Ankoku C72 – 3

Modo Noche

Lo que me recuerda que las tiendas de esta zona eran del tipo que proporcionaba ‘ese’ tipo de servicios. Por eso era natural que viera ese tipo de escena mientras usaba clarividencia en este lugar.

Como de repente caí de rodillas con la cara roja como una remolacha, Decius hizo un movimiento inteligente al detener la búsqueda.

“Lo siento, Decius-dono. Regresaremos primero.”

Me disculpé con Decius.

Estábamos dejando a Decius solo en este lugar ya que quería seguir buscando a Marchas.

“No te preocupes. Es cierto que este lugar tiene demasiados estímulos para las damas.”

La figura de Decius se desvaneció en la noche de la ciudad después de que nos separáramos de él.

“Volvamos, Nao-san. Ya que hemos conseguido una pista, discutamos el siguiente movimiento con Reiji-kun y compañía.”

“Siii~”

Así, caminamos por la ciudad de noche.

“Haah… a pesar de que fuimos nosotros los que propusimos la búsqueda, estábamos realmente indefensos en esta situación, huh…”

Suspiré y hablé con autodesprecio.

“Eso no es cierto. Simplemente no estamos acostumbrados a este lugar.”

Nao habló con una sonrisa en la cara.

“Parece que estabas disfrutando de la situación.”

Aunque pensé que había hecho un buen trabajo disimulando, ¿Podría ser que Nao-san viera a través de mi fachada?

“Bueno, no es nada especial. Volvamos.”

Nao desvió la mirada mientras mostraba una sonrisa sospechosa en su rostro.

“Qué pena…”

Así, regresamos mientras teníamos ese intercambio.

▼▼▼▼

—Doncella de Espada, Shirone—

“¿Cuál es tu impresión, Shirone-sama?”

Estaba en medio de la lectura del guion proporcionado por Midas en el teatro.

Aunque ya había oído hablar de ello por Chiyuki-san, la historia estaba realmente llena de clichés.

Era una historia sobre una princesa que emprendía un viaje para salvar al príncipe que había sido secuestrado por una bruja.

Según Chiyuki-san, es similar al mito de Perseo, pero con un cambio de roles. Incluso la parte de matar a la serpiente era similar al mito japonés del exterminio de Orochi por Susanoo.

En efecto, era una historia popular.

Pero, ese no era el problema.

“Uhm… este disfraz es bastante impropio, ¿Cierto?”

Pregunté mientras miraba el disfraz.

Era un traje delgado y con volantes con mucha exposición. Las cosas podrían salirse de control si llevara un disfraz tan sugerente.

“¿Es así? Creo que es bastante normal.”

Midas respondió así, inclinando la cabeza mientras lo hacía.

Estaba al límite de mi ingenio. Midas no estaba entendiendo nada. Ya sabes, ¿Por qué no eligieron a un miembro de su compañía que tuviera una figura más voluptuosa que la mía para llevar un traje tan sugerente?

Me refiero a que no tienen ninguna restricción a la hora de mostrar su piel a no ser que sean miembros de la fe Faeria.

“Creo que te queda muy bien, Shirone.”

“En efecto. Resalta las hermosas y largas piernas de Shirone-san.”

Reiji-kun y Rino-chan me elogiaron con una sonrisa en sus rostros, aparentemente disfrutando de esta situación.

“Por favor, dejen de burlarse de Shirone-san, Rei-kun y Rino-chan.”

Sahoko-san, como la única con conciencia, vino entonces a impedir que se burlaran de mí.

“Uhm. Yo también creo que te queda muy bien.”

El que dijo eso fue Alto-kun, un miembro de esta compañía.

Él era el que interpretaba el papel del príncipe en la historia. Bueno, tengo que decir que ese papel le queda muy bien ya que podría ser confundido con una hermosa chica con su cara de niña.

Por cierto, Alto-kun parece estar relacionado con Clio-san como hijo adoptivo de ésta.

Me sorprendió mucho cuando me enteré de este hecho, pero la apariencia de las elfas no parecía envejecer debido a su larga vida.

Parece que Clio-san se interesó por la adorabilidad de Alto-kun y acudió a sus padres. Al final lo adoptó, quizá queriendo criarlo como su marido ideal.

El problema era, ¿Qué haría ella para convertirlo en su amante?

Por cierto, algunas elfas llegaron a secuestrar a jóvenes varones humanos. Llamaban a ese fenómeno <Sustitución>. Cuando una familia descubría que su adorable hijo se había convertido repentinamente en un trozo de tronco, diez de cada diez veces era obra de las elfas que buscaban marido.

Clio-san me había dicho que simplemente no le gustaba forzar a la otra parte.

