Cheat Skill V6 C6 – 3

Modo Noche

“[Barrera de Espada Santa]”

([Onda de Santo Pateador]! [Impacto de Oído Santo]!)

Inmediatamente después de que la esfera negra fuera liberada, Iris-san levantó la espada en su mano y la clavó vigorosamente en el suelo. Entonces, innumerables espadas brillantes aparecieron desde el suelo y salieron disparadas hacia la esfera negra.

Usagi-sensei también produjo la misma luz que la espada de Iris-san desde su pierna y la disparó hacia la esfera negra, seguida de un destello de luz desde sus dos orejas.

Las luces de la espada de Iris-san y de Usagi-sensei chocaron con la esfera negra.

“Kuh… Hahahahaha!”

“!”

Y entonces, las brillantes espadas de Iris-san y los rayos de luz de Usagi-sensei borraron la esfera negra!

“Hah… hah…”

(Kuh… mi cuerpo esta…)

Sin embargo, tanto Iris-san como Usagi-sensei estaban agotados después de ese intercambio. Ya no parecían ser capaces de moverse correctamente. Entonces Quarro abrió la boca, pareciendo ligeramente sorprendido.

“Vaya… no pensé que sólo ustedes dos pudieran impedir esto… No estoy seguro de si esto significa que yo soy el débil aquí, o si ustedes lo son, Santos.”

“Hah… hah…”

“Pero parece que detener eso es todo lo que pueden hacer… Así que, intentémoslo una vez más♪.”

“¿Qu—?”

Quarro dijo que repetiría su ataque, y una esfera negra se formó sobre su cabeza de nuevo.

“Ahahahahaha! Mira, mira! Tienen que defenderse de ella una vez más!”

“Iris-san! Usagi-sensei! Kuh!”

Desobedeciendo las palabras de Usagi-sensei, salí corriendo inmediatamente y ataqué a Quarro con mi [Espada Omnipotente] en la mano. Pero antes de que pudiera alcanzarlo, la niebla negra me bloqueó el camino.

“Apártate de mi camino!”

“Es inútil. Ni siquiera eres un Santo; no serías capaz de dañarla siquiera, ¿Sabes?”

Como dijo Quarro, no importaba cómo atacara, la niebla negra no parecía recibir ningún daño y se abalanzaba sobre mí una tras otra. Además, Quarro dirigió sin piedad la niebla negra hacia los cansados e inmóviles Usagi-sensei e Iris-san.

Usagi-sensei e Iris-san respondieron con todas sus fuerzas, pero estaban a la defensiva y parecían estar sufriendo.

Kuro, que había estado observando desde mi interior, abrió la boca.

(Es exactamente como ha dicho. Los únicos que pueden derrotar al mismísimo Mal son los Santos que son reconocidos por este planeta. Sólo hay que rendirse.)

“Entonces, ¿Qué se supone que debo hacer?” — Grité mientras usaba desesperadamente mi [Espada Omnipotente] y mi [Lanza Absoluta] para deshacerme de la niebla negra, y Kuro respondió con desinterés.

(Cierto… Sólo se me ocurre usar un arma que tenga el poder Santo.)

“¿Un arma con el poder Santo?”

(Cuando te encontraste por primera vez con la Bestia Maligna en el otro mundo, la mujer que estaba contigo utilizó un talismán para matarla, ¿Verdad? Esa fue definitivamente una forma de purgar el poder del Mal. Sin embargo, no creo que tengas uno de esos.)

“…No, sí lo tengo. Estoy seguro de eso…!”

(¿Qué?)

Kuro parecía haberse dado por vencido, pero yo buscaba desesperadamente en mi inventario mientras lidiaba con la niebla negra. Parecía que esta situación podía ser superada… mediante el uso de un arma con un efecto similar a la utilizada por Kagurazaka-san.

Mientras la buscaba desesperadamente, Quarro miraba alegremente la esfera negra que flotaba sobre su cabeza.

