Cheat Skill V7 C3 – 1

Modo Noche

Capítulo 3: Mal Perfecto.

“…¿Tengo que ir otra vez?”

“Tienes que ir! Yuuya-sama es el salvador del Reino Regal, sabes!”

En este momento estaba viajando con Lexia-san y los demás en un carruaje hacia el Reino Regal. El otro día cuando el Mal atacó el Reino Regal, lo derroté con la ayuda de Usagi-sensei y los demás, y dijeron que querían agradecerme por ello.

Por supuesto, este agradecimiento no fue sólo de palabra, sino también en forma de recompensa. Sin embargo, parecía que tenían que reconstruir la ciudad destruida por las Bestias Malignas justo después del incidente, así que retrasaron la invitación.

“En cuanto a mí, me temo que no merezco ningún agradecimiento, pero…”

“Bueno, entiendo lo que Yuuya está tratando de decir, pero tienes que renunciar a esto. Por cierto, he oído que el Santo Pateador y la Espada Santa ya están de camino al Reino Regal.”

“Así que los Maestros también fueron invitados…”

Usagi-sensei parecía estar incómodo con este tipo de formalidad, pero dijo que iría allí… No, aunque desconozco si Iris-san lo obligó a ir allí o no.

Había muchas cosas de las que preocuparse, pero Lexia-san y los demás han preparado un carruaje para mí, así que no puedo rechazarlos ahora. Afortunadamente, fue durante las vacaciones de verano que pude salirme con la mía, pero si hubiera sido después de empezar las clases, habría sido difícil sacar tiempo para ello.

“…Yo también tengo cosas que hacer…”

“¿Eh? ¿Has dicho algo?”

“No, no es nada.”

Estaba pensando en el caso de Miu-san. Me sorprendió lo que Miu-san me dijo de repente ese día, pero cuando la escuché con atención, me enteré de que la estaban obligando a un matrimonio concertado que no quería y que tenía que presentarle su novio a su padre para detenerlo.

En otras palabras, me pidió que fuera su novio temporal. Pensé que me había confesado sus sentimientos y creí que mi corazón se iba a detener…

Me pregunté si estaba bien que estuviera allí o si estaba bien que me involucrara, pero Miu-san me pidió ayuda y quiero ayudarla tanto como pueda.

Me dijo que debía llevar a su novio y que yo no tendría mucho que hacer. ¿Pero qué me pongo? ¿Una chaqueta? ¿Un traje? Sea lo que sea, me pidió que preparara ropa formal, así que tendría que hacer algo al respecto.

No sé dónde ni cómo preparar la ropa formal… pero lo mejor sería preguntarle a Tsukasa-san, el padre de Kaori, pero no creo que pueda reunirme con el presidente de la escuela sin una cita y Tsukasa-san debe estar ocupado.

Si tuviera su número de teléfono, podría haberme puesto en contacto con él, pero ni siquiera tengo un smartphone.

…Debería ir directamente a la escuela y esperar encontrarme con algún conocido. En este momento confío en mi stat de suerte.

Mientras pensaba en esto y aquello, finalmente llegamos al Reino Regal.

“Exhausta. Fue largo.”

“Bueno… hemos estado sentados un rato, ¿Cierto?”

Mientras Yuti, que venía conmigo, decía esto con una mirada ligeramente cansada, no pude evitar sonreír.

Era imposible dormirse en la silla como en el tren bala de la Tierra, así que era doloroso si no estabas acostumbrado. Probablemente, Yuti había viajado solo a pie y no en un carruaje hasta ahora.

Aun así, el grado de cansancio seguía siendo bajo, probablemente porque el interior del carruaje era lujoso, ya que también estaba Lexia-san, una miembro de la familia real. Si no fuera por eso, habría pensado en utilizar magia de transferencia para viajar.

Cuando los pobladores vieron nuestro carruaje, nos saludaron con brillantes sonrisas y nos dieron las gracias.

Ante mi sorpresa, Lexia-san inflo el pecho.

“Yuuya-sama! Deberías estar más orgulloso de ti mismo, ¿Entendido? Es gracias a ti que este país se ha salvado!”

“N-No, en realidad no me siento así… Pero si todos pueden ser felices así, estoy satisfecho.”

