Cheat Skill V8 C1

Modo Noche

Capítulo 1: Invasión alienígena.

Mientras Iris y Usagi actuaban en el otro mundo, en la Tierra cundía el pánico. Repentinamente, algo que parecía una enorme nave espacial apareció justo encima de cierta casa.

“¿Qué demonios es eso?”

“¿UN OVNI?”

“¿Podrían estar filmando algo?”

“¿Cómo podrían estar filmando algo así?”

“Hey… graba, graba!”

Las personas comenzaron a reunirse poco a poco, e incluso un helicóptero de la policía comenzó a moverse, y la situación termino en una gran conmoción. No es de extrañar porque la nave espacial no abandonó la escena, sino que siguió flotando tranquilamente en el cielo.

Cada vez más gente se reúne en los alrededores de la casa de Yuuya. De repente, uno de ellos notó algo extraño.

“H-Huh!”

“No puede ser!”

“Increíble…”

“Hey hey, siguen viniendo!”

Además de la nave espacial que flotaba justo encima de la casa de Yuuya, llegaron una tras otra innumerables naves espaciales con forma de platillo y con el emblema de un dragón.

Ajeno a la gran multitud de personas, a la policía y a las innumerables naves espaciales que llegaban, Yuuya estaba—

▼▼▼▼

—Ahora mismo estaba en un aprieto.

Justo cuando pensaba que por fin iba a poder relajarme, una chica… llamada Merl-san, una alienígena del planeta Amel, llegó de repente a mi casa en la Tierra. Me dijo que estaba buscando el plano de un arma importante escondido en mi casa. Y me las arreglé para averiguar lo que podría ser.

El único problema era que Ouma-san parecía haber manipulado el plano de alguna manera, y estaba muy nervioso.

Había muchas cosas que quería decir, como por ejemplo por qué había una cosa así en mi casa en primer lugar y qué tipo de cosas coleccionaba mi abuelo, pero primero, necesito que Merl-san se calme.

Justo cuando iba a abrir la boca, Merl-san extendió su mano izquierda hacia mí. Entonces, el dispositivo con forma de terminal que tenía en su brazo izquierdo se rompió al instante y empezó a deformarse de alguna manera mecánica, transformándose finalmente en algo parecido a un cañón.

Levantando el brazo que se había transformado en un cañón de aspecto peligroso, Merl-san declaró con una expresión seria.

(Esta es tu última advertencia. Dame el plano inmediatamente.)

“T-Te lo daré, pero—”

En el momento en que iba a responder apresuradamente a Merl-san, Yuti, que estaba a mi lado observando el procedimiento, se distanció instantáneamente de nosotros, preparó su arco y apuntó a Merl-san!

“Y-Yuti!”

(…¿Qué estás imitando?)

“…Alerta. Esta chica tiene su arma en alto. Eso significa enemigo.”

Para Yuti, quien no podía entender las palabras de Merl-san, parecía que me había amenazado con un arma sin motivo alguno, e irradiaba una intención asesina que estaba a punto de atravesar a Merl-san.

Yuti, una discípula del Arco Santo, tenía una capacidad de lucha brutal. Normalmente, uno se acobardaría ante el mero toque de su intención asesina, pero la expresión de Merl-san se mantuvo fría.

(Me estas tomando el pelo, ¿Verdad? Atacarme con un arma tan primitiva—)

En el momento en que estaba a punto de decir eso.

De repente, el techo de mi casa voló por los aires!

“M-Mi casa!”

(E-Esa cresta de dragón… ¿Ya saben dónde está?)

Merl-san miraba asombrada el techo abierto, pero yo no podía estar más molesto. Al fin y al cabo, la casa de mi abuelo había sido destruida repentinamente.

Miré al cielo con consternación y vi innumerables naves espaciales flotando en el cielo. Entonces, se emitió una luz desde dichos ovnis, y una especie de criatura humanoide bajó de su interior.

(Kukuku… es una pena, alienígena Amel. Sabemos que este lugar posee el plano que buscas.)

(Alienígena Dragonia…!)

