Motokano ni Maketakunai Prólogo X

Modo Noche

Prólogo X: Declaración de guerra

Cuando todavía estaba en el segundo año de la escuela secundaria, Asatani-san se trasladó a la clase de al lado.

Ella vivía en Kanagawa. Se trasladó aquí debido al trabajo de sus padres.

Asatani-san era el centro de atención, hasta el punto de que esos rumores llegaron a la clase de al lado.

Nada más presentarse, la clase estalló en vítores. No sólo las otras clases, sino también todos los de primer y tercer año acudieron a ver a Asatani-san. Era tan atractiva que un acontecimiento tan ficticio podía ocurrir de verdad.

Muchos clubes se pelearon por ella, pero Asatani-san se unió al club de astronomía. Más tarde me enteré de que no tuvo más remedio que elegir un club que requiriera menos de su tiempo porque había sido miembro de la escuela de formación de una compañía teatral en aquella época.

También tenía otras cosas que hacer después de clase, así que opté por unirme al club de lectura, que sólo tenía un día de actividad a la semana.

La sala del club de astronomía era la sala de preparación de la biblioteca, y la del club de lectura era la biblioteca. Los presidentes de los clubes, que eran de una generación superior a la nuestra, se hicieron amigos y empezaron a relacionarse entre ellos durante las actividades del club.

La mayoría de los miembros de los dos clubes eran chicas, así que, aunque Asatani-san tenía relación con las chicas del club de lectura y hablaba con ellas, nunca intercambió palabras conmigo.

La primera vez que hablé con ella fue en una fiesta de observación de lluvia de meteoritos propuesta por el club de astronomía.

Me trajeron como mozo de equipaje, y la presidenta del club de astronomía me pidió que llevara el telescopio a la cima de la colina que era el lugar de observación.

No hubo ningún problema en que llevara el telescopio yo solo, pero hubo una miembro del club de astronomía que me ayudó probablemente porque parecía que me costaba.

Era Asatani-san. Todavía llevaba el uniforme de la escuela, ya que la fiesta de observación tenía lugar en la escuela. Por supuesto, se quejó un poco a los otros miembros del club que vinieron en ropa casual.

Asatani-san fue la primera en interesarse por mí, porque yo, al igual que ella, llevaba uniforme a la reunión.

“Pensaba que todos usarían el uniforme. Suelo ausentarme casi siempre de las actividades del club, así que agradecería que me informaran de algo así…”

Era como si fuéramos amigos desde hace mucho tiempo, tal era la distancia entre nosotros desde el principio.

Su cabello, que aún le llegaba a los hombros, estaba atado en cortas coletas a ambos lados de la cabeza, y la imagen de ella hablándome por primera vez aún me venía como un flashback.

“Me alivió ver que alguien más pensaba lo mismo. Manda-kun… ¿Es así?”

“N-Nagito… Senda…”

“¿Nagito-kun? Ese es un nombre un poco inusual. ¿Conoces mi nombre?”

Lo conocía, o mejor dicho, me lo habían transmitido los amigos y los rumores de mi entorno. No sería una sorpresa que conociera el nombre de la famosa Asatani-san.

“Um… Asatani-san, ¿Cierto?”

“Sí, así es. ¿Realmente soy tan famosa?”

No pretendía nada, sólo era una reacción genuina. Ni siquiera se dio cuenta de que había dominado la mayoría de las conversaciones en la escuela tan pronto como se había trasladado.

No era raro que encontrara cartas de amor en su caja de zapatos o que se le acercaran chicos cuando iba y venía de la escuela. No fue hasta después de las vacaciones de verano cuando se produjeron estas situaciones. Esto se debía a que, desde que se había trasladado a la nueva escuela en primavera hasta el verano, se la consideraba una chica guapa que llamaba la atención, pero a la vez era difícil acercarse a ella.

Sabía que Asatani-san era una persona alegre, pero no esperaba que tuviera una expresión tan amistosa en su rostro, así que estaba confundido.

“Oh, pero puede que me haga muy famosa pronto.”

“¿Eh…?”

“Bueno, todavía no soy realmente famosa. Lo siento, olvida eso.”

Ella ya tenía una vibra especial sobre ella, ya que había estado asistiendo a una escuela de formación teatral desde la primaria y también había sido explorada en la calle a pesar de todo.

Sin saber nada de eso, mientras llevaba el telescopio hacia la colina, dije—

“Bueno… creo que ese tipo de cosas son totalmente posibles con Asatani-san…”

“Eh, ¿En serio? ¿En serio lo crees? Por lo que acabamos de hablar, ¿No es normal?”

Dijo que era normal, y eso no había cambiado del pasado al presente de Asatani-san.

Su talento debe haber brotado gracias a sus esfuerzos. El hecho de que ganara popularidad en todo el país cuando aún estaba en la escuela secundaria se debía no sólo a su buena apariencia, sino también al alto nivel de habilidades interpretativas que poseía.

