Motokano ni Maketakunai Prólogo III

Modo Noche

Prólogo III: Presentimiento

Después de las clases de la mañana, los alumnos que solían comprar el almuerzo en la cafetería ya sabían de la gravedad de la competición, así que salieron corriendo del aula en cuanto sonó el timbre.

En cuanto a mí, dos de los alumnos con los que debía almorzar querían ir a la cafetería, así que me acerqué para ver de qué se trataba la legendaria competición. Me enteré de que aproximadamente la mitad de los estudiantes de nuestra preparatoria utilizaban la cafetería, así que estaba bastante llena.

“Este es el famoso bol de arroz frito con pollo de Hekiou — limitado a sólo 20 raciones al día. Es sorprendente la cantidad de gente que lo pide.”

“Creo que sólo están siendo amables con los de primer año. De todas formas, los senpai no lo han pedido.”

Takadera era el hambriento de cabeza puntiaguda, y Ogishima era el pequeño, el guapo. Los tres íbamos a distintas secundarias, pero el primer día de clases, de alguna manera, nos llevamos bien y almorzamos juntos.

“Senda, ¿Dónde quieres sentarte?”

“¿Qué te parece este asiento?”

“Oh, ese está bien.”

No me sentía cómodo sentado en el centro de la gran cafetería, así que me senté en una de las mesas cercanas a la ventana.

Cuando estaba a punto de empezar a comer, Takadera y Ogishima me miraron con una mirada seria.

“¿A qué viene esa mirada…?”

“No quise preguntar la semana pasada porque acabábamos de conocernos, pero Ogishima dijo que tenía curiosidad.”

“Tú fuiste el que dijo que no podía dormir porque estaba preocupado por él. No me eches la culpa a mí.”

“Oh… todavía tienes curiosidad por eso…”

Sólo pensar en decir su nombre hizo que mi corazón se sintiera confuso. Todavía no había podido cambiar de opinión en absoluto.

“Estamos hablando del hecho de que Asatani-san y tú fueron a la misma escuela secundaria.”

“No, vivimos en mundos diferentes, ya sabes. De alguna manera, nos llevamos bien esta mañana.”

Un sudor frío recorrió mi espalda al darme cuenta de que me estaban observando. Me sentía demasiado amargado para decir honestamente que me habían dejado, así que quise pasar sin mencionar nada de eso.

“Es lo mismo en mi clase, pero me da curiosidad cuando pienso que hay verdaderos famosos aquí.”

“Oh, sí, puedo verlo. Ya he buscado online otros nombres de Noarin varias veces.”

“Yo también he buscado con el nombre de ‘Noarin’ unas cuantas veces. Bueno… ‘Noarin’ no parece ser su favorito.”

“¿En serio? Eso es una gran sorpresa para los fans. Entonces, ¿Cómo debería llamarla a partir de ahora?”

“Takadera, eres un otaku amante de idols, ¿Verdad? Dijiste que eras fan de otra celebridad.”

“Soy fan desde hace mucho tiempo. Un fan es un fan en cualquier momento, incluso hace un segundo. No importa de cuántas personas sea fan.”

A juzgar por lo que dice en las redes sociales, Takadera era bastante aficionado a las idols. Nunca mencionó en Internet que estuviera en la misma clase que Kiritani Noa, así que podíamos estar tranquilos.

En Internet solían tratarla como una idol, pero la propia Asatani no parecía muy contenta de que la vieran de esa forma. Sería mejor decírselo a Takadera en el futuro.

“Si yo fuera Senda, estaría pensando que tendría alguna oportunidad sólo porque fuimos a la misma secundaria. Tienes mucha suerte de estar sentado junto a ella.”

Dijo algo que me hizo casi atragantarme. Pero fue culpa mía por no ser capaz de contarle la situación, sin ofender a Takadera.

“Bueno, somos gente normal en la misma clase.”

“Vaya, estás hablando en frío de repente. Creo que por fin entiendo por qué Takadera entró en nuestra escuela.”