Si las palabras de Merl-san son correctas, entonces las personas que flotan en el aire frente a mí deben ser los alienígenas Dragonia.

Lo que es único en ellos es que mientras la figura de Merl-san es completamente igual a la de una persona de la Tierra, los Dragonia tienen cuernos parecidos a los de un dragón que salen de sus sienes, y cuando los miro de cerca, incluso puedo ver lo que parecen escamas en sus cuerpos.

Llevaban el mismo traje ajustado de cuerpo entero que también llevaba Merl-san, pero con un diseño de armadura algo futurista, y en sus manos sostenían lo que parecía una lanza. La punta de la lanza no era de metal, sino una especie de masa de energía brillante.

El Dragonia sonrió burlonamente.

(Ahora, sé una buena chica y dame el plano.)

(Me niego. No puedo dejar que lo tengas…!)

(Hmph… ¿Cómo puedes seguir diciendo eso en esta situación?)

(…Oh, no!)

En el momento en que uno de los alienígenas Dragonia dio la orden al cielo, una de las naves espaciales que flotaban en el cielo explotó y se estrelló… así es, cayó sobre mi casa.

(Mi nave…!)

(Kuhahaha! Ahora ya no podrás volver a tu planeta natal, ¿Verdad? Bueno, si eres lo suficientemente inteligente como para darme el plano, te llevaré de vuelta a tu planeta… Pero ese será el fin de tu planeta!)

Merl-san lanzó una mirada penetrante a los alienígenas Dragonia que reían en el cielo.

(Nunca te lo daré!)

(Si es así… entonces lo tomaremos por la fuerza…!)

A partir de las palabras de uno de los alienígenas Dragonia, los demás alienígenas Dragonia cargaron hacia mi casa uno tras otro.

Merl-san levantó el cañón de su brazo izquierdo apuntando a estos alienígenas Dragonia.

(Basta! La gente de este planeta no tiene absolutamente nada que ver con esto!)

(¿Y qué? A nadie le importa cuántas criaturas de este remoto planeta desaparezcan.)

La energía se concentró en el brazo izquierdo de Merl-san a un ritmo tremendo. Y entonces, finalmente, un enorme rayo fue disparado hacia los alienígenas Dragonia. Algunos de los alienígenas Dragonia fueron instantáneamente borrados por el golpe.

(Hmph… Como se esperaba de los alienígenas Amel. Parece que tienen la tecnología para hacernos frente. Pero, ¿Cuántas veces más puedes usar esa arma?)

(Kuh…!)

Mientras se desarrollaba la feroz batalla entre Merl-san y los alienígenas Dragonia, me apresuré a utilizar mi magia de agua para apagar el fuego y que los restos que caían de la nave espacial no quemaran mi casa.

Night y los demás cooperaron conmigo. Entre todos logramos apagar el fuego corriendo frenéticamente. En medio del feroz tiroteo, los alienígenas Dragonia mostraron su frustración por no haber podido derrotar a Merl-san.

(Tsk… es demasiado problema. Acabaré con toda la ciudad!)

(Qu… ¿Estás loco?)

(Sí, estoy loco! Perecerás por el bien de la prosperidad de nuestro planeta Dragonia. No hay mayor honor que ese.)

(No dejaré que eso ocurra…!)

Mientras la conversación continuaba, dejando al resto de nosotros atrás, una Yuti de aspecto algo desconcertado se acercó a mí con su arco preparado.

“…Confundida. De repente, una mujer incomprensible vino del cielo, y luego vino un grupo aún más incomprensible. ¿Qué está pasando?”

“…..”

“¿Yuuya?”

Yuti me hablo, pero no estaba prestando atención.

“¿Van a destruir la casa del abuelo… y esta ciudad…?”

“¿Eh?”

Me quedé mirando a las personas que luchaban en el cielo a pesar de la confusión de Yuti.

Y entonces—

“—Es suficienteeeeee!”

(!)

(¿Q-Qué es este poder? — Guwaaaahhh!)

