Re: Ankoku Kishi C4

Modo Noche

Capítulo 4: El Misterioso Caballero Oscuro Aparece

Reiji, el héroe de la luz y su equipo avanzaron hacia a Nargol. Su objetivo era el castillo del Rey Demonio.

La luz de las estrellas se reflejaba en la planicie. No tenían luz solar luego de haber cruzado por la Montaña Akeron, la frontera entre Nargol y los territorios humanos.

Como no había sol que brillara en el cielo, Nargol era considerado el mundo de la oscuridad eterna. El Dios de la Luna Orgis y la Diosa del Sol Mina eran los padres de los dioses de luz. Y el Rey Demonio Modes quien gobernaba en esta región era el Dios Oscuro que no tenía relación sanguínea con la Diosa del Sol. Puede que esa sea la razón tras la noche eterna de Nargol.

“Sólo un poco más, Chiyuki-senpai.”

Rino parecía divertirse. Mientras bailaba alrededor del grupo, sus coletas se movían junto con ella.

A lo que ella sabía, Rino había sido una modelo en Japón. Ella aspiraba a ser una idol que pudiera cantar y bailar, he aquí porque era tan hábil bailando.

(¿Acaso los habitantes de este mundo no habían comenzado a llamarla la Diosa del Baile?)

A donde sea que fuera, Rino siempre se volvía en el centro de atención. Eso se debía a que ella se movía mientras bailaba. El único problema era su afinidad a las minifaldas.

A causa de eso, muchos hombres la observaban con miradas indecentes en sus rostros. Chiyuki intentó hablar de eso con ella, pero Rino simplemente la ignoró. Le dijo a Chiyuki que ya estaba acostumbrada a eso, por tanto, no le importaba. Después de todo, una modelo tendría que acostumbrarse a ese tipo de mirada si querían trabajar.

La siempre seria Chiyuki jamás sería capaz de acostumbrarse a tales miradas.

“Sí, solo un poco más, Rino-san.”

Sólo un poco más y llegarían al Palacio del Rey Demonio. Si derrotaban al Rey Demonio Modes, entonces su viaje terminaría. Serían capaces de regresar a su mundo.

“Sí, este arduo viaje terminará. Discúlpenme chicas, las he estado arrastrando por mucho.”

Reiji había estado caminando en el frente de la formación cuando de repente giró y se disculpó con las chicas.

El único que se suponía debía ser invocado en este mundo como Héroe era Reiji. Chiuyuki y las demás solo estuvieron ahí por casualidad.

“Sí, pero es una aventura inolvidable.”

Reiji rio al comentario de Chiyuki.

“Es cierto. Esta aventura es realmente inolvidable.”

Chiyuki estaba disfrutando de su experiencia en este mundo. Todo era gracias a que Reiji fue invocado como el Héroe de la Luz… Para ser exactos, todas las que fueron invocadas junto con Reiji disfrutaron de su aventura en este mundo.

Chiyuki y las demás fueron invocadas hace un año por la mujer llamada Diosa Arlena. La misma diosa que le pidió a Chiyuki y al resto derrotar al Rey Demonio. Era un desarrollo de cualquier otro manga y Chiyuki no estaba satisfecha con ello.

Rena prácticamente las había secuestrado. Y no podía perdonarla por eso. Su desaparición probablemente causó una conmoción en Japón. Además de eso, Rena les dijo que no podía enviarlas de vuelta a su mundo original. Pero al ser una belleza quien hizo la petición, Reiji aceptó inmediatamente la solicitud de Rena de subyugar al Rey Demonio. Y como consecuencia, las otras chicas también estuvieron involucradas en la petición de Rena.

Pero quien estaba más inconforme con toda esta situación era Chiyuki. Reiji, Nao, y Rino se alegraron al saber que habían sido invocadas a un mundo similar a un videojuego. Sahoko y Shirone estaban alborotadas al principio, pero ellas también aceptaron la situación.