Alto-kun miraba a Reiji-kun con ojos brillantes. Parecían los ojos de alguien que se encuentra con su ídolo.

Su estado actual era bastante familiar para las chicas cuando están cerca de Reiji-kun.

Ahora que lo pienso, ser anhelado por un miembro del mismo sexo parece ser algo raro para Reiji-kun, ¿Cierto?

Además, incluso Reiji-kun parece estar ligeramente desconcertado por ello.

Parece que no tenía ni idea de cómo tratar a Alto-kun ya que la otra parte se refería claramente a Reiji-kun.

Era mi deber como princesa-caballero salvar a este príncipe, pero… ¿Realmente debo usar ese disfraz?

“Uhm~ Aunque me gustaría que prepararan un disfraz más discreto…”

Aunque sabía que lo más probable es que rechazaran mi petición, aun así intenté decírselo.

“Está bien, Shirone! Me encargare de cualquiera que te mire con cara de degenerado! Te protegeré, por eso puedes llevar ese disfraz con tranquilidad!”

Reiji-kun me tocó el hombro mientras me decía eso con una mirada seria.

Me presionaron a una situación en la que no podía negarme, y yo siempre era débil a ese tipo de situaciones.

Solté un suspiro.

Supongo que Kuroki era el único que me entendía.

Me pregunto dónde y qué estará haciendo ahora.

Miré el paisaje fuera de la ventana mientras pensaba en él.

▼▼▼▼

—Dios del Sueño y de los Sueños, Zand—

“ZAND-SAMA!! NEE-SAN!! LIL-NEE!”

Mis adorables espíritus revoloteaban en la oscuridad.

“Lo sé. Ha sido asesinada… por el Caballero Oscuro.”

La presencia de Katia se había desvanecido repentinamente durante el tiempo que había salido a pasear con su nuevo caballero.

Y entonces, el Caballero Oscuro apareció un rato después en nuestra tienda.

Parece que se dio cuenta de lo que pasó con el cuerpo de Katia.

Ese Caballero Oscuro podría haberle hecho algo a Marchas. Fui descuidado.

Vino directamente a mi casa en cuanto sacó la información que quería saber de Katia.

Tengo confianza en mi victoria, pero las posibilidades se acercaban a un número imaginario. Por eso opté por escapar por ahora.

Estuvo cerca, pero logré escapar de su persecución, ya que mis adorables hadas ganaron tiempo para mí.

En cuanto a la fuerza, mis adorables hadas eran mucho más débiles que el Caballero Oscuro y, sin embargo, el lado positivo era el hecho de que parece dudar cuando lucha contra ellas.

Tal vez todavía me está buscando.

Pero, confío en mi habilidad para escapar y esconderme. Cree que puede encontrarme tan fácilmente, hah, sigue soñando.

Entonces, ¿Qué debo hacer por ahora?

Tengo que vengar a mis adorables hadas que fueron asesinadas por él.

¿Debería tomar la cabeza de su diosa de cabello plateado? Sí, eso debería ser suficiente para vengar a mis adorables hadas.

Lo he decidido. Mataré a esa diosa de cabello plateado para vengar a mis adorables hadas. Y tomaré su cabeza como parte de mi colección.

No pude evitar sonreír al imaginar tal escena.

“Bueno, entonces, supongo que tengo que hacer algún ajuste en mi pla— ¿Uhm?”

Fue sólo un momento, pero me pareció ver pasar una ligera mariposa por mi cara hace un momento.

Nadie debería conocer este lugar aparte de mis adorables hadas. Además, este lugar también estaba encerrado dentro de una barrera. No había ni un solo bicho que pudiera traspasar este lugar.

Aquella mariposa desapareció enseguida, sin dejar rastro, como si fuera sólo mi imaginación.

Incluso me pregunté por un momento qué era eso.

Bueno, da igual, debe ser sólo mi imaginación.

Por ahora tengo que centrarme en la modificación de mi plan.

De hecho, también estaba apuntando a la santa, una de las mujeres del héroe, y luego usar a esa mujer para atraer al héroe a mi trampa. Y luego, usaría a Zeal para atraer al Caballero Oscuro al mismo lugar y hacer que los dos lucharan hasta la muerte.

Cuando ambos estén heridos y agotados, aprovecharé esa oportunidad para deshacerme de ellos.

Pero, tengo que modificar mi plan. Primero, apuntaré a la diosa de cabello plateado del Caballero Oscuro para vengar a mis adorables hadas.

Ahora, es el momento de pasar a la acción.

Pediré a Zeal y a Tarabos que hagan su jugada y que Ulbard haga algo por mí también.

Así, me concentré completamente en revisar mi plan.

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