Cuando activé la [Autoridad del Rey Santo], un movimiento ondulatorio similar al de un dragón dorado se desprendió de mi cuerpo. Como si mis intenciones se reflejaran directamente, el dragón dorado atacó a los Dragonia uno tras otro.

Sin embargo, sus cuerpos no parecían estar heridos, y los que el dragón dorado se comió parecían haber perdido la conciencia en ese momento.

Como ya había activado la [Autoridad del Rey Santo] una vez durante la batalla contra Avis, podía sentir que mi energía y mi fuerza vital se drenaban a un ritmo tremendo.

Pero no podía dejar que esto sucediera.

No podía soportar la idea de que un extraño viniera de repente y destruyera esta casa llena de recuerdos con mi abuelo. Y la forma en que hablaban de cómo matarían fácilmente a las personas de esta ciudad que no tenían nada que ver con ellos!

Al ver la [Autoridad del Rey Santo] que invocaba con ira, Ouma-san, que había permanecido indiferente, murmuró con cierta alegría.

“¿Hou? Ahora puedes usar el poder del [Rey Santo] como un ataque contra seres que no sean el Mal, huh… Umu umu.”

Como dijo Ouma-san, era la primera vez que el poder del [Rey Santo] se activaba contra una existencia que no fuera el Mal, y los alienígenas Dragonia que aún no habían perdido el conocimiento salieron corriendo mientras los demás perdían el conocimiento y se desplomaban uno tras otro.

(N-Nunca escuche hablar de esto! ¿Cómo puede existir alguien con semejante poder en un planeta tan remoto como éste?)

(Informa a la nave nodriza inmediatamente!)

(N-Necesitamos retirarnos! Retirémonos de inme—)

(No los dejaré escapar!)

Cuando llegué al límite de mis fuerzas físicas y estaba a punto de caer, Yuti me apoyó, y Merl-san levantó su cañón hacia los alienígenas Dragonia que huían.

Y entonces—

(Cómanse esto…!)

La mayor cantidad de energía que había liberado se concentró en el cañón de su brazo izquierdo y se liberó de golpe. La potencia era tan grande que parecía quemarlo todo en el cielo, no sólo a los alienígenas Dragonia, sino también a las naves espaciales que flotaban en el cielo.

Finalmente, todos los alienígenas Dragonia, incluyendo todas las naves espaciales que flotaban en el cielo, desaparecieron.

“…Gracias… a Dios…”

Mientras observaba la escena casi desmayado, Ouma-san se acercó a mí con una mirada consternada.

“Tonto… Sabías lo que pasaría si usabas ese poder dos veces, ¿Cierto?”

“Es porque… ellos… esta ciudad.”

Mientras me esforzaba por formular palabras en mi desvanecida conciencia, Ouma-san dejó escapar un suspiro.

“Ahhh… Bueno, esta vez también es culpa mía. Ten.”

Y en el momento en que Ouma-san me tocó ligeramente, sentí que algo cálido fluía en mi cuerpo. El calor era tan reconfortante que finalmente dejé ir mi conciencia.

“Entregué mi fuerza vital. Ahora la cantidad que se había consumido antes ya no sería un problema. Eres un maestro muy problemático…”

Justo antes de perder la conciencia, escuché la voz de Ouma-san.

▼▼▼▼

Cuando Yuuya perdió el conocimiento, Merl, que había estado apuntando el cañón hacia el cielo, finalmente soltó su postura. En ese momento, el humo salió del cañón con una fuerza tremenda.

(…Debo haberme esforzado demasiado. Me temo que el modo de batalla será inútil durante un tiempo.)

Merl, que se había relajado con un suspiro, dirigió ahora su atención a las personas que se habían reunido fuera de la casa. Algunos se quedaron sin palabras o se esforzaron por registrar la irreal escena que se había desarrollado de repente.

(…No quiero que mi existencia o el plano sean revelados de sus memorias. Borremos sus recuerdos de este lugar.)

Merl accionó entonces el terminal de su brazo izquierdo, que acababa de transformarse en un cañón.

(La alteración de la información… Parece que es segura. Entonces—)

En el momento en que Merl operó el terminal, un movimiento de onda especial fue emitido desde el terminal. El movimiento ondulatorio alcanzó fácilmente el cerebro de las personas y borró instantáneamente todos los recuerdos que habían visto hasta entonces.