Chiyuki sólo aceptó la situación a regañadientes luego de que Rena dijera que era posible enviarlas de vuelta en el mismo día en que habían sido invocadas en este mundo. Y por eso, ya no le importaba quedarse en este mundo por un tiempo.

Y así fue como sus aventuras comenzaron.

Al principio, ella sentía ansiedad. Pues al cabo, había un Rey Demonio, su existencia implicaba que estaban en un mundo peligroso. Pero su ansiedad resultó ser en vano.

“…”

Descubrió que después de llegar a este mundo, todas se habían vuelto extremadamente poderosas. La primera cosa que notó era que su fuerza física había aumentado a un grado alarmante. Era como si todas se hubieran convertido en Superman.

El incremento de su fuerza física en este mundo era relativa a su fuerza física en su mundo. Ella sabía que debido a que las fuerzas de Reiji y Nao eran las más altas entre ellas, y se volvieron aún más fuertes luego de llegar a este mundo. Incluso Sahoko, la más débil entre ellas, podía fácilmente mandar a volar a varios hombres adultos de este mundo.

Otra cosa que este mundo les otorgó era magia. De acuerdo con la investigación de Chiyuki, parecía que sólo un puñado de humanos de este mundo podían usar magia. Chiuyuki, por otra parte, podía usar TODOS LOS TIPOS DE MAGIA. Además, ella podía usar el nivel más alto de magia, la cual era imposible para los humanos de este mundo.

De acuerdo con Rena, Chiyuki y el resto tenían la misma cantidad de poder mágico que aquellos de la raza Divina, la raza más poderosa de este mundo.

Chiyuki y compañía no tenían conocimiento acerca de la magia porque no existía en la Tierra. Aun si esta existiera, simplemente no estaban conscientes de ello. Por ejemplo, Chiyuki. Su magia espiritual no era tan poderosa como la de Rino y magia curativa era menos efectiva que la de Sahoko. Pero ninguna de ellas podía usar magia de teletransportación como Chiyuki. La razón de eso aún era un misterio para Chiyuki.

Según Nao, quien estaba adentrada en los videojuegos, Rino era una maga de tipo espiritual mientras que Sahoko era una maga del tipo curativo. Y Chiyuki era una maga del tipo ofensiva. Ella no podía entender la razón detrás del poder que obtuvieron luego de haber sido invocadas.

Había una cosa de la que ella estaba segura: todas se habían vuelto parte de las personas más poderosas en el mundo. Especialmente Reiji. Su habilidad de pelea era simplemente demasiado aterradora. Aun si todas las chicas lo enfrentaran al mismo tiempo, no podrían ganar.

De acuerdo con Rena, el poder de pelea de Reiji podía rivalizar con Oudith, el Rey de los Dioses de Luz. Habían llegado hasta este punto sin problema gracias a la habilidad de combate de Reiji. Salvó a las chicas de varias situaciones desesperadas. Al final, disfrutaron al máximo de su aventura. Antes de que lo notaran, ya había pasado un año desde que fueron invocadas a este mundo. Y su aventura estaba a punto de terminar.

Recordar todo hasta ese momento hizo que Chiyuki sintiera que debieron haber sido un poco más avaras. Se preguntaba si deberían pedir algún tipo de compensación antes de ser regresadas a su mundo. No había recompensa esperándolas al completar la solicitud de la Diosa pues Reiji la aceptó por su cuenta. Pero puede que sean capaces de pedir reparos por secuestrarlas.

Chiyuki suspiró resignada. Ella ya sabía que Reiji rechazaría esa sugerencia. En su opinión, Reiji debería dirigir algo de su amabilidad hacia la población varonil. Pero la persona en cuestión no le emocionaba eso. De acuerdo con él, los hombres deberían resolver sus problemas por su cuenta. Pero a los ojos de Chiyuki, quienes Reiji salvaba eran sólo chicas lindas. Aunque puede que esa sea su imaginación.

“Mi~ren, ese es el castillo del Rey Demonio.”