“He olvidado la mayor parte de lo que he respondido en mis exámenes durante las vacaciones de primavera. Cuento con ustedes, en más de un sentido.”

“No, tú también esfuerzate.”

“Oh, eres el tipo de persona que hace comentarios agudos, ¿Cierto? Dos habladores y un comediante es un buen equilibrio.”

“¿De qué estás hablando? …Suficiente!”

Cuando hice el papel de tsukkomi, parecían estar disfrutando. Habían estado callados la semana pasada, pero ahora parecían estar mostrando sus verdaderos colores.

“Hmm…”

El tema de la conversación entre Takadera y Ogishima había cambiado a un juego, pero no pude evitar dirigir mi atención a la mesa detrás de mí cuando los escuché hablar.

“¿Qué está pasando? Creía que Nozomi Takane iba a unirse a nuestro club.”

“No, dijo que quería concentrarse en sus estudios durante la preparatoria.”

“Entonces, haz que los chicos de la secundaria Norte la recluten. Hay algunas chicas en segundo año, ¿Verdad?”

“Oh, eso suena bien. Se los haré saber.”

Dos alumnos del club de tenis estaban hablando de reclutar a Takane-san.

Cuando se presentó, no dijo que solía jugar al tenis. Me pregunté si eso era porque no quería seguir jugando al tenis en preparatoria.

Los senpai no estaban de buen humor, como se podía ver, y eso era evidente para Takadera y Ogishima, que bajaron el volumen de sus voces y hablaron.

“Hey, ¿No son un poco maleducados los de allí?”

“Son los chicos del club de tenis. Algunos dan un poco de miedo.”

El primer mes de clases era un período para elegir un club y Ogishima estaba investigando mucho. Así que debe haber oído hablar del club de tenis.

Los dos siguieron hablando. Aunque no intentara escuchar, no podía evitar oír lo que decían en el revuelo de la cafetería.

“Esta mañana se ha comportado como una completa idiota. Se marchó sin más.”

“Hoy hablaré con ella de camino a casa.”

“Oh, ¿En serio? Iré contigo. Quiero vengarme.”

“No digas ‘venganza’. La asustarás.”

Los senpai abandonaron sus asientos — pude verlos alejarse, y ambos parecían estar en segundo año.

Takane-san sí que destacaba entre el resto de los de primer año. Aun así, el hecho de que la reclutaran para un club de esa manera me parecía exagerado.

Además, tenía un mal presentimiento. Me preguntaba si la razón por la que querían a Takane-san en el club de tenis femenino era porque esos chicos sólo querían tener contacto con ella.

“Hey, ¿Qué pasa? ¿Estás bien? ¿Quieres un poco de pollo frito?”

“Es duro para Takane-san tener que ser reclutada así. Ya sabes, definitivamente tienen motivos ocultos.”

“… ¿Tú también lo crees?”

“Hey, no me estoy enterando de nada. Siento que me están dejando de lado…”

Era muy difícil decir que Takane-san, que estaba en la misma clase que yo, podría estar en problemas cuando se mira la cara pacífica de Takadera.

Cuando volví al aula, Asatani-san me devolvió mi cuaderno antes de que empezara la clase.

“Nagi-kun, toma. Ha sido muy fácil de entender.”

“Ahh… Gracias.”

“¿Por qué me das las gracias? Soy yo quien debería darte las gracias.”

Asatani-san sonrió felizmente. Me pareció que estaba mirando el cuaderno que acababa de recibir, pero probablemente era mi imaginación.

La hora de la clase volaba rápidamente. El tiempo en el que podía sentarme junto a Asatani-san estaba llegando a su fin.

Era el final del quinto período. Luego llegó el final del sexto período, y finalmente la hora de la clase. La profesora entró al aula con una caja de lotería para cambiar de asiento.

“Dos alumnos dijeron que querían los asientos de delante. Si otros alumnos sacan esos asientos, tendremos que volver a hacer el sorteo. Empecemos la lotería desde esa fila de ahí.”