Además, las ondas no se limitaron a los alrededores de Merl, sino que se extendieron por todo el planeta, sin una sola excepción, borrando todos los registros de naves espaciales, alienígenas e incluso de ella misma.

Además, el movimiento de las ondas no sólo afectó al cerebro humano, sino también a los dispositivos electrónicos del planeta, borrando por completo todos los registros que ya habían sido lanzados al mar de Internet.

Los que estaban viendo directamente la batalla o los vídeos que se habían difundido quedaron momentáneamente cegados por el borrado de sus recuerdos y sólo pudieron percibir vagamente la situación que tenían delante y lo que acababa de ocurrir.

“¿H-Huh…? ¿Qué estaba haciendo…?”

“Me siento confuso…”

“Más importante, ¿Por qué estamos en este lugar?”

“¿N-No sé?”

“Es malo! Tenemos que apresurarnos o llegaremos tarde!”

Todos se preguntaron por qué estaban aquí, pero volvieron a su vida cotidiana como si nada hubiera pasado. Originalmente, podrían haber adivinado que algo había pasado si sus dudas hubieran prevalecido aun cuando sus recuerdos habían desaparecido o si hubieran visto la casa de Yuuya, que ahora estaba en un estado cruel frente a ellos.

Pero Merl ya se había encargado de eso también.

(Fuh… pude falsificar la información, guiar los pensamientos y desplegar el camuflaje… todo a tiempo.)

Sí, al mismo tiempo que Merl borraba la información, guiaba los pensamientos de la gente hacia su vida cotidiana y desplegaba una ola de camuflaje para evitar que percibieran adecuadamente lo que estaba ocurriendo frente a ellos.

(Ahora, si no recupero pronto el plano… Estoy segura de que no faltara nada, pero es sólo cuestión de tiempo que vuelvan a este lugar.)

Mientras Merl se apresuraba a marcharse, pensó en cómo podría recuperar el plano por la fuerza esta vez.

(…Realmente quería pedirles que me lo dieran pacíficamente, pero no puedo quedarme aquí mucho tiempo. Los Dragonia ya me han encontrado, así que tomémoslo y regresemos a casa.)

Ahora que los Dragonia habían descubierto su ubicación, Merl no tenía tiempo que perder. Decidió inmediatamente volver corriendo a Amel desde la Tierra.

Pero—

“—No te dejes llevar! Pequeña.”

(¿Qué?)

De repente, Merl fue golpeado por una tremenda presión. Es una violencia energética invisible, y Merl no pudo soportarla, por lo que fue derribada al suelo y cayó de rodillas.

Entonces Ouma voló silenciosamente hacia ella. Detrás, Night, Akatsuki y Ciel también están presentes.

Cuando Merl estaba sudando profusamente porque era completamente incapaz de moverse, Ouma la miró fríamente.

“Mientras lo que buscas esté en esta casa y Yuuya haya intentado dártelo, no hay nada de qué quejarse. Pero tú… ¿No sabes lo que has hecho?”

(¿Eh…?)

Cuando Ouma le dijo eso, Merl volvió a mirar a su alrededor. Había un montón de escombros donde se extendía la casa de Yuuya.

“Grrrrr…”

“¿Fugo?”

“¿Pi?”

Como si estuvieran en sintonía con las palabras de Ouma, el habitualmente apacible Night gruñó, Akatsuki movió sus patas rápidamente como si boxeara con su sombra, y Ciel alzó su oscura voz. Merl trató desesperadamente de mantener su distancia de Night y los demás, que se acercaban lentamente a ella, pero finalmente se vio acorralada contra la pared.

Con la presión añadida de Night y los demás, Merl finalmente no pudo decir nada.

“No tengas tanto miedo. Tú eres la que ha provocado este lío. Entonces sabes lo que tienes que hacer, ¿Cierto?”

Merl ya no pudo hacer otra cosa que asentir en respuesta a las palabras de Ouma y los demás.

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