“Mira, mira, está casi terminada!”

(Es una verdadera lástima, pero deberías rendirte. Has hecho lo que has podido, ¿Cierto?)

“Kuh!”

Ignoré las palabras de Quarro y Kuro y continué mi búsqueda… y la encontré.

“Esta es!”

“¿Hmm?”

“¿Yu… Yuuya-kun…?”

Mientras los ojos de Quarro y de la herida Iris-san se centraban en mí, yo tenía un arma en la mano.

Entonces…

“[Khakkhara Celestial]!”

Cuando vi por primera vez los efectos de esta arma, no entendí lo que significaba. La descripción era tan vaga que no había una sola explicación detallada. Pero ahora, puedo entender bien el efecto de esta arma.

Golpeé la niebla negra con el khakkhara en mi mano mientras sonaba el anillo dorado.

“Como he dicho, es inut—”

Quarro estaba a punto de decir eso mismo cuando notó algo extraño. La niebla negra que golpeé se disipó en un instante.

“¿Qu—?”

Como era de esperar, este fenómeno era inesperado, y Quarro abrió los ojos. Sólo había un efecto en este [Khakkhara Celestial], que había encontrado en el almacén de mi abuelo. Exorcizar. Eso es todo.

…Pensando en ello ahora, la única explicación para el efecto era que es un arma algo misteriosa, pero si tiene el poder de exorcizar, entonces afectará al poder del Mal… al igual que el talismán en su momento, y ese era mi tren de pensamiento. Pero los resultados fueron justos.

Aplasté toda la niebla negra que me rodeaba con el [Khakkhara Celestial] y corrí directamente hacia Iris-san y Usagi-sensei, y la niebla negra que los asaltaban también se disipo.

“¿Están los dos bien?”

(Sí…)

“…..”

Entonces, aunque la voz de Usagi-sensei volvió a sonar, no hubo respuesta de Iris-san, así que me apresuré a observarla y encontré a Iris-san mirándome con una expresión aturdida.

“¿Iris-san?”

“¿Eh? Ah… s-sí! Estoy bien.”

“Bien, entonces. Yo me encargaré del resto… así que por favor mantengan un ojo en él.”

Le dije eso y me volví hacia Quarro de nuevo.

“…..”

(Hmm… parece que no puedes evitar no enamorarte en esta situación, ¿Huh?)

“Qu… E-Eso no es cierto! E-Es solo que alguien me estaba protegiendo… um… es la primera vez para mí…”

(Hmm… Bueno, ahora sabes lo escandaloso que es mi discípulo.)

“…Sí. Lo entiendo.”

Parecía que estaban hablando de algo detrás de mí, pero no tuve tiempo de escucharlo porque ya había devuelto toda mi atención a Quarro. De todos modos, miré a Quarro y llamé a Kuro, que estaba dentro de mí.

“¿Qué te parece? ¿Funciona esto?”

(…Hahaha! Eres alguien sorprendente; ¿Sabes? No hay problema, te echaré una mano!)

Kuro se rio alegremente, y una niebla negra inundó mi cuerpo.

“…Me gustaría hacerte una pregunta, ¿Puede el poder de Kuro, que no es más que un trozo del Mal, derrotar al cuerpo principal del Mal?”

(Hah! Te echaré una mano. No se trata de si podrías o no ganar; solo puedes ganar.)

“Eso es una locura…”

(…Bueno, tú y yo hacemos buena pareja después de todo. Podemos hacerlo.)

“¿Es así?”

Sonreí inconscientemente a Kuro, que sonaba algo avergonzada mientras hablaba.

Iris-san, que estaba detrás de mí, levantó una voz ansiosa ante mi apariencia.

“¿Qu— el poder del Mal? Usagi, tú…!”

(Cálmate. Sé lo que vas a preguntar, pero Yuuya está cuerdo. Por alguna razón, tiene el poder del Mal en su cuerpo, pero no es un problema.)