Nao regresó de explorar. Ella había sido la estrella del club de atletismo de su escuela. Sus habilidades físicas estaban a la par de Reiji. Aunque ella tenía fama de ser niña feroz en la escuela, luego de haber pasado tiempo con ella, Chiyuki supo que ella era en realidad una chica adorable. En un juego, la clase de Nao habría sido ladrona o exploradora, pues el reconocimiento era su mejor habilidad.

“¿Cómo estuvo la situación allá, Nao-san?”

“U~hn… No hay trampas ni soldados esperándonos ahí. Pienso que es seguro entrar al castillo.”

“Eso es extraño. ¿No se supone que ese castillo es el último bastión del Rey Demonio?”

“¿Acaso están esperando adentro ya que temen mucho pelear contra nosotras?”

Rino tenía un tono optimista. Shirone, al contrario, no estaba tan segura.

“¿O quizá ya no haya nadie más que pueda proteger al Rey Demonio? Digo, acabamos de derrotar a quienes se llamaban la Orden de los Caballeros Negros el otro día. Puede que hayan sido los últimos…”

La familia de Shirone dirigía un dojo, y ella era una espadachina. Ella ya era una de las espadachinas más poderosas en este mundo y si la pelea no involucraba magia, ella era la miembro con más poder después de Reiji. Chiyuki había visto a Shirone pelear antes y ella sintió que la coleta de Shirone bailaba junto con cada uno de sus movimientos.

Como espadachina, Shirone portaba una armadura ligera para una libertad de movimiento. Reiji le había recomendado que usara una armadura bikini, pero esa idea fue rechazada por Shirone.

La Orden de Caballeros Negros que Shirone mencionó fue el oponente con el que lucharon hace cuatro días. Como Reiji no estaba con ellas en ese momento, Chiyuki y las demás habían estado a punto de ser derrotadas por la Orden. Quien se llamaba Runfeld, quien se hacía llamar el líder de la Orden de Caballeros Negros, tenía una habilidad con la espada a la par de Shirone y poder mágico al igual que Chiyuki.

Pero Reiji notó la crisis de las chicas y llegó corriendo para salvar el día. Se las arregló para girar el favor de la pelea y Runfeld apenas escapó con su vida.

Ese fue el evento que acabó con la gran mayoría de los miembros de la Orden de Caballeros Oscuros. Sólo unos cuantos de ellos sobrevivieron a la masacre de Reiji.

“Pienso que sería grandioso si no hubiera nadie, pero…”

Sahoko era quien odiaba las disputas más que nadie en el grupo. Ella se destacaba en la magia curativa e iba alrededor curando a enfermos o heridos durante su tiempo libre. Chiyuki incluso supo que las personas empezaron a referirse a ella como la Santa.

“Estoy de acuerdo. Será mejor si nadie estuviera ahí pues encargarnos de los débiles es algo cansado.”

Chiyuki tenía la misma opinión que Sahoko.

“Bueno, lo sabremos en cuanto lleguemos. Avancemos.”

“OOH!”

Rino y Nao gritaron al unísono. Y así, Chiyuki y el resto fueron al palacio del Rey Demonio. Les tomó unos cuantos minutos llegar, pero finalmente arribaron al palacio gigante.

“¿Qué rayos? Es enorme.”

Rino miró a la estructura gigante frente a ellas. Incluso Chiyuki tenía que aceptar que ella estaba en lo correcto. Era mucho más grande que cualquier ciudad que habían visitado hasta ahora. El enorme palacio negro flotaba en medio de un lago enorme que reflejaba el cielo estrellado. Hacia parecer que el palacio fuera la noche misma. Avanzaron a través del puente hacia una puerta enorme. El puente era lo suficientemente grande para soportar el peso de Gigantes.

No había nadie estacionado en el puente. Chiyuki estaba confundida por la situación.

“No hay nadie más… ¿Puede que se están ocultando dentro del palacio? Es que está muy callado. No hay nadie aquí, ni siquiera vigilando por encima de la muralla. ¿Cuál es el significado de esto?”

“No… Espera un minuto, Chiyuki-san! Veo a alguien!”

