Cheat Skill V7 C4 – 3

Modo Noche

▼▼▼▼

Cuando el avión llegó al aeropuerto, un coche de la empresa de Yuma-san ya estaba allí. Me subí al coche y me dirigí al hotel, donde me puse ropa formal y fui al centro de atracciones que dirigía Yuma-san.

“Vaya…”

Allí había un espacio súper enorme. Había relucientes carteles de neón, enormes fuentes y un ambiente magnífico. Mientras estaba atónito por la vista, llegaron Miu-san y los demás que también se habían puesto ropa formal.

“Ahora, déjame enseñarte el interior. Hemos reservado el lugar por hoy…”

“Ya veo. Gracias por eso.”

Hideyuki-san asintió levemente ante las palabras de Yuma-san… Una enorme instalación como ésta fue alquilaba por un día! Normalmente, habría muchos clientes… Es realmente loco que la alquilen sólo para nosotros. La escala era muy diferente.

Dentro de las instalaciones, había un espacio de juegos de casino que sólo he visto en las películas y en el manga. Al parecer, son juegos que funcionan con monedas.

Llevaba un traje adecuado, pero no pude evitar sentirme fuera de lugar. Más bien, me alegro de haber traído mi traje… y de haberlo preparado por si acaso.

Cuando estaba pensando en eso, Yuma-san me llamó.

“Bien, Yuuya-kun.”

“¿Sí?”

“Me gustaría que jugaras conmigo primero… ¿Tienes dinero contigo?”

“Eso, bueno…”

“Está bien. Los juegos que tenemos aquí funcionan con monedas, así que primero tendrás que convertir tu dinero en monedas.”

Bueno, eso es cierto. ¿Pero cuántas monedas necesito tener?

“Um, ¿Un millón de yenes sería suficiente?”

“… ¿Huh?”

Saqué un fajo de billetes de mi inventario como si lo sacara de mi bolsillo.

“E-Ese dinero es…”

“Lo siento, solo tengo dinero en efectivo…”

Pero si puedo usar el dinero, está bien.

Si es posible, sería mejor devolver a la Tierra la gran cantidad de dinero que obtuve al derrotar monstruos en el otro mundo. Nunca he tenido la oportunidad de gastar mucho dinero antes, así que sería genial si pudiera aprovechar esta oportunidad.

Mientras pensaba en esto, me di cuenta de que todos me miraban fijamente.

“¿H-Huh? ¿No es suficiente? Entonces…”

Como Yuma-san y los demás no reaccionaron bien, puse dos, tres, cuatro y cinco fajos de billetes por el momento, y…

“E-Espera un momento!”

“¿Eh?”

“El primer millón de yenes será suficiente!”

Aparentemente, el primer millón de yenes era suficiente, y guarde el dinero adicional.

“Entonces, ¿A qué juego quieres jugar?”

“Veamos… ¿Entonces a las tragamonedas de allí? Por favor.”

No sé mucho sobre tragamonedas, pero imagino que son comunes en los salones recreativos japoneses. Por lo tanto, estoy seguro de que puedo hacerlo.

Cuando estaba pensando en ello, Yuma-san me sonrió.

“Tragamonedas, ¿Huh? Eso está bien, ¿Cierto? …Es fácil de manejar aquí, así que es una gran ayuda.”

“¿Eh?”

“No es nada. Es fácil de jugar. Sólo tienes que introducir las monedas y pulsar el botón. Primero, tienes que cambiar el dinero por monedas.”

Mientras decía eso, cambié mi millón de yenes por las monedas que Yuma-san había traído.

Me senté sin que me lo pidieran, y mientras Miu-san y Hideyuki-san miraban, metí las monedas, pero…

“…Um, ¿Dónde debo presionar?”

“Pfft… realmente no sabes nada sobre el tema, ¿Cierto?”

Entonces, Yuma-san se rio de mí. No, así son los principiantes…

Apreté el botón que me dijo que pulsara, y la máquina empezó a girar. No sabía qué hacer para ganar, así que pulsé los tres botones en el momento justo, y la máquina tragamonedas se detuvo.

En ese momento, la palabra ‘Jackpot‘ apareció en la pantalla con un sonido y un efecto llamativos.

“¿Jack… pot?”

“¿Qué?”

“Imposible!”

“Hou…”

No sé qué está pasando, pero parece que he ganado.