Uno a uno, fuimos sorteando y nuestros nombres se escribieron en la tabla de asientos dibujada en la pizarra.

Yo estaba al final de la segunda fila, junto a la ventana. Asatani-san se sentó en la parte delantera del pasillo, un asiento mucho más lejos que antes.

Takadera y Ogishima también estaban sentados en la parte delantera. También había otra persona en la clase a la que conocía, pero también se sentaba lejos de mí.

La penúltima en sacar la lotería fue Takane-san. Desplegó la lotería y la miró. Luego le dijo a la profesora su número y me miró.

“………….”

Yo también la miraba, así que nuestras miradas se cruzaron, pero fue sólo por un momento. Se sentó en diagonal a mi izquierda, como si no hubiera pasado nada.

La luz del sol que entraba por la ventana hacía brillar el cabello de Takane-san, que era lo suficientemente largo como para llegar a su espalda. La luz parecía fluir, haciéndome pensar que su espalda por sí sola haría un hermoso cuadro.

Estábamos en la misma clase, pero había una clara y evidente diferencia entre nosotros. Había dos personas que daban esta sensación en esta clase.

La chica sentada a mi izquierda es Watanabe-san, que creía que estaba en el mismo grupo que Asatani-san.

Las tres personas que conocía, excluyendo a Asatani-san, se acercaron a mí y me dijeron que estaban celosas y que querían cambiar conmigo.

“Así es como se asignarán los asientos de todos. Si realmente quieren cambiar de asiento, por favor, vengan a hablar conmigo. Todavía estoy pensando si debería crear un grupo de redes sociales de la clase para consultar y comunicarse sobre estos asuntos. Tengan cuidado de camino a casa.”

Sin más saludos, la clase se disolvió. Takadera y Ogishima ya habían decidido su club, así que se irían por su cuenta después de clase.

Yo no tenía intención de unirme a algún club por el momento. Estuve en el club de lectura hasta la secundaria, y los días que no estaba en el club, iba al gimnasio de un amigo al que conozco desde pequeño, donde me enseñaba algunas artes marciales.

No había ido al gimnasio desde que entré a preparatoria, por lo que quería ir a hacer ejercicio en algún momento. Sin embargo, hoy había un lugar al que realmente quería ir. La librería frente a la estación.

“Asatani-san, vas a visitar el club de teatro, ¿Verdad?”

“Vayamos a ver el club de música ligera. ¿Por qué no vienes con nosotras después de visitar el club de teatro?”

“Claro, me interesan los dos, pero no podré hacer muchas actividades de club, así que probablemente me limitaré a observar. ¿Les parece bien?”

“Oh, ya veo. Tienes un trabajo después de la escuela entre semana, ¿Verdad?”

Asatani-san y las demás salieron del aula. Después de eso, otro grupo de chicas se reunió alrededor de Takane-san.

“Takane-san, ¿Tienes algún plan después de la escuela?”

“Hemos pensado en ir a algún sitio a tomar el té y estudiar antes de ir a casa. Así podemos concentrarnos mejor que en casa.”

“Lo siento, pero hoy tengo que estudiar en casa. Por favor, invítenme de nuevo la próxima vez.”

Takane-san se disculpó y las chicas se fueron, aunque parecían arrepentidas de su decisión.

“Oh, um…”

Watanabe-san era parte del grupo de Asatani-san, pero se quedó atrás. Ella trató de hablar con Takane-san pero su voz era tan baja que Takane-san no la escuchó y simplemente se fue.

“Oh… lo siento. Creo que yo también debería ir a casa.”

Quizás pensando que la había visto, Watanabe-san se disculpó torpemente y se fue rápidamente.

No era bueno hacer suposiciones, pero podía adivinar por la situación. Si Watanabe-san tenía algo que decir a Takane-san, probablemente sería sobre su asiento. Había bastante diferencia de altura entre Takane-san, que era alta, y Watanabe-san, que estaba en el lado más pequeño de la clase. Podría ser difícil ver la pizarra teniendo delante la espalda de Takane-san.