A instancias de Lexia-san y Luna, mostré mi rostro a través de la ventana del carruaje y agité ligeramente la mano. Sólo esa acción hizo que los vítores fueran más fuertes y espantosos, pero… Yuti no pareció molestarse y más bien saludó con orgullo. Es increíble. Envidiaba su mentalidad.

Night y Akatsuki también participaron en este evento, pero no parecen estar especialmente interesados en el paisaje de fuera, así que se quedaron callados en el carruaje. En cuanto a Ouma-san… bueno, no había luchado y, para empezar, no mostró mucho interés.

Cuando llegamos al castillo real sanos y salvos, nos llevaron directamente al lugar donde estaba el rey de este país — Orghis-sama.

…Esta vez tampoco llevo ropa formal, pero espero que me perdone. Es demasiado repentino.

No quería pensar que tendría muchas oportunidades de reunirme con una persona tan importante, pero también tenía que preparar un atuendo formal apropiado para la situación de Miu-san.

Mientras no podía evitar pensar en eso, finalmente llegamos a un lugar llamado sala de audiencias.

Era similar al lugar donde tuve una audiencia con Arnold-sama, el rey del Reino Arcelia, y Orghis-sama estaba sentado en un trono en la parte más profunda de la sala.

Cuando me fijé bien, vi que Usagi-sensei e Iris-san también estaban allí. Sin embargo, no sé por qué, pero sus expresiones eran algo sombrías. Me pregunté si les había pasado algo.

“Gracias por venir, Yuuya-dono. Y gracias a todos los compañeros de Yuuya-dono por venir hasta aquí.”

Orghis-sama se levantó y se inclinó al decir esto.

“Muchas gracias por salvar mi Reino Regal.”

“¿Eeeh? P-Por favor, levante la cabeza!”

No sé si debería decir esto, pero cuando una persona importante se inclina ante mí, siento que me va a doler el estómago por la tensión. No soy alguien importante…!

No es que mis pensamientos no fueran entendidos, pero Orghis-sama finalmente levantó la cabeza.

“Muchas gracias. Como agradecimiento por este favor, me gustaría otorgar a Yuuya-dono un título noble en mi país.”

“¿T-Titulo noble?”

Ya he recibido uno en el país de Lexia-san, y ya es demasiado para mí…!

No podía evitar que el número de títulos nobles aumentara más, pero sabía que sería difícil de rechazar cuando ya había recibido un título noble en el Reino Arcelia.

Y entonces Orghis-sama inesperadamente dirigió su mirada hacia Lexia-san.

“Hablando de eso, he oído que has recibido un título noble en el Reino Arcelia… pero ¿Qué te parece? Nuestro país está pensando en conferir un título noble más alto que el del Reino Arcelia a Yuuya-dono.”

“¿Eh?”

“E-Espera, espera! No voy a permitir que hagas eso.”

Me sorprendió lo que dijo Orghis-sama, pero Lexia-san respondió con una actitud directa. ¿E-Está bien? Lexia-san… la otra parte es un rey… No, Lexia-san también es una princesa, pero…

Cuando miré a Luna, que estaba esperando detrás de Lexia-san, ella tenía su mano en la frente como para suprimir un dolor de cabeza. Es un problema incluso desde la perspectiva de Luna…

Lexia-san, que parecía estar ardiendo mientras le echaba una mirada comprensiva a Luna, dijo.

“Entonces, le daré a Yuuya-sama un título más alto que el que ofrece este país!”

“¿Hou? Qué cosa tan extraña dices! Sólo el padre de la princesa Lexia, el rey, puede conferir un título. No creo que la princesa Lexia tenga derecho a hacerlo.”

“Ahí es donde entran mis agallas!”

“…No es bueno, esta chica…”

Quería decirle unas palabras de ánimo a Luna, que parecía cada vez más cansada. Ella está realmente aguantando, ¿Cierto…?

Pero, Lexia-san. Aunque no sé nada de política ni de las reglas del país, entiendo que no puedes darle a alguien un título basándote en tus agallas…

Aunque Lexia-san y Orghis-sama siguieron mirándose durante un rato, Orghis-sama relajó de repente su expresión.

“Fuh… bueno, está bien. Hablemos de este asunto después del tema principal.”

No tuve más remedio que asentir en respuesta a las palabras de Orghis-sama.

No había nada que buscara en particular; me bastaba con poder relajarme y divertirme. Sé que es imposible.