Pero me di cuenta de que en aquel momento era un sueño hecho realidad para ella. Un día quería ser famosa, ser reconocida por mucha gente. Así que trabajaba duro para conseguir esos objetivos, pero nunca revelaba sus esfuerzos a los que la rodeaban.

“Hey hey, ¿Qué te hizo pensar que era posible?”

“Bueno, eso es…”

Porque eres muy linda… Pero mi yo de segundo de secundaria no podía decir eso. Incluso ahora, no he adquirido tanto valor.

“Senda-kun. Sólo di lo que se te ocurra. Está bien, no me enfadaré.”

“Eh… bueno…”

Si hubiera sido capaz de decirlo entonces, sin importar lo embarazoso que fuera.

Estaba seguro de que, si lo hubiera hecho, no habría visto la mirada que me lanzó a continuación.

“¿Qué estoy haciendo? Hablo demasiado de forma unilateral, ¿Cierto? Siento haber sido tan molesta.”

“… No, no es molesto ni nada por el estilo. Sigo siendo un poco forastero en el club, así que ha sido muy amable por tu parte hablar conmigo.”

“Ah, lo sabía… Pero la presidenta de nuestro club parecía contenta de poder contar contigo. Dijo que estaría bien que tuviéramos un chico en nuestro club también.”

No me habría enterado de eso a menos que ella me lo contara.

Asatani-san, que me había informado sin ser pedante, parecía un poco diferente en ese momento.

“Oh, es cierto… Se suponía que tenía que ayudar a Senda-kun. Los dos llevamos uniforme, así que esforcémonos.”

“Pero, estaré bien por mi cuenta…”

“Oh, ¿Todavía dices eso cuando ya estamos trabajando juntos? Así será pan comido.”

Se sentía deprimida diciendo que había hablado demasiado antes, pero ahora ya estaba de buen humor.

Su broma me hizo pensar que era bastante atrevida, aunque nunca había hablado con ella antes de hoy.

“Les diré a todas en el club más tarde que hemos traído el telescopio como un esfuerzo conjunto. De ese modo, tal vez puedan unirse a nuestras actividades.”

Resultó que Asatani-san sí cumplió su promesa, y fue algo bien recibido por todos en el club.

No pude quedarme hasta el momento álgido de la lluvia de meteoritos, pero aun así pude ver un poco de ella. Todavía tengo el vídeo de entonces.

Si no fuera por la interacción entre el club de lectura y el de astronomía, no habría habido contacto entre Asatani-san y yo.

Cada pocas semanas, en esas pocas ocasiones, nos sentíamos atraídos el uno por el otro con sólo intercambiar palabras.

—Pero parece que yo era el único que pensaba así.

Poco a poco, mis sentimientos se hicieron más fuertes. Tenía miedo de acabar sin confesarle mis sentimientos al llegar el día de la graduación.

El último día de clase, me pasé por la biblioteca, que era la sala del club de lectura. Vi a Asatani-san. Pensé que era una mera coincidencia que la viera allí, ya que tendría que ir a la fiesta de graduación con sus amigos.

Hasta que me confesé con ella, sólo podía pensar en la felicidad de poder asistir a la misma preparatoria como novio y novia con ella.

Si me aceptaba, podría ocupar el puesto de ‘novio’, aunque habláramos menos por estar en clases diferentes.

Todo era una expresión de mi propio egoísmo.

No quería ver un día a Asatani-san y a otra persona caminando juntos. Era un deseo tan posesivo e impaciente que quería adelantarme a cualquiera que ella conociera en el futuro.

“Me gustas, Asatani-san.”

Acabábamos de terminar una conversación casual en la biblioteca, cuando se lo solté de repente.

Asatani-san se sorprendió. No era una mirada de desconcierto, ni de asombro por lo que había dicho de repente.

Sonrió como siempre. Me sentí deslumbrado, sin darme cuenta de que iba dirigido a su ‘amigo’.

“Lo sabía.”

Esa fue su respuesta.

‘Te gusto, así que salgamos’.

Asatani-san nunca dijo algo así.

Ella era consciente de mis sentimientos desde hacía tiempo, y se limitó a asentir con la cabeza cuando se lo dije.

“Estaremos juntos en la misma preparatoria. Por favor, cuida de mí.”

Después de intercambiar una línea conmigo, Asatani-san salió de la biblioteca, con un rostro avergonzado.

Dejé escapar un único e inaudible grito de alegría. Me pregunté si alguna vez podría ser tan feliz. Pensé que aunque muriera al día siguiente no tendría ningún remordimiento.

No existían los sentimientos desperdiciados. El amor podía ser gratificante. Pero tales pensamientos y sentimientos, todos ellos…

Ahora que lo pienso, Asatani-san y yo nos separamos sin ningún incidente, y ahora…

Takane-san me preguntaba si estaba soltero ahora.

No podía mirar a Asatani-san porque no podía apartar la mirada de Takane-san.

