Ankoku C71 – 1

Modo Noche

Capítulo 71: El paradero del Sátiro

—Sabio de Cabello Negro, Chiyuki—

El tiempo pasó rápidamente y el sol ya se había puesto. La zona que nos rodeaba ya estaba envuelta por la oscuridad.

En un país normal, los nobles y los ciudadanos se irían a casa a esta hora de la tarde. La razón es que, por motivos económicos, intentaban maximizar el uso de combustible para la iluminación de las murallas para ahuyentar a los monstruos.

Sin embargo, dado que el combustible se podía obtener fácilmente en un país rico como la República Ariadya, algunas partes de la ciudad seguían siendo luminosas y animadas gracias a las lámparas que se alineaban a lo largo de las calles.

Uno podía caminar por estas calles con bastante facilidad incluso sin el uso de la magia de iluminación.

“Ho~ De alguna manera, hay muchas mujeres voluptuosas con trajes sexys en este lugar, Chiyuki-san.”

Nao miraba alrededor con una mirada curiosa.

En este momento estoy caminando por la ciudad exterior junto a Decius y Nao.

Había muchas posadas baratas en esta zona que estaban orientadas a los trabajadores de bajos ingresos.

Las que Nao señaló eran las empleadas de esas posadas.

Al mismo tiempo, también trabajaban como rameras.

La tarifa por la comida y la habitación se convertía en los ingresos de la posada, mientras que el precio por una noche se convertía en los ingresos de esas rameras.

“Por favor, deja de mirar, Nao-san. Es malo para tu educación.”

Expusieron su piel un poco más de la cuenta.

Era claramente un atuendo para atraer a los hombres lujuriosos.

“Lo siento, Chiyuki-san. Sin embargo, mufufufu, nunca esperé que también llamaran a esta Nao.”

Nao estaba claramente encantada de ser llamada por aquellos hombres que la confundían con una ramera.

En comparación con Rino, Sahoko o Shirone, Nao casi nunca recibía llamadas de los hombres. Por eso parece estar realmente encantada cuando esos hombres la llaman.

Las mujeres que residen en esta zona eran prostitutas.

En este mundo, el área fuera de las murallas era la zona donde los monstruos podían correr sin control en cualquier momento. Las mujeres viajeras eran raras. Por esa razón, la mayoría de las personas que se alojaban en las posadas eran hombres, mientras que las mujeres trabajaban principalmente como rameras.

También era la razón por la que tanto Nao como yo habíamos recibido muchas invitaciones de los hombres de por aquí que nos confundían con rameras cuando caminábamos por esta calle.

Aunque nuestro atuendo actual distaba mucho de los que llevaban esas prostitutas, a esos hombres no parecían importarles esas cuestiones.

Gracias a eso, ahuyentarlos era una verdadera molestia.

Por eso, creo que no deberíamos alejarnos del lado de Decius en la medida de lo posible.

Aunque Nao estaba realmente encantada con sus llamadas, ¿Estás realmente feliz de ser tratada como una de las prostitutas?

Aunque, cuando miro a mi alrededor, ninguno de ellos era guapo ni mucho menos.

Cuando se trata sólo de la cara, Reiji ganó contra ellos por miles de kilómetros. Sin mencionar que Decius era bastante guapo él mismo. Y a diferencia de Reiji, Decius era un hombre apuesto y sincero.

Dejando de lado sus rostros, me di cuenta de que ningún hombre sincero me llamaba.

Por favor, para… esto me hizo preocuparme aún más por mi propio futuro.

Incluyendo a Decius que, a pesar de caminar junto a dos bellezas como nosotras, nos ignora por completo. Naturalmente, las rameras de los alrededores también fueron excluidas de su campo de visión.

Tal y como están las cosas, no es bueno que siga mirando a su alrededor como si estuviera buscando una prostituta. Pero, los hombres sospechosos y las rameras se escondieron en cuanto vieron a Decus caminando hacia ellos.