Nao tenía la mejor vista entre el grupo. Ella apunto hacia adelante, donde estaba un hombre. Portaba una armadura negra con una capa negra.

“¿Es un… Caballero Oscuro?”

Chiyuki murmuró para ella misma. La armadura que el extraño hombre usaba era similar a la armadura que usaban los Caballeros Oscuros que derrotaron. Reiji observó con atención al casco del hombre.

“No puedo ver su rostro debido al casco, pero estoy seguro de que él no es Runfeld.”

Chiyuki estuvo de acuerdo con Reiji. La armadura del Caballero Oscuro ante ellos lucía similar, pero era completamente diferente de la que usaban los Caballeros Oscuros con los que lucharon antes. Con ello, concluyeron que el Caballero Oscuro adelante no era Runfeld.

También, la armadura de ese Caballero Oscuro era más siniestra que la de los demás, incluyendo a Runfeld.

“Aun así… Parece ser más fuerte que Runfeld. Y aterrador, por alguna razón. Mi piel se pone de gallina con solo mirarlo.”

Shirone miró al Caballero Oscuro, pero él sólo se quedó ahí en silencio. Por su casco, no podían ver su expresión. Sus ojos brillaban con un lúgubre tono carmesí gracias a las gemas que cubrían los ojos del casco. Evitaba que el grupo descubriera su identidad.

Esa luz carmesí estaba fija en Chiyuki y compañía.

“No necesitas temer, Shirone. Somos fuertes. Además, él está solo.”

Chiyuki se sintió más tranquila con las palabras de Reiji. Como él dijo, el Caballero Oscuro estaba por su cuenta. No importaba qué tan poderoso fuera, no debería ser rival para Reiji, el Héroe de la Luz.

“Es cierto. Pero entonces, ¿Por qué nos esperó por su cuenta?”

Todas incluyendo a Chiyuki se preguntaron eso.

(¿Qué rayos está pensando ese Rey Demonio?)

Mientras que Chiyuki pensaba eso, el Caballero Oscuro levantó su espada y apuntó a su grupo.

“Héroe Reiji! Deseo un duelo sólo contigo!”

“Héroe Reiji! Deseo un duelo sólo contigo!”

Kuroki, portando la armadura del Caballero Oscuro, declaró un duelo en frente de Reiji y su grupo con su espada apuntando directamente a Reiji. Era una espada demoniaca, con líneas carmesí siniestras que recorrían a lo largo de la superficie de la espada. Los patrones rojo sangre en la superficie de la espada pulsaban como si estuviera viva. Modes se la dio junto con la armadura que estaba usando.

Era una gran espada que tenía que usarse con ambas manos. Cuando se le fue entregada, su largo era cercano a dos metros. Pero en las manos de Kuroki, su tamaño se redujo hasta que su largo se convirtió en un poco más de un metro.

(Sí que es una espada misteriosa. Cambia de tamaño con respecto a su dueño… Es demasiado diferente a la espada de bambú que solía usar.)

Él había usado una katana antes, pero la espada en su mano estaba en una liga completamente diferente.

Reiji soltó una sonrisa feroz luego de recibir ese desafío. Kuroki sudó frío en su espalda de solo ver esa sonrisa.

(M-MIERDA! ¿QUÉ DEBO HACER AHORA? Puede que pierda de la manera más patética de nuevo.)

Ni siquiera necesitaba mirarse al espejo para ver su pobre expresión.

Kuroki estaba realmente agradecido de usar su casco para ocultar su rostro. Este era parte del set de armadura y ocultaba toda su cabeza, evitando que Shirone lo reconociera. Incluso estaba equipado con un distorsionador de voz mágico, también evitando que Shirone reconociera su voz.

Aunque esas funciones parecían sin importancia, no sería gracioso si Shirone lo reconociera. Kuroki miró a Reiji y su equipo por debajo de su casco. Reiji estaba rodeado por muchas linduras. Incluso Shirone estaba a su lado. Si él tenía que ser honesto, él no quería verla con Reiji.

