Ankoku C70 – 2

Modo Noche

Pero ahora, ese papel fue relegado a Sienna, la hermana menor de Decius. Por lo tanto, me he estado preguntando cómo se siente ella sobre ese cambio de rol.

“En efecto, Héroe-sama. Mi nombre es Ainoe. ¿Puedo preguntar el motivo de la repentina visita del famoso Héroe-sama a este lugar?”

Ainoe nos miró con una mirada desconcertada.

“Cuánto tiempo sin verte, Ainoe-dono. Gracias por cuidar de mi hermana todo este tiempo.”

Decius se adelantó para saludar a Ainoe.

“Oh! Pensar que incluso Decius-dono ha venido también. Cuánto tiempo sin verte, Decius-dono, me pregunto cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que nos visitaste. Si mi memoria no me falla, debió ser durante la inscripción de Sienna, ¿Cierto? No obstante, ¿Puedo preguntar también por tus asuntos? ¿Ha pasado algo?”

Ainoe habló con una sonrisa misteriosa en su rostro.

“La verdad es que Sienna no ha vuelto desde anoche. Además, la desaparición de Sienna parece estar relacionada con los adoradores del rey demonio. Y ese adorador podría ser el miembro de esta compañía.”

La sonrisa desapareció del rostro de Ainoe en cuanto escuchó las palabras de Decius.

“¿Adorador del Rey Demonio? ¿Cómo lo sabes?”

“Por la flauta que se dejó tras el incidente de anoche. Por favor, echa un vistazo a esta flauta. Tiene la cresta de la cabra negra, ¿Verdad?”

Decius sacó la flauta de su bolsillo.

Los ojos de Ainoe se abrieron de par en par al ver la flauta.

“Sienna encontró esta flauta después del incidente de anoche y me la confió. He oído que el hombre que se hacía pasar por sátiro y tocaba esta flauta es un miembro de esta compañía. ¿Sabes por casualidad lo que ocurre en esta compañía, Ainoe-dono?”

“Marchas!!!”

Ainoe gritó de repente un nombre.

Como su voz era muy fuerte, todos los miembros de la tropa miraron a Ainoe.

“¿Ainoe-dono?”

Preguntó Decius tímidamente a Ainoe.

“Mis disculpas, Decius-dono. No tengo ni idea de este asunto.”

Ainoe contesto así, susurrando ‘Hohoho’ en una voz casi inaudible.

Pero, no dejé de escuchar esa risa.

Marchas debe ser el nombre del sátiro que cayó al mar durante el incidente de anoche.

¿Por qué gritó ese nombre de la nada?

“Primero, mis disculpas por interrumpirte de repente, Ainoe-san. ¿Por casualidad conoces al dueño de esta flauta? Si no me equivoco, el que se llama Marchas debe ser el que se hizo pasar por sátiro anoche.” — le pregunté a Ainoe.

“… No, no lo conozco.”

Ainoe negó con la cabeza.

Supe que algo estaba mal cuando vi ese gesto.

Intentemos preguntarle a Rino más tarde. Rino tiene la capacidad de detectar mentiras. A partir de este breve intercambio, estaba casi convencida de que Ainoe nos estaba mintiendo.

“Ahora que lo pienso, no he visto a Marchas hoy. Hey~, ¿Alguien sabe dónde está Marchas ahora mismo?”

Midas se dirigió hacia los demás miembros mientras hacía esa pregunta.

“Marchas… Ahora que lo pienso, ese tipo es sospechoso ¿Cierto?”

Todos parecían estar de acuerdo con Reiji en este punto. Para ser sinceros, Ainoe, que no desveló su verdadero rostro a todos, era igualmente sospechosa.

Midas regresó poco después.

“Parece que ese tipo aún no ha regresado después de haber salido anoche.”

Midas frunció el ceño mientras nos contaba esa noticia.

“¿Qué pasa, Midas-dono?”

“Bueno… Resulta que me enteré por el otro miembro que Sienna parece haber estado siguiendo a Marchas anoche.”

Nos miramos las caras al escuchar ese comentario.

“Ya veo… ¿Sabes a dónde fue ese Marchas-san?”

Midas negó con la cabeza al escuchar mi pregunta.

“No, lamentablemente no está entre mis conocidos.”

“¿Puede ser que haya ido a ese tipo de lugares?”

“Puede ser, fue a beber a cierto lugar en la ciudad exterior del oeste, pero… tal vez sea mejor preguntarle a la persona misma, ¿Cierto?”

“Sí. Bueno, ya que queremos discutir algo entre nosotros, nos excusaremos por ahora.”

“Sí… señora.”

Después de que Midas aceptara mi petición, me llevé a todos a un lugar ligeramente separado, lejos de Midas y Ainoe.

“Entonces, Rino-san, ¿Ainoe-san estaba mintiendo hace un momento?”

Rino asintió para responder a mi pregunta.

“Ella está mintiendo. Parece que ella sabía lo de la flauta.”

“Sí, yo sentí lo mismo.”

El que estaba de acuerdo con Rino era Decius.

“¿También tienes el poder de distinguir las mentiras, señor Decius?”

“Sí Sabio-dono, obtuve ese poder de quien me concedió la protección divina, Sulsha-sama.”

Decius respondió con una sonrisa en su rostro.

Sulsha era el nombre del arcángel que era aclamado como los oídos del Dios Oudith, también conocido como el inspector.

El deber de este ángel era investigar los sucesos que ocurrían en el reino humano e informar de ellos a Oudith. Además, parece que este ángel interfería en los acontecimientos de vez en cuando para animar a la humanidad.