“I-Imposible! Estoy seguro de que les di las instrucciones adecuadas. ¿Por qué…?”

Yuma-san estaba murmurando de forma algo preocupada, así que no pude preguntarle qué era un jackpot. Sin embargo, salieron muchas monedas de la máquina, así que supuse que había ganado.

Seguí jugando y volví a ver la palabra ‘Jackpot’.

De nuevo, salían muchas monedas de la máquina. Apreté el botón una y otra vez, pero cada vez el resultado era el mismo — Jackpot.

“Yuuya-san, eres increíble!”

“Tal vez sea un tipo con un poco más de suerte de lo que pensábamos…”

Miu-san y Hideyuki-san están de pie detrás de mí con admiración.

“Um, ¿Está rota esta máquina? Sólo he estado obteniendo los mismos resultados desde hace un tiempo…”

Estaba agradecido porque aparentemente estaba ganando, pero como seguía ganando tanto, empecé a preocuparme de que algo estuviera mal con la máquina de este lugar.

“E-Es cierto; podría ser así…” — Dijo Yuma-san con una mirada algo tensa.

No sé si la máquina estaba realmente funcionando mal o no… pero incluso si no lo estaba, supongo que mi stat de suerte simplemente funcionaban bien…

“Maldita sea! ¿Qué demonios está pasando? ¿La has mantenido correctamente?”

“P-Por supuesto!”

“¿Entonces cómo es que siempre gana?”

…¿Está realmente bien? Mientras veía a Yuma-san discutir con el empleado sobre algo, no pude evitar sentirme así.

“…..”

Miu-san estaba escuchando la conversación entre el empleado y Yuma-san con una mirada algo dudosa. Me preguntaba qué estaba pasando.

Entonces Yuma-san, que había estado hablando con el empleado, me recomendó que probara el siguiente juego.

“B-Bueno, entonces, ¿Qué tal la ruleta a continuación?”

“La ruleta, ¿Huh?”

“Sí! También es un juego tradicional. Como era de esperar, no me gusta que la gente se limite a un solo juego. También puedes jugar a juegos que normalmente no puedes experimentar con las monedas de aquí.”

“Así es…”

En cuanto a mí, creo que también he tenido suficiente, pero no se puede evitar.

“Bien. Bueno, me gustaría probar algunos de los otros juegos, ¿Podrías decirme las reglas sobre la marcha?”

Así que me enseñaron las reglas de la ruleta durante un rato, pero entonces Yuma-san me hizo una sugerencia.

“Cierto! Es una experiencia rara. ¿Por qué no pruebas algo que no sueles hacer?”

“¿Algo que no suelo hacer?”

“Sí! Si eres un hombre, ¿Por qué no intentas poner todas tus monedas en un solo número?”

“¿Eh?”

Poner todas mis monedas en un solo número significa que… ¿Sólo tengo una oportunidad de ganar?

Como estaba confundido por la arriesgada sugerencia, Miu-san, que estaba a mi lado y no podía quedarse mirando, abrió la boca.

“Yuma-san, eso sería—”

“¿Puedes callarte un momento? Estoy teniendo una conversación con Yuuya-kun ahora mismo.”

Yuma-san interrumpió sus palabras sin mirar a Miu-san, y sonrió.

“¿Qué te parece? Yuuya-kun. No es como si no quisiera seguir jugando contigo. Me gustaría que me mostraras lo extraordinario que eres.”

No es que este juego de la ruleta vaya a demostrarte lo extraordinario que soy, pero… es difícil negarse. Estoy seguro de que Yuma-san no tiene intención de dejar que me niegue.

Bueno, en cualquier caso, es una oportunidad para devolver el dinero a la Tierra, así que aceptaré…

“…Muy bien.”

“Yuuya-san!”

Miu-san gritó sorprendida, mientras Yuma-san profundizaba su sonrisa.

“Ya veo! Esperaba que dijeras eso! Entonces, ¿Qué quieres hacer? ¿Qué número quieres escoger?”

“…Entonces el número seis negro.”

La razón por la que elegí ese número fue porque de repente pensé en Kuro en mi mente. ‘Kuro’ y ‘Roku’*. (NT: Roku = Seis.)

En otras palabras, no pensé demasiado en ello. Creo que es una cuestión de suerte, como las tragamonedas, así que no tiene sentido pensar demasiado en ello. Aunque no sea cierto, lo sentí así como aficionado.

