Cheat Skill V7 C5 – 2

Modo Noche

“Ciel! Ouma-san, por favor detenlo…!”

“…No, todavía no.”

“¿Eh?”

Ouma-san miraba emocionado a Ciel, así que volví a mirar a Ciel y lo vi—

“¿Qué está… pasando…?”

El cuerpo de Ciel, que yacía en el suelo, se envolvió en llamas azules y al momento siguiente volvió a estar ileso.

Los ojos de Avis se abrieron de par en par al ver esta escena.

“Byuiiii!”

“…No sé qué habilidad usaste, pero si no mueres de un solo golpe, seguiré atacando hasta que mueras.”

Una vez más, innumerables ataques llovieron sobre Ciel, Night y Akatsuki. Y esta vez, Night y Akatsuki también recibían daño.

“Kyan!”

“Buhii!”

“Night! Akatsuki!”

Avis…!

Mientras intentaba desesperadamente mover mi cuerpo para salvarlos, me encontré con otra extraña escena.

“Piiiiii!”

En el momento en que Ciel dejó escapar un fuerte chirrido en dirección a Night y Akatsuki…

“¿Qué?”

“—Woof!”

“—Fugo!”

Para mi sorpresa, los cuerpos de ambos se vieron repentinamente envueltos en llamas azules, y luego comenzaron a moverse de nuevo, ilesos.

“¿Q-Qué está pasando?”

Usagi-sensei e Iris-san, que estaban observando la escena, estaban tan sorprendidos como yo. En medio de todo esto, sólo Ouma-san sonreía felizmente.

“Sólo hay una causa posible para esto. Probablemente sean las habilidades de Ciel.”

“¿L-Las habilidades de Ciel?”

“Si sólo consideras la apariencia, probablemente sea la habilidad [Llama Azul], pero si te fijas en el efecto puede ser [Resurrección]. Pero eso no es lo principal.”

“¿Eh?”

“¿No lo notas? Ciel es mucho más fuerte después de ser resucitado en comparación a cuando fue derrotado por primera vez.”

“¿Qué?”

“Pasa lo mismo con Night y Akatsuki. Por alguna razón, son más fuertes después de recuperarse que antes.”

“N-No puedes estar hablando en serio…”

Mientras miraba a Ciel y a los otros con consternación, Ciel, Night y Akatsuki atacaron a Avis y fueron derrotados por los poderosos ataques cada vez que lo hacían. Sin embargo, cada vez se recuperaron con la misteriosa llama azul y atacaron una y otra vez.

Como resultado, Ciel moría y volvía a la vida como un fénix, y cada vez que resucitaba, las llamas crecían en intensidad, y ahora era tan caliente y brillante que parecía un sol en miniatura.

“¿Q-Qué está pasando? ¿Por qué no está muerto? ¿Y por qué ese calor?”

Lo que Ouma-san describió era cierto. Por alguna razón, Ciel y los otros se estaban volviendo más y más fuertes cada vez que eran heridos y revividos. Finalmente, aunque Avis los atacara, no sufrieron ni un solo rasguño.

“Piiiiiiii!”

“Buufuuuuuuuuh!”

Avis fue golpeado en la mejilla por las pequeñas pero abrasadoras alas de Ciel y salió volando con una tremenda fuerza. Mientras Avis salía volando, la aparición de un gigantesco Akatsuki lo interceptó.

“Fugoooooo!”

“Kahahh!”

Akatsuki derribó a Avis con un poder asombroso.

“Gruaaaaa!”

“Guheeeeeeee!”

Night, que estaba esperando en el suelo, mordió a Avis mientras lo golpeaba contra el suelo con gran fuerza, y luego lo hizo girar violentamente y lo lanzó a lo alto del cielo. Avis fue incapaz de moverse en el aire con su cuerpo ya destrozado y sólo pudo gritar.

“Es ridículo, ridículo, ridículo! Esto no es real! He… absorbido todo el poder del Mal y me he convertido en el perfecto ‘Dios de la Destrucción’! Y aun así ese pajarito—”

“Pi!”

“Gahahh!”