Ese ángel también otorgaba su protección divina a los sacerdotes de Oudith con perspectivas brillantes.

Parece que los talentos de Decius fueron reconocidos por Sulsha. Podría ser capaz de usar otra magia también.

“Por cierto, tenemos dos sospechosos aquí. ¿Qué deberíamos hacer con ellos, Chiyuki-san?”

“¿Qué tal si nos dividimos en dos equipos? Un equipo se quedará aquí para observar a Ainoe-san mientras el otro equipo va a investigar el paradero de Marchas. Por eso, Shirone-san…”

Miré a Shirone.

“¿Qué pasa, Chiyuki-san?”

“Puedes aceptar la oferta del líder Midas de actuar como la heroína.”

Shirone negó con la cabeza cuando se lo dije.

“Eh… ¿Por qué?”

“Para evitar las sospechas de Ainoe-san. Ella podría ser sólo un peón mientras el verdadero culpable se esconde en la oscuridad. Tenemos que dejarla ir para que se reúna con el cerebro. Creo que hacer que Shirone-san acepte el papel de princesa para acercarse a Ainoe-san es la mejor opción.”

Ainoe utilizó la magia para cambiar su apariencia. Ella podría no ser una maga. Alguien más podría haber usado la magia en ella para ocultar su verdadera apariencia.

Nuestro trabajo era encontrar a esa persona.

“Entonces, será más fácil si usas la magia de Rino…”

Shirone respondió con una mirada reacia.

Seguramente, sería más rápido si usáramos la magia de Rino para leer la mente.

Pero, Ainoe-san podría estar conectada a esa persona con magia.

“Seguramente, será más rápido si usamos ese método. Pero, existe la posibilidad de que el verdadero culpable se escape si usamos la inmersión mental de Rino para leer sus recuerdos. Por ejemplo, si esa persona usa sus familiares para observar la situación. Por eso quiero evitar usar la magia de Rino-san.”

Recordé el asunto que fue captado por Nao-san antes. La mente maestra podría notar si usamos magia en Ainoe-san.

“Uuuh.~”

Shirone gimió. Parece que está realmente en contra de esta idea.

“Está bien, Shirone-san. Rino te asistirá♪”

Rino dijo alegremente.

“Yo también quiero ver a Shirone con un disfraz de princesa. Creo que le sentará bien.”

Reiji sonreía de oreja a oreja mientras ponía su mano en el hombro de Shirone.

De hecho, yo también quería verla.

Naturalmente, no se lo diría a Shirone.

“Después de eso, el cerebro podría preparar algo para nosotros. Por eso te convertirás en un señuelo por nosotros. La otra parte podría estar al acecho en la oscuridad, esperando su oportunidad, en lugar de venir hacia nosotros. Esto es algo que aprendí de la batalla contra Labrys.”

Continué despreocupada, ocultando mis verdaderas intenciones.

“Uuh. De acuerdo, entiendo. Pero, sólo durante la investigación! Dejaré de hacerlo en cuanto terminemos la investigación!”

Shirone accedió a regañadientes tras ser persuadida por Reiji, Rino y yo.

“Sabio-dono, he estado sospechando del hombre llamado Marchas.”

Decius habló.

“Supongo que está decidido entonces. Shirone-san, Rino-san, Sahoko-san y Reiji-kun.”

“Uhm, entiendo, Chiyuki-san.”

Sahoko asintió con la cabeza.

Incluí a Sahoko ya que podía convertirse en el tapón de Reiji.

“Por último, yo, Nao-san y Decius-san iremos a investigar el paradero de Marchas.”

Nao y Decius asintieron.

Al mirarlo, descubrí que la piel de Decius estaba más pálida que antes, debía ser porque estaba preocupado por su hermana, Sienna.

También recé por la seguridad de Sienna.

Espero que siga viva.

—Bailarina, Sienna—

Sienna… Sienna…

Escuché la voz de mi hermano llamando mi nombre desde el otro lado de la oscuridad.

Mi hermano debe estar preocupado por mí en este momento.

La razón es que aún no he regresado.

En el momento en que lo pensé, me desperté en una habitación misteriosa.

“Uhn~”

Miré a mi alrededor para ver mi situación actual.

¿En dónde estoy?

Estaba durmiendo en una habitación espaciosa y lujosa, con costosos adornos en las paredes y una cama mullida.

Cuando miré la pequeña ventana en un lugar alto, supe que la hora era cerca del atardecer. Parece que el día estaba a punto de convertirse en noche.

Sin embargo, ¿Por qué estaba durmiendo en este lugar?

Intenté recordar los acontecimientos antes de desmayarme.

Entonces recordé. Recordé el evento que ocurrió en el sótano de ese bar.

Estaba siguiendo a Marchas, vi al Diablo y a Ainoe-neesan.

Después de eso, fui perseguida por la gente que llevaba máscaras blancas, y por último, luché contra el Caballero Oscuro.

Mi cabeza estaba realmente confundida ya que me pasaron demasiadas cosas anoche.

Debería haber perdido contra el Caballero Oscuro. Y sin embargo, todavía estoy viva.

Intenté levantarme de la cama.

No tenía ni idea de por qué seguía viva, pero había un demonio en este país.

Tengo que advertir a mi hermano sobre esta situación.

“¿Uhm? ¿Qué es esto?”

Y entonces, me di cuenta de que había una zarza negra enroscada alrededor de mi cuerpo. Y sin embargo, no era doloroso en absoluto. Esta zarza no me dolía en absoluto.

Podría ser algún tipo de magia, pero no obstaculizaba mis movimientos en absoluto.