“Ya veo, el seis negro…”

Yuma-san, que tenía una expresión significativa en su rostro, dejó que el croupier comenzara la ruleta.

“Fuh… Es casi imposible acertar con un solo número… Además, si le ordeno al croupier que lo amañe, seguro que perderá… Esto es lo que pasa cuando me avergüenzas.”

Yuma-san miraba la ruleta con una sonrisa en la cara mientras murmuraba para sí mismo.

Pero—

“Oh, he ganado.”

“Queeeeeeeeeee!!!”

Menuda sorpresa, el resultado de la ruleta era un seis negro.

No, no… no pensé que los 100 puntos que le di a mi stat de suerte cuando subí de nivel al derrotar al Ogro Kaiser y otros tuvieran este efecto.

“I-Imposible! No hay posibilidad de que gane! ¿Por qué?”

“¿Yuma-san?”

“Yuma-kun, ¿Qué pasa?”

“¿Huh? S-Siguiente! Todavía hay otros juegos!”

Yuma-san dijo enojado, y decidí experimentar todos los juegos…

“Um…”

“Increíble…”

“I-Imposible… Ha habido un error…”

“…..”

Vaya, he ganado todos los juegos que he jugado. Por ejemplo, si jugaba al póker, conseguía una escalera real en mi primera mano. Si jugaba al blackjack, conseguía un blackjack una y otra vez.

“¿J-Jefe? ¿Qué debo hacer?”

“E-Está bien! El siguiente es…!”

“Oh, he vuelto a ganar.”

“Q-Queeeeee!!!”

Sentí que Yuma-san y el empleado hablaban a mis espaldas, pero seguí jugando el juego e igual terminé ganando todos.

“¿Qué demonios está pasando? Chicos! ¿Están siguiendo mis instrucciones correctamente?”

“P-Por supuesto!”

Yuma-san se ponía cada vez más rudo mientras pateaba las cosas cercanas.

Mientras seguía ganando, el tono de voz de Yuma-san se volvía cada vez más áspero, y no pude evitar sentir pena por él.

“Imposible, imposible, imposible!”

Yuma-san ya estaba murmurando algo, y me pregunté en qué punto había desaparecido su compostura inicial. Lo siento mucho…

De todos modos, gané y volví a ganar, y como resultado, el número de monedas que tenía era una locura. Hay una gran pila de monedas detrás de mí.

“Yuuya-san, eres demasiado bueno!”

“U-Um… parece que tienes algún tipo de poder especial… quizás debería reevaluar un poco.”

Miu-san se alegró mucho cuando gané. Me alegro de haber sido capaz de mostrar mi lado bueno como novio porque Hideyuki-san también estaba sorprendido e impresionado por mi gran victoria.

Entonces Yuma-san gritó, aparentemente al final de su paciencia.

“E-Esto es trampa! Debes estar haciendo trampa!”

“¿Eeehh?”

I-Incluso si dices que es hacer trampa… No, mi stat de suerte es más que hacer trampa…

No es algo que fuera visible, y no había forma de confirmarlo. Incluso yo, que realmente me beneficié de ello, no podía decir nada sobre la suerte porque es invisible a los ojos.

Mientras Yuma-san me miraba fijamente, Miu-san finalmente abrió la boca.

“Tú eres el que está haciendo trampa, ¿Cierto? Sé que has estado haciendo algo sucio a nuestras espaldas!”

“Q-Qué has dicho…!”

“Tengo una grabación de la conversación entre el empleado y tu aquí!”

“Guh!”

Sorprendentemente, Miu-san estaba haciendo eso mientras yo jugaba el juego.

Tenía la sensación de que Yuma-san hablaba a menudo con el empleado de atrás, pero estaba demasiado concentrado en el juego para captar el contenido. Si lo que dice Miu-san es cierto, entonces el contenido grabado es probablemente una forma de manipular el resultado de los juegos…

Hideyuki-san, que los estaba viendo discutir, llamó a Yuma-san con una mirada algo confusa.

“¿Y-Yuma-kun? ¿Es cierto? No me creo que hagas algo así—”

“—Cállate.”

“¿Eh? ¿Buh?”

“Padre!”

De repente, Yuma-san le dio un puñetazo a Hideyuki-san, quien le estaba hablando!