De hecho, traerlo a este lugar parece haber sido un gran error.

Los caballeros de la ley no eran bien recibidos por la gente que vivía en esta zona. Incluso ese Marchas podría haber acabado escapando antes de que pudiéramos atraparlo.

Fue lo que pensé mientras enviaba una mirada de reojo a Decius.

Allí, me fijé en la cosa que llevaba atada al cinturón.

“Decius-dono, ¿Es eso por casualidad un arma?”

“Sí, es un jutte. He oído que fuiste tú quien empezó a difundir esta arma, Sabio-dono. Por eso, nosotros, los caballeros de la ley, decidimos usarla como nuestra arma oficial para detener a los delincuentes de poca monta.”

Decius se quitó entonces el jutte de la cintura.

Como nunca especifiqué el tamaño exacto de un jutte, los juttes creados en este mundo eran de mayor dimensión en comparación con los que yo conocía.

Seguramente, le dije a la policía armada de la Santa República Lenaria que usara el jutte como arma para detener a los delincuentes de poca monta.

Nunca esperé que se extendiera hasta la República Ariadya.

“Ni siquiera yo esperaba que llegara tan lejos.”

“Tienes razón, Nao-san… Nunca se sabe lo que se va a extender.”

Tenemos que tener cuidado ya que hay una posibilidad extremadamente alta de que el extraño conocimiento de nuestro mundo se extienda en este mundo.

Especialmente para el mayor infractor en este caso de nuestro grupo, Reiji y Rino. Tengo que darles una estricta advertencia más tarde.

Aunque… podría ser demasiado tarde.

“Sabio-dono, según los otros miembros de la compañía, el llamado Marchas es un cliente frecuente de este lugar.”

Parece que habíamos llegado a nuestro destino en medio de nuestra conversación. Decius entonces miró a su alrededor.

Parece que la persona llamada Marchas suele frecuentar este lugar.

“Ya veo. Nao-san, ¿Puedes tratar de mirar por esta zona para confirmar ese hecho?”

Le di el retrato de Marchas que fue pintado por el miembro de la compañía a Nao. Esto debería facilitar su trabajo.

“Entendido!”

La figura de Nao desapareció justo después de decir eso.

“¿Eh?”

Decius miró inquieto a su alrededor al ver que la figura de Nao se desvanecía justo delante de sus ojos.

Parece que el movimiento de Nao fue demasiado rápido para Decius.

Bueno, lo mismo ocurre conmigo.

Incluso la gente con el nivel de poder de Shirone y Kaya apenas podía ver la figura de Nao cuando se movía a su mayor velocidad. El único que podía seguir el movimiento de Nao podría ser Reiji. Nadie podía seguir los movimientos de esos dos cuando se movían a su máxima velocidad.

Nao regresó poco después.

“Bienvenida, Nao-san. ¿Has encontrado a esa persona?”

Nao negó con la cabeza al escuchar mi pregunta.

“No encontré a ese hombre, pero encontré los rastros de una batalla.”

“¿Rastros de una batalla?”

“Sí. Chiyuki-san. Sígueme.”

Seguí a Nao.

“Vamos, Decius-dono.”

Decius también nos siguió a Nao y a mí.

Nao nos llevó a un lugar un poco apartado un rato después.

“Es arriba.”

Nao saltó hacia arriba mientras nos decía eso.

“¿Puedes usar magia de vuelo, Decius-dono?”

“No, eso es…”

“Entonces permite que te lleve hasta allí.”

Agarré la mano de Decius y lo llevé hacia arriba con magia de vuelo.

A pesar de su incapacidad para usar la magia de vuelo, Decius no gritó en absoluto cuando lo subí.

“Echa un vistazo. Hay muchos agujeros en el tejado.”

Al aterrizar en el techo, Nao señaló varias hendiduras y agujeros en el techo.

Tenía razón; el tamaño de estos agujeros era anormal.