Pero… sólo me enteré por Lexia-san… que dijo que el Reino Regal quería expresar su gratitud una vez más, pero parece que había algo más. En cuanto Orghis-sama terminó de darnos las gracias, Iris-sama, que también había venido aquí, abrió la boca con una expresión sombría.

“Ahora, ¿Puedo continuar con la conversación anterior?”

“Sí.”

¿Conversación anterior?

Parecía que había algún tipo de discusión antes de que llegáramos, y tanto Usagi-sensei como Iris-san parecían tener una expresión sombría al respecto. Pero las siguientes palabras que salieron de la boca de Iris-san fueron algo que no esperaba.

“Te lo preguntaré de nuevo. ¿Es cierto que has invocado a un santo de otro mundo?”

“¿Eh?”

¿Otro mundo? ¿Un santo?

Entonces, Orghis-sama abrió la boca mientras recibía la mirada de Iris-san y los demás.

“Sí, es cierto.”

“…El problema es que has traído a alguien de otro mundo aquí. ¿Entiendes? Esto es lo mismo que un secuestro, ¿Sabes?”

“…..”

Orghis-sama no dijo nada ante el agudo señalamiento de Iris-san.

“I-Imposible… El Reino Regal estaba haciendo eso…”

Mientras tanto, noté que Lexia-san estaba boquiabierta, y le pregunté en voz baja.

“Lexia-san… ¿Hay algún problema con invocar a alguien de otro mundo?”

“Sólo hay un problema. Al invocar a una persona a nuestro mundo, significa que la persona desaparecerá de su mundo original. Y eso también sería sin advertencia alguna. Es como si de repente te trajeran a la fuerza a una tierra extraña cuando sólo estabas haciendo tu vida cotidiana. Se considera una forma de secuestro.”

“Sí… podría serlo.”

“No conozco los detalles, pero he oído que en muchos casos, la persona que es invocada también tiene poderes especiales como Santo. En otras palabras, hay una gran posibilidad de que la persona ocupe una posición especial en el otro mundo. Supongamos que esa persona desaparece de repente y es secuestrada o raptada en el otro mundo. En ese caso, podría haber incluso una guerra total entre este mundo y aquel si las cosas van mal. Pero… este país estaba en una situación desesperada antes de hacer tal cosa.”

“…No teníamos otra opción.”

“…..”

No sé mucho sobre asuntos políticos, pero entendí lo que Lexia-san estaba diciendo.

Es cierto. No es como si él o ella pudiera ir y venir tan libremente como yo, y no es como si él o ella fuera invocado a otro mundo con su consentimiento. La persona que fue invocada estaría terriblemente confundida.

Cuando distorsioné mi rostro, Lexia-san dijo algo que me sorprendió aún más.

“Nunca pensé que… el Reino Regal fuera capaz de recrear la magia del Sabio.”

“Eh, ¿El Sabio?”

“Sí. Yuuya-sama también sabe de él, ¿Cierto? Después de todo, él fue quien derrotó a Ouma-sama.”

Por supuesto, sé muchas cosas.

Mi circuito mágico fue heredado de Sabio-san, la casa, las armas y los objetos del Gran Nido Demoníaco me los dio Sabio-san.

“Los materiales de la investigación mágica del Sabio están dispersos por todo el mundo, y en el pasado hubo guerras por ellos, pero ahora cada país está llevando a cabo investigaciones basadas en los materiales dejados por el Sabio que están en su posesión. Por supuesto, el Reino Arcelia también tiene los materiales del Sabio. Y los materiales de investigación del Sabio que posee el Reino Regal están… probablemente relacionados con el traslado a otro mundo. Al arreglarlo, llevó a la invocación del Santo esta vez, como dijo Su Majestad Orghis…”

Sabio-san, ¿Has investigado sobre el otro mundo…?

Bueno, eso está bien, pero el mayor problema ahora es la persona que fue invocada. Incluso después de recibir las agudas miradas de Usagi-sensei e Iris-san, Orghis-sama permanece imperturbable.

“Por supuesto, entiendo el peso de mi pecado. Y también entiendo que este pecado es algo que llevaré conmigo para siempre.”

“… ¿Y por qué harías eso?”

“Es sencillo. No creo que los Santos por sí solos puedan vencer al Mal.”

“””!”””