“¿Q-Qué estás haciendo?”

Cuando me apresuré a intentar ayudar a Hideyuki-san a levantarse, un grupo de hombres vestidos de negro apareció a nuestro alrededor, con la apariencia de los que se especializan en actividades violentas.

“Esto es…”

“Y-Yuuya-san…”

Por el bien de Miu-san, que tiene una expresión ansiosa, me puse rápidamente delante de ella para distanciarla de los hombres, y Yuma-san dejó escapar un gran suspiro.

“Haaahhh. Todo, todo está arruinado, cierto… ¿Hah?”

“¿Yuma-san?”

“No te atrevas a llamarme así a la ligera, mocoso!”

Yuma-san me dirigió una mirada asesina.

Yo, Miu-san y, sobre todo, Hideyuki-san, que estaba a los pies de Yuma-san mirándolo estupefacto, no pudimos ocultar nuestra sorpresa ante el repentino cambio de actitud.

Ignorando nuestras miradas, Yuma-san continuó lánguidamente.

“Estuve muy cerca de conseguir al Grupo Mido pacíficamente…”

El más sorprendido por lo que dijo Yuma-san fue Hideyuki-san, que estaba apoyando la propuesta de matrimonio.

“¿Q-Qué? Que significa todo esto, Yuma-kun—”

“Todavía no lo entiendes, ¿Cierto? Sólo pensaba en casarme con tu hija y utilizarla para hacerme con el Grupo Mido!”

“¿Qu…?”

Hideyuki-san está en estado de shock ante las palabras de Yuma-san.

“Q-Qué es lo que…”

“Hey hey, ¿No lo entiendes después de todo esto? ¿En serio no lo has entendido? No sólo gano dinero haciendo las cosas bien, ya sabes. Mira, esa es la prueba…!”

Cuando Yuma-san extendió sus manos, los hombres de ropa negra que nos rodeaban… sacaron pistolas de sus bolsillos! ¿E-En serio?

“Como pueden ver, soy del mundo clandestino, ¿Saben? Estoy ganando mucho dinero con este tipo de instalaciones de entretenimiento tramposas, así como con otras.”

Yuma-san hizo una sonrisa malvada mientras decía esto.

“Así que pensé en expandirme desde el extranjero a Japón, pero… en estos días, Japón se ha convertido en un lugar problemático para que la gente del negocio clandestino como nosotros opere. Así que decidí apropiarme del Grupo Mido, que tiene mucho poder en Japón, y utilizarlo como tapadera para moverme libremente por Japón. Pero ese bastardo echó por tierra todo el plan.”

“No puede ser…”

Hideyuki-san quedó atónito, al parecer no esperaba que la persona a la que había estado apoyando para que se casara con Miu-san por su preocupación por su futuro fuera una persona del mundo de los negocios clandestinos.

Miu-san temblaba de miedo mientras le apuntaban con una pistola a la cabeza.

“Y-Yuuya-san…”

“Miu-san. Por favor, quédate tranquila. Definitivamente te protegeré.”

“¿Eh?”

Respondió Miu-san aturdida. Como para tranquilizarla, me volví hacia Miu-san y sonreí.

“Porque soy tu novio, ¿Cierto?”

“¿Eh?”

La cara de Miu-san se sonrojó ante mis palabras. Gracias a Dios, parecía haberse calmado.

Entonces, aparentemente descontento con nuestro intercambio, Yuma-san gritó.

“Maldita sea! Basta, deshazte de ese mocoso primero!”

“Yuuya-san!”

Tan pronto como Yuma-san dio la orden, uno de los hombres vestidos de negro me disparó.

Estaba tratando de ser fuerte frente a Miu-san, pero por supuesto, nunca he lidiado con un arma antes o incluso he visto una. He librado muchas batallas contra monstruos en el otro mundo, pero no sé si mis poderes funcionarían realmente contra una pistola.

He estado pensando en cómo luchar contra un arma…

“¿H-Huh?”

En el momento en que la pistola disparó una bala, la velocidad del entorno se redujo de repente. Y la bala que volaba hacia mí era claramente visible como si fuera a cámara lenta.

Así que envolví a Miu-san en mis brazos y la acerqué a mí, evitando la bala. Entonces, la velocidad del entorno volvió a la normalidad, y la bala pasó por la posición en la que Miu-san y yo estábamos hace un momento e hizo un agujero en la pared detrás de nosotros.