No tenía ni idea de qué tipo de batalla había tenido lugar en este sitio.

Pero estaba segura de que estos agujeros habían sido creados muy recientemente.

“¿Sabes quién luchó en este lugar, Nao-san?”

“No sé, pero no eran humanos normales. La forma en que se movían era demasiado azarosa.”

Reflexioné profundamente al escuchar eso.

“¿Qué piensas de esta situación, Decius-dono? ¿Crees que tu hermana menor, Sienna-san estuvo involucrada en esta batalla?”

Decius puso una cara de preocupación al escuchar mi pregunta.

“No lo sé. Pero, si Sienna estuvo realmente involucrada en la batalla, debería dejar algún tipo de pista.”

“¿Pista?”

“Sí. Podría haber dejado algo por esta zona.”

“Aaah, ya veo.”

“Supongo que podemos usar de magia de búsqueda de objetos para comprobarlo.”

Sentí una profunda admiración al escuchar las palabras de Decius.

La magia para encontrar objetos, también conocida como magia de localización, era una magia para encontrar un objeto específico.

Naturalmente no era una magia omnipotente que pudiera encontrar cualquier cosa. El usuario tenía que tener una imagen clara sobre la cosa que intentaba encontrar.

Decius parece ser un experto en esta área. Quiero decir, no creo que reciba la protección divina de un ángel sólo por su fe, su verdadera habilidad está definitivamente involucrada en esta área.

Por cierto, naturalmente también podía utilizar la magia de localización, pero no tenía ni idea del objeto que seguramente llevaba Sienna-san.

Decius entonces cerró los ojos, concentrando su mente después de decirlo — “Entonces, empezaré a usarlo. Mi rango de búsqueda no es tan amplio, pero… debería ser suficiente para encontrar el objeto que dejó Sienna.”

Así, sentí una ola de maná de Decius un segundo después.

Pocos segundos después, gotas de sudor comenzaron a aparecer en la cara de Decius. Puede que se haya esforzado más allá de sus límites para ampliar su rango de búsqueda. Parece que le costó mucho localizar la pista de su hermana menor.

Nao y yo observamos en silencio para no molestar a Decius.

Y entonces, sus ojos se abrieron de golpe.

“Haaah… Haah… lo encontré.”

Decius respiró profundamente mientras se incorporaba.

“¿Estás bien, Decius-dono?”

“No es gran cosa, Sabio-dono. De todos modos, por favor, síganme.”

Bajamos del techo y continuamos siguiendo a Decius.

Parece que Decius apenas puede sostenerse. Parece que la magia que acaba de usar consumió la mayor parte de su maná.

“Es aquí.”

Decius entonces señaló el hueco entre dos edificios.

“Creo que, la espada curva de Sienna se encuentra entre estos dos edificios, pero…”

Miré ese estrecho callejón. Era lo suficientemente grande como para que un humano entrara en medio, pero honestamente no quería entrar ya que parecía un basurero.

“Uuh. Está sucio.”

“Tal vez sea una especie de vertedero ilegal. No me extraña que no quieras entrar.”

Hice varias manos mágicas y las extendí hacia el estrecho callejón.

Después de tantear durante unos minutos, mi mano mágica finalmente encontró algo que parecía una espada curva.

“Como pensaba, realmente es la espada de Sienna.”

Decius habló mientras miraba la espada curva que fue recuperada por mi mano mágica.

“Así que ese es el caso… así que Sienna está realmente involucrada en esa batalla sobre el techo. Sería lo mejor que esté a salvo, pero…”

Miré hacia abajo mientras hablaba.

“Sí… podría haber sido perseguida por el adorador del Rey Demonio. Creo que Sienna está sana y salva, ya que es buena en las artes de escape. Pero, su situación podría empeorar si no la encontramos cuanto antes.”

Decius habló con una mirada amarga en su rostro.

Decius parece creer que su hermana menor estaba sana y salva. Tal vez Sienna era una chica inesperadamente fuerte.