Cuando Ciel llegó por sobre la cabeza de Avis con un chirrido que sonaba como si dijera: ‘Cállate!’, volvió a golpear a Avis contra el suelo con sus pequeñas pero brillantes garras parecidas al sol. Esto no es real, ¿Cierto?

“N-No puede ser… E-Este yo esta…!”

“—Woof.”

“—Fugo.”

“¿Hyii?”

Con una sonrisa, Night y Akatsuki se acercan a Avis, que se había estrellado contra el suelo. Avis soltó un pequeño grito y se arrastró por el suelo para escapar de alguna manera, pero Ciel aterrizó bloqueando su camino.

“¿Pii? ¿Pi?”

‘¿A dónde crees que vas? ¿Huh?’ — Dijo Ciel con un tono intimidatorio, con una voz tan apagada que incluso los profesionales del sector temblarían ante ella. Ciel se acercó a Avis.

“D-Detente…. detente… p-por favor detente—”

“Grrrrr!”

“Buhiiiii!”

“Piiiiiiiiiii!”

“Gyaaaaaaaaaahhhh!”

Literalmente despedazado, Avis finalmente dejó escapar un fuerte grito y dejó de moverse antes de desaparecer silenciosamente ante la habilidad [Santuario] de Akatsuki.

Mientras observaba consternado, un mensaje apareció de repente.

Has obtenido el título [Maestro de las Bestias Divinas]

 

¿Qué puedo decir? Estaba muy cansado de todo esto.

▼▼▼▼

(Esto no es real, ¿Cierto?)

Después de que Ciel y los otros derrotaron a Avis, Usagi-sensei preguntó, pero… desafortunadamente todo era real.

(Esto no está bien! Es el Mal, sabes! Es el némesis de los Santos y el enemigo de toda la humanidad! Además, es un tipo absurdo que absorbió a los otros Mal y obtuvo la máxima perfección! ¿Y ni siquiera es un Santo el que lo destruyó…? ¿Tienes idea de lo descabellado que suena?)

“Pii♪”

“Woof…”

“Fugo…”

Por alguna razón, Ciel se retorcía en mis manos como si dijera ‘Me avergüenza’ en reacción a las palabras de Usagi-sensei. Sin embargo, Night y Akatsuki parecían estar algo arrepentidos.

(A-Así es como termina…! Además, esta el hecho de que era un Mal perfecto!)

“No nacerá ningún Mal hasta dentro de decenas de miles de años.”

(Eeeehhhh!)

Cuando Ouma-san dijo eso, Usagi-sensei mostró su comportamiento salvaje, raramente visto. De alguna manera estaba muy apenado por todo esto…

“¿De qué demonios te lamentas? Para ustedes, el Mal es el enemigo, ¿No es así? Si ese es el caso, ¿No deberías estar feliz de que haya sido destruido?”

(Entiendo eso! Pero si ese es el caso, ¿Cuál será el significado de nuestra existencia como Santos?)

“No lo sé. Es tu culpa por ser débil.”

(Ugh…!)

No, Ouma-san. Usagi-sensei no es débil. Es muy fuerte, así que es realmente extraño que Ouma-san sea mucho más fuerte que él…

Cuando mis sentimientos eran indescriptibles, de repente me di cuenta de que Iris-san había permanecido en silencio.

“Preocupada. ¿Estás bien?”

“…Sí, estoy bien. Sólo me pregunto para qué he estado trabajando tan duro… Eso es lo que tengo en mente…”

Ella no estaba bien, ¿Cierto?

Como Usagi-sensei, Iris-san también ha trabajado duro para proteger a los humanos del Mal. Seguramente es por este final tan sorprendente que no puede aclarar su mente. No te preocupes; yo tampoco he podido seguir el ritmo!

Sin embargo, Ciel, el pájaro en cuestión, está pegado a mí desde hace un rato frotando su cuerpo contra el mío como si dijera: ‘Alábame, alábame’. Es muy lindo.

Cuando miré a Ciel y relajé mis mejillas, Ouma-san continuó atónito.

“Santo cielo… los Santos de esta generación son patéticos. Deberían aprender del Sabio. Él destruyó todo el Mal por sí mismo, ¿Saben?”

