes.

Y dicho intérprete no era otro que el que actuó durante el banquete de anoche.

¿Podría ser que esta flauta fuera tocada durante ese incidente?

“Efectivamente… los sátiros tocaron la flauta durante ese incidente.”

Clasus también estuvo de acuerdo.

“Si no me equivoco, los sátiros durante ese incidente son…”

Miré a Midas. Recuerdo que Sienna dijo que uno de los sátiros era un compañero de la compañía de Midas.

“… Los sátiros deberían ser los miembros de nuestra compañia…”

Midas habló con impotencia.

“Ya veo, ella descubrió que el culpable es el que sopló esta flauta. Pero trató de resolver este incidente por su cuenta para proteger a la compañia. Y dejar esta flauta como seguro en caso de que le ocurriera algo, ¿Verdad?”

Reiji hizo una suposición.

“ENTONCES, SIENNA DEBE ESTAR EN PELIGRO AHORA MISMO!!! DÉMONOS PRISA EN SALVARLA!!!”

“Por favor, cálmate, Decius-dono. Todavía es muy pronto para decir que está en peligro.”

Entiendo sus sentimientos ya que yo estaría igual que él. No sería capaz de mantener la calma si supiera que mi camarada está en peligro. Pero, no podíamos perder la calma ahora mismo.

“Líder Midas. ¿Puede darnos el permiso para realizar una investigación en su compañía?”

Le pregunté a Midas.

“Claro… de todas formas no tengo otra opción.”

Midas accedió a mi petición.

“Supongo que ya no es necesario interrogar a todos.”

Miré a todos los presentes. Aunque me siento mal por Decius, era bueno que pudiéramos reducir el tiempo que necesitábamos para interrogar a cada participante.

Así, fuimos a investigar a la compañía de Midas.