Kuroki entonces centró su mirada en Reiji. Él usaba una armadura blanca con patrones dorados y una capa que parecía muy cara en su espalda. Una apariencia digna de su título como el Héroe de la Luz de la Diosa.

Incluso Kuroki estaba sorprendido al ver la apariencia de Reiji. Contra ese brillante Héroe estaba Kuroki, un subordinado del Rey Demonio. Ni siquiera tenía camaradas a su alrededor. Estaba solo contra todo el equipo del Héroe.

(Qué pasa con esta diferencia entre nuestras situaciones… Honestamente, ahora quiero llorar.)

En su corazón, Kuroki soltó un alarido de perro arrepentido incluso antes de que el duelo comenzara.

“Que todas retrocedan. Yo solo soy suficiente para derrotar a este tipo.”

Kuroki se sintió aliviado de que Reiji les dijera a las chicas que retrocedieran. Pues no quería pelear contra mujeres.

Reiji entonces desenvainó su espada. Era una espada larga que con un mango largo que debía sujetarse con ambas manos. El filo de la espada destellaba una luz dorada.

Kuroki pudo sentir que la espada de Reiji también era una espada mágica. Sintió un tipo de presión mientras se miraban fijamente.

(¿Por qué demonios no rechacé a Modes cuando tenía la oportunidad? Si pierdo, voy a morir! ¿En qué estaba pensando, pedir un duelo en el que ni estoy dispuesto a morir? ¿Qué rayos? Si tan solo pudiera golpear a mi estúpido yo de hace unas horas! Espera, puede que no sea demasiado tarde para rendirme… NO, NO, NO, PUEDE QUE ESCAPAR SEA MI MEJOR OPCIÓN!!!)

Aunque la mente de Kuroki estaba siendo consumida por su miedo, su cuerpo se puso en guardia solo. Kuroki tampoco entendía la situación.

“Voy a acabar con esto con un solo golpe.”

Dijo Reiji con una sonrisa refrescante en su rostro. Era la misma sonrisa confiada que mostraba cuando nunca dudaba de su victoria. Sería la segunda vez que peleaban. Kuroki recordó que, durante la primera vez, Reiji se había reído de la misma manera.

Se miraron fijamente por unos segundos, pero ninguno de ellos hizo el primer movimiento. Fueron solo unos segundos y aun así Kuroki sintió que había pasado una eternidad.

“¿Demasiado aterrado para moverte? Entonces aquí voy!”

Reiji se movió primero, pateando el suelo y cerrando la distancia con Kuroki. Su velocidad era mucho más rápida que la de Runfeld.

Para Kuroki, Reiji se movió del mismo modo que en su primer duelo. Reiji desapareció repentinamente justo delante de Kuroki.

(Por la derecha, ¿Cierto?)

Kuroki giró su cuerpo y blandió su espada a la derecha inmediatamente. El impacto de las dos espadas fue transmitido desde la hoja a sus brazos.

Sin ningún retraso, Kuroki bloqueó el golpe de Reiji al desviar su poder con una combinación de un movimiento giratorio y un desliz de pies. Su bloqueo pudo haber tambaleado a Reiji… si Reiji fuera una persona normal.

“Uups!”

Pero Reiji no era un Héroe sólo porque sí. No fue en contra del flujo. Solo continuo con un brinco para volver a ganar su balance.

(Es como si fuera un mono! ¿Qué tipo de sistema nervioso tiene para ser capaz de hacer tal movimiento?)

Kuroki estaba sorprendido por los reflejos de Reiji.

Luego de haber obtenido de vuelta su balance, Reiji cargó de nuevo contra Kuroki desde el frente. Kuroki no cometió el mismo error de antes. No dejó que sus espadas colisionaran. En cambio, bloqueó la espada de Reiji con una combinación de movimientos de barrido y deslices, arrojando el ataque hacia un costado.

Ese desliz era una técnica que dominó un poco antes de ser invocado a otro mundo. Tomó años de entrenamiento. Aunque el balance de Reiji se derrumbó de nuevo, solo saltó a un costado para reajustarlo inmediatamente. Y una vez más dirigió su espada hacia Kuroki.