Espera. No veo el final de la saga de Sabio-san. ¿No es Sabio-san demasiado poderoso?

Entonces, ante la mención de Sabio-san por parte de Ouma-san, los ojos de Iris-san se abrieron de par en par.

“¿Sabio? ¿Te refieres a… ese Sabio?”

“Hmph. Sólo hay un Sabio para mí. De hecho, ni siquiera llamaría sabio a alguien más. De todas formas, cuando estaba vivo se encargaba él solo de todas las responsabilidades de los Santos.”

“¿Una sola persona haciendo el trabajo de todos los Santos?”

En serio, Sabio-san puede hacer cualquier cosa.

Usagi-sensei e Iris-san se sorprendieron, pero sabiendo que la casa pertenecía a Sabio-san y que las armas que suelo usar eran de Sabio-san, era demasiado tarde para sorprenderme.

Ouma-san estaba hablando de la grandeza de Sabio-san, pero de repente pareció darse cuenta de algo.

“…¿Hmm? Espera un momento. Ciertamente tenía todos los títulos Santos. Entonces… debía tener el mismo título que Yuuya: [Rey Santo]. ¿Podría ser que… el [Luan] que vi en ese momento fuera el suyo…?”

Ouma-san se sorprendió por este hecho y miró a Ciel detenidamente.

“¿Pi?”

Sin embargo, Ciel no parece entender lo que sucede y se limita a inclinar la cabeza.

Como dijo Ouma-san, si Sabio-san tenía todos los títulos Santos, entonces, por supuesto, habría tenido el título [Rey Santo], que ahora tengo.

Ya veo. No sé si es un individuo diferente de Ciel o no, no conozco los detalles, pero creo que un [Luan] puede haber guiado a Sabio-san.

“…Bueno, da igual. De todos modos, no hay duda de que se necesitarán decenas de miles de años para que una existencia como el Mal vuelva a nacer, pero aun así, la malicia nace en el mundo todos los días y las Bestias Malignas se manifestarán como resultado. Todavía no han terminado su papel de Santos. ¿No es así?”

“Así es…”

(…Es tal y como dijo el Dragón del Génesis. En cualquier caso, estoy agradecido de que el Mal se haya ido. A partir de ahora, es nuestra responsabilidad como Santos reducir el daño causado por las Bestias Malignas tanto como sea posible.)

“…Sí. Todavía necesitan nuestra ayuda, ¿Cierto?”

Iris-san y Usagi-sensei, que por fin habían recuperado su energía, nos miraron.

“Me gustaría agradecerles de nuevo. Gracias a ustedes, el Mal ha sido destruido. Gracias.”

(Yo también les agradezco por lo que han hecho. A partir de ahora, trabajaré con el resto de los Santos para exterminar a las Bestias Malignas.)

“Si ese es el caso, deberías dejar que los Santos sobrevivientes y sus sucesores sepan de esto.”

(…No creo que me crean.)

“Bueno… tú no sueles bromear, así que seguro que todo irá bien.”

(Espero que tengas razón… Entonces, Yuuya. Nos vamos por ahora. Ahora que el Mal se ha ido, puede que no haya razón para que sigas buscando más poder… Sin embargo, debes continuar tu entrenamiento hasta la próxima vez que nos encontremos. ¿Entiendes?)

“Ah, y mi entrenamiento también, ¿De acuerdo? …Aunque he encontrado a alguien con quien casarme… ugh.”

Asentí ante Usagi-sensei e Iris-san, que estaba llorando por alguna razón.

“Por supuesto. Ahora que el Mal se ha ido, voy a probar un montón de cosas para asegurarme de que puedo usar la [Autoridad del Rey Santo].”

(Umu… Así es; deberías decirle a la gente del Reino Regal y del Reino Alceria tú mismo sobre todo esto.)

“Entiendo.”

(Nos vemos.)

“Hasta luego, Yuuya-kun! Volveré a verte cuando haya terminado con mis asuntos!”

Después de decir eso, Usagi-sensei e Iris-san partieron con mucho ánimo.

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