“¿No es un problema dices…? ¿Qué tipo de razón tendría para tener ese poder?”

(Originalmente, ese poder no pertenecía a Yuuya, sino que la discípula del Arco Santo lo tenía en su cuerpo. Sin embargo, Yuuya le arrebato ese poder y ahora reside en su cuerpo.)

“¿Dices que lo arrebato?”

(…Es realmente un gran idiota después de todo.)

Quarro se sorprendió aún más y se congeló al ver el Mal desbordando de mi cuerpo.

“Espera… ¿Qué significa esto? Se supone que sólo hay un trozo dentro de ti… pero su poder es el mismo que el mío lo mire por donde lo mire… ¿Qué demonios eres?”

No respondí a su pregunta.

Entonces, mi falta de respuesta pareció molestarle, ya que Quarro torció la cara en señal de disgusto.

“Tienes el valor de ignorarme, ¿Verdad? — Ve.”

“—Gigiiiiii!”

Cuando Quarro agitó apresuradamente el brazo, una niebla negra se extendió, y varias Bestias Malignas aparecieron y me atacaron.

“Esto es…!”

*Kiiiiiiin*

Justo cuando estaba a punto de deshacerme de las Bestias Malignas que me atacaban, un claro sonido metálico llegó a mis oídos.

“G-Gi..!”

Las Bestias Malignas que intentaban atacarme cayeron todas al suelo.

Involuntariamente dirigí mi mirada a Iris-san que estaba detrás de mí y ella sonrió ferozmente en respuesta.

“…Hay muchas preguntas que quiero hacerte, pero déjame las Bestias Malignas a mí. Por ello… te pido que te encargues de él, ¿Entendido?”

“…Sí!”

Asentí enérgicamente a las palabras de Iris-san y llamé a Kuro.

“… ¿Estás lista?”

(Sí, déjalo en mis manos. Pero, no durará mucho. Tu poder es demasiado fuerte, después de todo…)

“Eso está bien!”

Además de liberar el poder del Mal, también desplegué mi [Atuendo Mágico] y di un paso hacia Quarro. En ese momento, el escenario circundante quedó atrás en un instante, y la figura de Quarro quedó justo delante de mí.

“Qu—”

“Haaaaah!”

“Gaaah!”

Agité el [Khakkhara Celestial] de forma similar a como manejo la [Lanza Absoluta] y lo estrellé contra la cabeza de Quarro. Entonces, Quarro, que no pudo reaccionar al ataque, se estrelló contra el suelo.

Usando esa abertura, atravesé la esfera negra que se acumulaba sobre su cabeza con el [Khakkhara Celestial]. La esfera negra atravesada por el [Khakkhara Celestial] se agrietó gradualmente, y la luz se desbordó de ella al estallar.

“Imposible… ¿Qué demonios eres?” — Gritó Quarro, que se había estrellado contra el suelo, mientras se tambaleaba mareado…

“No lo sé!”

“¿Qué?”

Quarro quedó asombrado por mi respuesta.

Hoy me han hecho esa pregunta muchas veces, pero no hay forma de saber que soy. Prefiero ser yo quien lo pregunte. Todo lo que pude decir fue que, de alguna manera, quedé atrapado en esta batalla entre el Mal y los Santos, y que tuve que hacerme más fuerte para sentirme seguro. Pero parecía que Quarro no estaba satisfecho con mi respuesta, y su cara se puso roja de ira.

“De… Deja de tomarme por tonto! Si sales de la nada e interrumpes mi diversión… te mataré!”

Mientras Quarro escupía una gran cantidad de niebla negra de su cuerpo, se ramificaron en innumerables trozos y se clavaron en mí como afiladas cuchillas. Mientras los alejaba con el [Khakkhara Celestial], fui acortando la distancia entre nosotros.

“No vengas, no vengas, no vengassssss!”

“!”