“Qu—! ¿Has esquivado la bala?”

Yuma-san se sorprendió, ya que no pensaba que la bala fuera a fallar el objetivo. Cuando pensaba en ello, una vez que la bala era disparada por el arma, mientras no hubiera interferencias del exterior, la dirección que tomaba podía predecirse fácilmente.

Es más fácil lidiar con una bala, ya que no cambiaría repentinamente de dirección como las flechas de Yuti ni se dividiría en innumerables estocadas como la lanza de la Lanza Santa.

Además, la velocidad de la bala era sorprendentemente lenta… de lo que no me di cuenta hasta que me dispararon. Sé que esto era anormal, pero no esperaba que el poder que adquirí en el otro mundo fuera tan grande.

Sin embargo, estoy muy agradecido por esta ocasión. No quería la experiencia de que me dispararan si era posible, pero eso es lo que ocurrió. Es decir, si la bala fuera tan lenta, no creo que me hiciera rasguño alguno si realmente me impactara… Sin embargo, estoy demasiado asustado para intentar tal experimento.

—No lo sabía hasta ahora, pero el entrenamiento con Yuti, Usagi-sensei e Iris-san, así como los combates con los monstruos en el Gran Nido Demoniaco, se hicieron a una velocidad que superaba la del sonido. No soy consciente de ello, y además estaba tan ocupado con el entrenamiento diario que no me importa si realmente voy más rápido que la velocidad del sonido ahora. Aun así, no podría seguir la velocidad de Usagi-sensei o de Iris-san a menos que usara el poder del [Atuendo Mágico] o del Mal. Tengo que esforzarme más…

Más importante, bajé lentamente a Miu-san, que estaba congelada en mis brazos con la cara roja y miré a los hombres vestidos de negro.

“Por el momento, voy a neutralizarlos.”

“¿Huh? U-Ustedes, chicos! Dispárenles!”

Entonces los hombres vestidos de negro dispararon todos a la vez. Pero yo atrapé las balas que estaban a punto de alcanzarnos con mis propias manos y me ocupé de ellas.

Entonces, esparcí las balas que acababa de atrapar alrededor de mis pies.

Cuando Yuma-san vio esto, abrió tanto la boca que creí que se le saldría la mandíbula. Lo mismo ocurrió con los hombres vestidos de negro, que me miraban asombrados.

Sí, estoy muy lejos de ser humano, ¿Cierto? Aun así, todavía no puedo alcanzar a Usagi-sensei y a los demás, así que el mundo es un lugar muy grande.

“Bueno, entonces… ahora me toca a mí, ¿Cierto?”

“¿Hyiii?”

Mientras me acercaba al pecho de uno de los hombres vestidos de negro, utilicé una técnica que había aprendido de mi anterior pelea con el Puño Santo.

“[Desgarro Perforador del Cielo]!”

Esta era una técnica que desataba un impacto desde una distancia muy cercana, y si se utilizaba normalmente, los hombres vestidos de negro serían incapaces de resistirla. Así que contuve mi fuerza y desaté la técnica con la imagen de dejar que el impacto penetrara.

Esta técnica de que el ‘impacto penetre’ era en realidad algo de lo que había sido consciente al utilizar la técnica de la Lanza Santa durante mi entrenamiento con Usagi-sensei e Iris-san.

Como su nombre implicaba, la técnica de la Lanza Santa utilizaba una lanza, así que básicamente, todo se basaba en la premisa de ‘penetrar’. Pude hacer uso de esa técnica en esta batalla.

“Kahahh—”

El hombre vestido de negro, que había sido alcanzado por mi ataque, quedó inconsciente por el golpe y se desplomó.

“Bien, eso ha funcionado…!”

Del mismo modo, aturdí a los hombres vestidos de negro uno tras otro. Entonces, por fin, Yuma-san fue el único que quedó.

Yuma-san me miró mientras me acercaba lentamente a él y negó con la cabeza.

“…E-Esquivar y atrapar balas, no lo entiendo en absoluto… qué eres… qué eres túuuuuuuu!”

“—No eres digno de Miu-san.”

Después de decir eso, activo [Desgarro Perforador del Cielo] sobre Yuma-san. Yuma-san entonces se desploma y se desmaya.

▼▼▼▼

Después de eso, Yuma-san fue capturado por la policía local.