“MALDITA SEA! NADA MAL! ¿QUÉ TAL ESTO?”

El cuerpo de Reiji fue envuelto por luz mientras aceleraba aún más rápido que antes. Cuando Reiji blandió su espada a esa velocidad, varias espadas de luz aparecieron a la vez y atacaron a Kuroki al mismo tiempo.

(¿EH? ¿WOAH? ¿PERDÓN?)

Kuroki agitó su espada y giró hasta que detuvo todas las espadas de luz.

“Has estado huyendo desde el inicio! ¿Defender es lo único que sabes hacer?”

Reiji comenzaba a irritarse. Pero no podía evitarse. Kuroki no veía una apertura para un contraataque. Reiji atacaba sin parar y Kuroki no podía hacer nada más que defenderse.

Pero Kuroki notó que, mientras más tiempo pasaba, el ataque de Reiji perdía potencia. Cada vez que Kuroki detenía los ataques de Reiji, el sonido de su espada impactando en la espada de Reiji causaba que el aire temblara. Luz y oscuridad se cruzaban bajo el cielo oscuro y estrellado de Nargol.

Parecía que Reiji estaba perdiendo la paciencia con el paso de la batalla. Liberó un gran ataque, buscando terminar la pelea lo más pronto posible.

“TOMA ESTO!”

Ese ataque simplemente era demasiado burdo contra Kuroki, quien había pasado años de entrenamiento. Kuroki no bloqueó el ataque. Lo esquivó por el margen de un cabello, hizo un círculo y usó ese impulso para hacer un corte diagonal desde la parte inferior izquierda hasta la parte superior derecha. La sensación de su espada cortando a través de algo fue transmitido a sus manos.

Se sintió como si el tiempo se detuviera.

El corte diagonal partió el abdomen de Reiji desde el lado derecho de su cintura hasta su hombro izquierdo. Aunque ese corte no partió completamente el cuerpo de Reiji en dos, lo dejó mortalmente herido. La sangre brotó de esa herida.

“¿EH..?”

Reiji observaba su pecho con una expresión de no poder creer lo que acababa de ver. Y luego, cayó boca arriba.

“No! Reiji-kun perdió!”

“Rei-kun!”

“Reiji-senpai!”

“Reiji-san!”

“Reiji-kun!”

Cinco chicas gritaron al mismo tiempo y todas se movieron del mismo modo. Kuroki retrocedió en cuanto sintió sus intenciones asesinas. Al siguiente instante, una pira de fuego se erigió en el lugar donde Kuroki estaba hace un momento.

En un parpadeo, un Gigante de fuego yacía frente a Kuroki. Una chica estaba justo al lado de ese Gigante de fuego.

“Oh Feroz Gigante de Fuego Viviendo en el Reino Fuego! Cruza el Puente Arcoíris y Ayuda a Rino! VE! Emperador Flama!”

En cuanto la chica le ordenó atacar, el Gigante de fuego cargó contra Kuroki. El momento en que reconoció el peligro, Kuroki estiró su mano izquierda que no estaba sosteniendo la espada en ese momento.

“Oh Flama Oscura!”

La flama oscura que salió de la mano de Kuroki lo protegió del ataque del Gigante de Fuego. Era la única magia que había aprendido antes del duelo.

“Rei-kun! Oh Viento Sanador! Cierra Su Herida!”

Yoshino Sahoko corrió al lado del derrotado Reiji.

“Todas! Acérquense a Reiji-kun!”

Las otras chicas se reunieron alrededor de Reiji en cuanto escucharon las apresuradas palabras de Mizouji Chiyuki.

“Teletransporte!”

Una luz hipnotizante surgió junto con su grito y entonces, cuando la luz y el Gigante de Fuego desaparecieron, el grupo del Héroe se desvaneció de ese lugar.

“¿Acaso… gané?”

En cuanto susurró eso, su cuerpo tembló de la emoción.

Luego cayó de rodillas y dio un gran suspiro.

¿Te gusta? Apóyanos en Patreon!