En medio de sus furiosos ataques, Quarro giró la palma de su mano hacia mí, y apareció una pequeña esfera negra que disparó un destello negro de luz hacia mí. En respuesta al destello negro, di un paso adelante, teniendo en mente el ataque final que Usagi-sensei había utilizado contra la Guadaña Santa.

Mi cuerpo se movió aún más rápido que antes, y la distancia que me separaba del destello negro ya casi había desaparecido. En tal situación, uso el [Khakkhara Celestial] para desatar [Perforación Divina] que usaba la Lanza Santa Ronus.

“[Perforación Divina]…!”

La punta del [Khakkhara Celestial] atravesó los negros destellos de luz y finalmente golpeó el cuerpo de Quarro.

“Gaaaah!”

El cuerpo de Quarro se dobló en una forma torcida, y dejó escapar una voz angustiosa.

“No puede ser… Así no es como se supone que debe ser…!”

Entonces, tal vez se activó el efecto del [Khakkhara Celestial], humo salió del cuerpo de Quarro.

“Este yo va a ser destruido! Esto es mentira… Esto es imposible…”

Quarro agarró desesperadamente la empuñadura del [Khakkhara Celestial], intentando escapar de mi empuje, pero humo salía incluso de las palmas de las manos que lo tocaban, y no podía escapar. Finalmente, a medida que la cantidad de humo aumentaba, y el cuerpo de Quarro empezaba a desaparecer gradualmente, dejó de resistirse de repente y habló en un tono tranquilo, como si su resistencia de hace un momento hubiera sido mentira.

“Hah… así que este es realmente el final para mí. Es un final bastante anticlimático, pero… bueno, eso es todo. Parece que las Bestias Malignas han sido derrotadas también, y hemos perdido. Pensé que podría divertirme más jugando.” — Dijo Quarro con profundo pesar y luego dirigió una mirada aguda hacia mí.

“…No esperaba que se mezclara un factor tan incierto. Está fuera de mis cálculos.”

“…..”

“Pero bueno… ahora sabemos de ti, ¿Cierto?”

“!”

Ladeé la cabeza, sin entender el significado de las palabras de Quarro. Sin embargo, Quarro no dio muestras de responder y ahora miró a Usagi-sensei y a Iris-san.

“No sé cuánto saben de nosotros, pero… somos uno.”

“¿Eh?”

(… ¿Qué?)

Iris-san y Usagi-sensei no parecían entender el significado de las palabras de Quarro. Lo miraron con expresión dudosa mientras él los miraba alegremente.

“Pues entonces, intenten hacer su mejor esfuerzo~”

Y entonces, mientras el cuerpo de Quarro se desintegraba por completo, el humo se disipó finalmente.

▼▼▼▼

“—¿Quarro ha caído?”

El joven Mal murmuró en voz baja en el ‘Vertedero del Mundo’. Luego, miró la palma de su mano como si quisiera confirmar su propio poder.

“Fumu… Ya veo. Así que está integrado de esa forma”

“—¿Qué vas a hacer?”

El otro Mal del lugar preguntó en voz baja al joven. El otro Mal es un hombre de aspecto algo nervioso que parece tener unos treinta años.

“Es una pena que Quarro haya caído, pero también esta… la cosecha.”

“¿Es una mejora para ti?”

“Fuh… es así, pero también es algo diferente.”

“¿Entonces qué?”

Ante la pregunta del hombre, los ojos del joven se entrecerraron como si estuviera contemplando alguna presencia lejana.

“Encontré — al forastero.”

En los ojos del joven se ve claramente la imagen de Yuuya, que derrotó a Quarro.

▼▼▼▼

En el momento en que Yuuya había derrotado a Quarro, las Bestias Malignas invocadas por Quarro habían sido derrotadas por Night y los demás con ayuda de los soldados del Reino Regal.

“Fuu… me preguntaba qué eran cuando aparecieron de repente… pero supongo que estos son los familiares del Mal…” — Murmuró Luna frente a los cadáveres de las Bestias Malignas derrotadas. La Bestia Maligna que Yuuya y Kagurazaka derrotaron en la Tierra fue purificada por el talismán de Kagurazaka y desapareció limpiamente, pero los numerosos cadáveres de Bestias Malignas permanecían ahora en este lugar.