En el poco tiempo que habíamos estado juntos, sólo pude decirle a Asatani-san parte de lo que pensaba.

Incluso cuando me dejo, intenté serenarme y acabar con ello.

No quería hacerme más desgraciado por saber la razón.

Mi amor por ella había perdido su sentido. Lo sabía, pero no me enfrentaba a ello.

Tenía que terminar ahora. No importaba que no estuviera bien hablar de por qué había fracasado como novio.

“Ahora mismo, estoy soltero. Me confesé a Asatani-san una vez, y ella dijo que sí… Pero yo… m-me estaba dejando llevar por mí mismo.”

No lo había superado. Apenas podía evitar que me temblara la voz.

“Asatani-san no podía verme como un novio… Eso tiene sentido, es extraño tener un novio que usa honoríficos todo el tiempo, ¿Cierto?”

Quería que se rieran de mí y bromearan con que había cometido un terrible error.

Pero ninguna de las dos se rio, ni siquiera una mirada de lástima cruzó sus ojos, y Takane-san me miraba a los ojos mientras escuchaba.

“No podría ser tu novio, pero puedo ser tu amigo. Volveremos a ser como en la escuela secundaria.”

Iba a fingir que nuestra relación nunca había ocurrido.

Sólo quería olvidar que alguna vez estuve enamorado y hacer que mis sentimientos por ella fueran nulos.

Esperaba que esta charla no fuera demasiado pesada para Asatani-san y también para Takane-san.

“… ¿Es por eso que ustedes dos rompieron?”

Takane-san miró a Asatani-san. Asatani-san no cambió su expresión y se limitó a encarar a Takane-san.

“Si es así, ¿Qué piensas, Takane-san?”

“Yo…”

Takane-san no pudo responder de inmediato. Asatani-san la miró, sonrió y caminó hacia mí.

“Conozco a Nagi-kun mejor que Takane-san, y creo que nos llevamos bien. El hecho de que te haya dejado, no significa que me odies tanto como para no querer verme, ¿Cierto?”

“No pienso así en absoluto…”

“Ya veo… Eres muy amable, ¿Verdad, Nagi-kun?”

Asatani-san sonrió al decir eso. Entonces, se acercó más a mí que yo a Takane-san, como si esa fuera la distancia de un ‘amigo’.

“Entonces está bien si tomo prestado a Nagi-kun en este momento, ¿Cierto?”

La pregunta estaba dirigida a Takane-san. No era que Takane-san y yo fuéramos amigos todavía. Estábamos en la misma clase, y acabamos de hablar por primera vez ayer. No era en absoluto correcto presionarla cuando todavía estábamos sólo en ese tipo de relación.

Por eso no podía ir con ella. Asatani-san y yo no teníamos el tipo de relación que nos permitía ir a algún lugar juntos después de la escuela.

“Asatani-san, yo…”

“No puedes.” — Dijo Takane-san, interrumpiendo mis palabras.

La persona a la que Asatani-san le preguntó fue Takane-san. Sólo tenía sentido que ella respondiera.

Pero la respuesta fue algo que ni yo, y estaba seguro de que Asatani-san también, podría haber imaginado.

De repente, Takane-san respiró, y entonces,

(……!)

Me cogió la mano.

Luego se volvió hacia Asatani-san y dijo,

“Asatani-san es la ‘ex novia’ de Senda-kun, ¿Es correcto?”

“Sí… ¿Y?”

Asatani-san seguía sonriendo. Pero había una ligera tensión en su corta respuesta.

Sonaba como si estuviera en pánico.

Takane-san me miró. Yo también la miré, mientras nuestras manos seguían unidas.

Por un momento, parecía que estaba en un estado de vacilación.

Pero entonces, su agarre en mi mano se hizo más fuerte.

Dijo algo que ni en mis mejores sueños habría imaginado.

“A partir de ahora, seré yo la que salga con Senda-kun, así que soy su ‘actual novia’.”

El ruido del club de atletismo que llegaba desde fuera de la ventana. El sonido de la campanilla que anunciaba la hora. Todos ellos sonaban lejanos.

“………”

Asatani-san apartó la mirada de Takane-san. Sus labios parecieron moverse, pero no pude saber si había dicho algo.

Se apartó para dejarnos paso. Takane-san me miró entonces, como si tuviera miedo.

Fue igual que cuando me siguió y me agarró por el dobladillo del uniforme mientras caminábamos juntos. Debió de necesitar cierto valor para decir ‘actual novia’. Estaba seguro de que estaba preocupada.

Quería hacer que esa preocupación fuera un poco más ligera por ahora.

“Vamos, Takane-san. Asatani-san, nos vemos luego.”

“… S-Senda-kun…”

Salí de la biblioteca, llevando a Takane-san conmigo.

Cuando nos cruzamos, Asatani-san estaba definitivamente sonriendo. No dijo ni una palabra y nos hizo un pequeño saludo.

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