Por cierto, la policía me dijo que el número de monedas que había adquirido en el juego se había hinchado hasta el punto de poder cambiarlas por unos 500 millones de yenes. Mi stat de suerte era realmente una locura…

En el aeropuerto, de vuelta a Japón, acabé en medio de la discusión entre Miu-san y Hideyuki-san.

“Miu…”

“…..”

Miu-san no respondió a la voz de Hideyuki-san. Por lo que pude ver, sus impresiones sobre el otro estaban completamente invertidas desde que los conocí.

Entonces Hideyuki-san puso una expresión muy patética y confusa.

“Y-Yo estaba…”

“—Hasta ahora, padre me ha negado todo.”

“Uh…”

“Quiero que me digas qué debo hacer a partir de ahora, y quiero oírlo de boca de padre.”

Por lo ocurrido hasta ahora, las palabras de Miu-san debían resonar con fuerza en el corazón de Hideyuki-san. No podía interferir de ninguna forma en este asunto. Después de todo, era un asunto familiar. Sería raro que yo, un extraño, interfiriera.

En respuesta a las palabras de Miu-san, Hideyuki-san trató de decir algo, pero finalmente bajó la voz.

“…Lo siento. Pensé que lo sabía todo, pero en realidad no sabía nada.”

“…..”

“Pensé que, si te casabas con él, tu futuro… y el del Grupo Mido… estarían a salvo. Pero me equivoqué en todo. Siento no haber visto su verdadera naturaleza, y siento no haber considerado tus sentimientos… Lo siento por todo.”

“…..”

Hideyuki-san bajó la cabeza sinceramente. Al ver eso, Miu-san abrió la boca en silencio.

“…Entiendo que padre estaba tomando las decisiones por mi bien. Aunque sea por el Grupo Mido, creo que es cierto que padre quería hacerlo para ayudarme lo más posible.”

“…..”

“Pero me gusta lo que hago ahora. Me encanta. Yo decido lo que me hace feliz… Eso es lo que quería decirte, padre.”

“…Ya veo.”

Hideyuki-san asintió ligeramente y, de forma inesperada, giró la cabeza hacia mí.

“Yuuya-kun.”

“S-Sí.”

“…Te he dicho un montón de cosas horribles. Realmente… lo siento.”

“N-No, eso es…”

Hideyuki-san se inclinó de repente hacia mí, y me quedé sin palabras. Sólo estaba cumpliendo mi papel de novio de Miu-san.

“Por favor, cuida de Miu.”

“… ¿Huh?”

“¿P-Padre?”

Quedé perplejo ante las palabras de Hideyuki-san. Entonces Miu-san se puso nerviosa, su cara se puso roja.

“¿Por qué tienes pánico? Tú y Yuuya-kun están saliendo, ¿Cierto? Pueden casarse cuando quieran.”

“B-Bueno, ese no es el caso… no, si eso sucede…”

Hideyuki se rio alegremente de Miu-san, que intentó replicar. Al ver a Hideyuki-san, me di cuenta de que Miu-san también estaba siendo objeto de burla, y por primera vez, sonreí con Hideyuki-san.

Me alegro. Puede que todavía haya alguna incomodidad, pero espero que los dos puedan llevarse bien a partir de ahora.

En cualquier caso, supongo que mi misión está completa, ¿Cierto? Espero haber podido hacer el papel de novio sin causar ninguna vergüenza a Miu-san…

Entonces Hideyuki-san se giró para mirarme de nuevo y me guiñó un ojo.

“Cuando decidas casarte, házmelo saber. No escatimaré esfuerzos para ayudarte.”

“Padre!”

…E-Esto significa que lo he hecho bien como novio, ¿Cierto?

Al final, finalmente relajé mis hombros.

▼▼▼▼

(—No tenía ni idea de que estaba en un planeta tan remoto…)

Mientras Yuuya se metía en problemas en el extranjero, la Tierra era observada desde un planeta de un universo lejano.

Una chica miraba la imagen holográfica de la Tierra.

Era humanoide como la gente de la Tierra, pero su cabello y otras partes del cuerpo emitían fosforescencia.

La chica murmuró.

(Una vez más, traigamos ese plano a nuestro planeta—)

—El deseo de la chica en cierto planeta de un universo lejano… Yuuya aún no tiene forma de saberlo…

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