En respuesta a Luna, Lexia, que había estado callada, hinchó el pecho con orgullo.

“Como se esperaba de mi escolta!”

“Hmm… Bueno. Más importante, ¿Cómo está Yuuya…?”

Mientras decía esto, miró hacia Yuuya y vio que Quarro acababa de desaparecer.

“…Parece que todo ha ido bien por allí también. Esta vez, Yuuya salvó al país de una crisis… Para el Reino Regal, Yuuya debe ser considerado un héroe.”

“Aaahh Dios! Yuuya-sama estaba luchando muy espléndidamente contra la Espada Santa en primer lugar!”

“…Realmente no puedes ser perturbada, ¿Verdad?”

Todos estaban aturdidos y sin palabras por la batalla anterior entre la Espada Santa Iris y Yuuya hasta que el Mal atacó. Para los ciudadanos de Regal, todos sabían que Iris, la Espada Santa, era fuerte. Sin embargo, ver a Yuuya luchando en igualdad de condiciones con ella fue sorpresivo no sólo para los ciudadanos de Regal, sino también para Orghis y los demás presentes.

Mientras tanto, cuando el Mal atacó e interrumpió la batalla entre Iris y Yuuya mientras desataba un gran número de Bestias Malignas en la arena, todo el recinto se alborotó, pero la situación terminó más fácilmente de lo esperado.

La razón de esto es…

“Terminado. No hay rastro de Bestias Malignas por ningún lado.”

“Woof.”

Para Lexia y los demás, la todavía misteriosa Yuti, y el compañero de Yuuya, Night, han derrotado a casi todas las Bestias Malignas. Y aunque Akatsuki no participó en la batalla en sí, también estuvo muy activo, usando sus habilidades para curar a los civiles y soldados heridos.

“Night, Akatsuki. Gracias por salvarme la vida.”

“Woof~”

“Fugofugo.”

Luna les dio unas palmaditas, Night parecía sentirse bien, y Akatsuki parecía decir que se lo merecía y estaba orgulloso de ello.

“Aun así… realmente solo estaba durmiendo…” — Mientras Luna acariciaba a Night y a Akatsuki, miraba al todavía dormido Ouma con cara de asombro.

Entonces, Ouma abrió un ojo.

“¿Qué pasa? Parece que tienes un problema con eso.”

“¿Estás despierto?”

“Me acabo de despertar.”

Ouma emitió un gran bostezo al decir eso y luego dirigió su mirada a Luna.

“Ya te lo he dicho. No me interesan los asuntos de los humanos. No voy a ayudar.”

“…Ya veo.”

Luna no pudo seguir conversando con Ouma por más tiempo. Como dijo Ouma, como dragón legendario no le preocupan las circunstancias de los seres humanos; Luna también lo sabía. Aunque haya gente que esté descontenta con su forma de ser, no puede preocuparse por ello porque Ouma tiene el poder de acabar incluso con eso… o incluso con el propio planeta.

Luna respiró aliviada por haber superado esta situación, pero entonces se dio cuenta de algo.

“¿Hmm? Hablando de eso… ¿Dónde está la familia real del Reino Regal?”

“¿Huh? Cierto, no los he visto… Incluso recuerdo cuando fueron a dar órdenes a los soldados, pero…”

Aunque miró por toda la arena, no pudo ver a Orghis y a los demás, por lo que Luna y los demás pensaron que habían ido a dar instrucciones fuera de la arena.

En medio de todo esto, Ouma volvió a suspirar y dirigió su atención al cielo de la arena.

“…Hmm. Magia de exploración, ¿Huh? No funcionará conmigo, pero… Yuuya. Por fin te han encontrado.” — Dijo Ouma, riendo alegremente, y se quedó dormido de nuevo.

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