Sin embargo, sería incómodo pedirle a Takane-san que cambiara de asiento. Había muchas chicas que estaban preocupadas por su altura. Aunque estaba seguro de que también había muchas chicas que querían ser más altas.

No me correspondía entrometerme, y me sentía mal por Watanabe-san si era sincero, así que no había nada especial que pudiera hacer entonces.

Sin embargo, por mucho que tuviera un mal presentimiento, mis ‘corazonadas’ a menudo se hacían realidad. Era tan bueno observando a la gente que podía decir que era un Chuunibyou.

La estación de tren estaba a un corto paseo de la escuela, y la zona frente a la estación se utilizaba a menudo como un lugar para que los estudiantes se detuvieran en su camino a casa y pasaran el rato.

Hoy he venido a la librería porque había un libro que quería comprar. No una revista de moda con Asatani-san como modelo, sino un nuevo manga y una novela de bolsillo.

Era la primera vez que compraba algo así con el uniforme de la preparatoria, así que terminé rápidamente mis compras. Encontré lo que buscaba y estaba a punto de llevarlo a la caja, pero sabía que no podía ignorarlos una vez los he visto, así que me acerqué a la sección de revistas de moda.

(Ahh… Hay un cliente delante de mí. Tendré que cambiar mi tiempo… No, espera. Esos dos son…)

No pude evitar esconderme de ellos, pero había dos chicos que llevaban el mismo uniforme escolar bastante desgastado. Eran los que estaban hablando de Takane-san en la cafetería de la escuela.

“Está realmente en la lista. Increíble.”

“Estamos realmente bendecidos este año por tener dos chicas de este calibre.”

“Si puedo ponerme en contacto con Kiritani Noa, tal vez me presente a algunas celebridades.”

“Aunque tienen la guardia alta… Si nos va bien con Nozomi Takane, tal vez sea igual con Kiritani Noa.”

“Esperemos que sí. Dios mío, estoy tan emocionado.”

Si no hubiera escuchado lo que dijeron antes en el almuerzo de hoy, no me habría parado a prestar atención a esos dos de allí.

Sin embargo, también estaba bastante seguro de que iba a comprar la revista por curiosidad, sólo porque Asatani-san estaba en ella.

Dije que era porque era un fan y quería apoyarla… Pero sólo estaba usando eso como excusa para disimular el tipo de interés que tenía por ella. Simplemente me fascinaba y quería saber todo lo que pudiera sobre ella.

“… Oh, la misión fue bien.”

“¿Viene Nozomi Takane? Supongo que no se puede ser grosero con una senpai después de todo, Nozomi-chan.”

(…….)

“Estás poniendo una cara muy malvada. Vamos.”

Los dos chicos volvieron a poner las revistas en desorden y salieron de la tienda.

Volví a acomodar la revista ordenadamente — la sensación de asco permaneció, y los latidos de mi corazón continuaron acelerándose.

“Gracias.”

“Oh…”

El dependiente, que había estado observando cómo reordenaba las revistas, se inclinó hacia mí y me dio las gracias.

‘Avísame si consigues una nueva novia, ¿Entendido?’

—No sabía por qué acababa de recordar eso.

Ya entonces me parecía que Asatani-san era diferente a la habitual, pero me daba demasiado miedo preguntarle porque temía que dijera que eran imaginaciones mías.

¿Pero era realmente lo correcto?

¿Estaría satisfecho si tomara la decisión segura, me convenciera de que era lo correcto y evitaría armar un escándalo?

Era consciente de ello, pero no hice nada. Sólo después pensé que, si hubiera actuado entonces, algo podría haber cambiado.

Fue una forma tonta de consolarme diciéndome que no me había equivocado.

PD: Esto lo estoy terminando después de un largo día acumulando cansancio… si ven algún error u oración redundante me avisan, lo corregiré mañana temprano.

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