Todos quedamos sorprendidos por la inesperada declaración. Como era de esperar, Iris-san y Usagi-sensei no se lo esperaban, y sus ojos se abrieron de par en par.

“Por supuesto, es cierto que ustedes, los Santos, nos han salvado. Estoy verdaderamente agradecido. Pero ante mis ojos, descubrí que varios Santos se habían pasado al enemigo.”

“Eso es…”

“Sé que se necesitan varios Santos para enfrentarse a un solo Mal. Mientras tanto, muchos de los Santos, que son nuestra fuente de esperanza, nos han traicionado. Ya no hay posibilidad alguna de que los Santos puedan derrotar al Mal… ¿No lo crees?”

“Eso…!”

Iris-san estaba a punto de decir algo, pero se calló frustrada.

Podía entender lo que Orghis-sama estaba diciendo. Para que la humanidad sobreviva, el Mal debe ser derrotado.

Cuando de repente dirigí mi mirada a Yuti, ésta tenía una expresión complicada en su rostro.

…La maestra de Yuti, el Arco Santo, fue finalmente asesinada a manos de los humanos a los que protegía.

Entonces, Orghis-sama dirigió su mirada hacia mí.

“Sin embargo, si hubo un error de cálculo… fue que había otros seres en este mundo además de los Santos que podían derrotar al Mal…”

Bueno, en lo que respecta a esto, no es por mí; es por los objetos que mi abuelo reunió. Además, el poder del [Ojo Maligno Absorbente] obtenido al asimilar a Kuro, era significativo.

Entonces Yuti abrió la boca.

“Pregunta. El poder de los Santos es ciertamente insuficiente. Pero eso no significa que puedas confiar de repente la derrota del Mal a alguien que ni siquiera es de este mundo, ¿Cierto?”

“Me gustaría reiterar que estoy agradecido con los Santos por proteger a la humanidad hasta ahora. Pero también es un hecho que ha aparecido una existencia como los Santos Caídos. Sólo hice la mejor elección para este país y este mundo.”

Durante un rato, las miradas chocaron entre Yuti y Orghis-sama, pero Orghis-sama dejó escapar un pequeño suspiro.

“…Bueno, está bien. Para proteger este mundo, invoqué un nuevo poder de otro mundo… que tiene el poder de derrotar y destruir el Mal. Como responsabilidad, le daré a esa persona lo que desee. Esa es la única manera en que puedo expiar mis pecados ahora.”

Se produce un periodo de silencio entre Orghis-sama e Iris-san.

No es fácil… Ambos tienen sus propias creencias, y es difícil decir quién estaba equivocado. Es el Mal el que está mal…

Yo también quería decir algo, pero no me salían las palabras. ¿Puede una persona que ha sido invocada de repente a este mundo ser obligada a participar en una batalla contra el Mal sin saber por qué? Eso suena bastante duro. Sin embargo, si una persona estuviera en posición de asumir la responsabilidad de un país, tal decisión podría ser inevitable.

“…Ha sido una larga charla, ¿Cierto? Entonces, eso es todo por hoy. Me gustaría invitar a la Espada Santa y a los demás a conocer a la Santa* que hemos invocado. Como protectores de la misma humanidad, trabajarán juntos—” (NT: Orghis no había dicho ‘Santa’ hasta ahora, por lo que todos desconocían el sexo. Por ello todos los diálogos anteriores dicen ‘Santo’ y no ‘Santa’.)

En el momento en que Orghis-sama estaba a punto de decir eso.

“¿Huh? ¿Q-Qué sucede?”

De repente, todo el castillo… o incluso todo el país pareció estremecerse mientras la tierra temblaba. Mientras todos nos sobresaltábamos por lo repentino de la situación, Ouma-san, que seguía durmiendo sin ningún interés, abrió uno de sus ojos.

“¿Hou? Ha venido, ¿Huh?”

“¿Eh?”

Justo cuando iba a preguntarle a qué se refería, Kuro, que había estado durmiendo dentro de mí, se apresuró a hablarme.

(Hey, Yuuya! Sal de aquí ahora mismo!)

“¿Qué? ¿Q-Qué pasa…?”

(No hay tiempo para explicaciones! Oh, mierda, es malo…! Ya está aquí…!)

“—Haha.”

Sonó una risa espeluznante y fría. Era como si toda la malicia del mundo estuviera en la voz, y mi cuerpo se congeló al instante.

 

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