Cheat Skill V8 C2 – 2

Modo Noche

▼▼▼▼

“Aquí es donde se encuentra la [Hierba Hala]!”

“Hah… hah… esta chica es muy descuidada sin siquiera conocer mis penurias…”

Después de que Mai se registrara como aventurera, Lexia y las otras llegaron inmediatamente a la entrada de la Montaña del Cielo, donde se decía que crecía la [Hierba Hala].

Luna, que había estado lidiando con los monstruos que las atacaban uno tras otro hasta llegar a la montaña, estaba completamente agotada. Al ver esto, Mai no pudo evitar abrir la boca.

“¿U-Um, Lexia? ¿También tenemos que hacerlo hoy?”

“Por supuesto! Tenemos que recogerla ahora mismo y hacer una poción de amor para Yuuya-sama!”

“No, creo que es más por el bien de Lexia que por el suyo…”

Mai no pudo evitar replicar, pero no llegó a los oídos de Lexia en este momento.

Mai, que decidió que no había nada más que pudiera decir, levantó la espada que le había proporcionado el Reino Regal cuando llegó a este mundo.

“Realmente soy una aficionada cuando se trata de luchar contra monstruos como probablemente pudieron notar desde antes de llegar aquí. Esta espada también me la proporcionó el país, pero nunca he sostenido una espada en mi mundo anterior.”

“No voy a decir que no tengas que preocuparte… pero debería ser capaz de ayudarte hasta cierto punto. Así que puedes luchar con todas tus fuerzas, Mai.”

“Si insistes, te tomaré la palabra… y me entrenaré en el combate.”

Cuando Mai se decidió, Lexia no pudo soportar más la emoción y finalmente se adentró en el bosque.

Mientras que Lexia y Luna, que habían experimentado el Gran Nido Demoniaco, no se sintieron asfixiadas porque la atmósfera de este bosque era abrumadoramente más brillante que la del Gran Nido Demoniaco, Mai tuvo una sensación de opresión que nunca había sentido en Japón, y se sintió algo sofocada.

Esta era una verdadera señal de que los monstruos que habitaban el bosque eran fuertes. La oleada de poder mágico que se filtraba del cuerpo de los monstruos hizo que Mai sintiera náuseas.

Mientras cada una de ellas se abría paso con cuidado por el bosque, Luna les hablo en voz baja.

“Deténganse.”

“!”

“…Hay un monstruo.”

Mientras Luna miraba fijamente a cierta parte del bosque, un jabalí con magníficos colmillos saltó de entre los arbustos.

“Jabalí Cargador, huh! Tengan cuidado, es un monstruo de rango C.”

Normalmente, no era el tipo de monstruo al que un aventurero recién registrado como Mai tendría que enfrentarse. Pero como Luna, que era conocida como asesina, estaba aquí, el peligro se minimizó.

En cuanto vio a Lexia y a las otras, el monstruo llamado Jabalí Cargador echó a correr, aceleró y cargó contra ellas. Luna giró bruscamente su brazo ante el ataque, y el Jabalí Cargador dejó de moverse como si su cuerpo hubiera quedado atrapado en algo.

“Buruoo!”

“Mai!”

“Entendido!”

Al oír las palabras de Luna, Mai se precipitó inmediatamente hacia el Jabalí Cargador y blandió la espada que tenía en la mano.

Cuando fue invocada por primera vez al otro mundo, dudó en atacar, incluso cuando el oponente era una Bestia Maligna. Sin embargo, frente a las personas del otro mundo que sufrían por el Mal, Mai pensó que si no daba lo mejor de sí misma, las personas de este mundo estarían en peligro, y fue capaz de dejar de lado su aversión a la lucha.

Quizás este aspecto mental fue también una de las razones por las que Mai fue convocada a este mundo como ‘Santa’.

Mientras Mai atacaba al Jabalí Cargador en cooperación con Luna, Lexia también atacó al Jabalí Cargador con un cuchillo de autodefensa.

“Eii! Iyaa!”

Sin embargo, como princesa, la fuerza de Lexia era débil y no parecía hacer ningún daño real. Con la adición del ataque de Lexia, que no se sabía si era de ayuda, el Jabalí Cargador finalmente cayo y desapareció transformándose en partículas de luz.

“Sí! Lo hemos derrotado!”

“S-Sí. Lo logramos de alguna manera…”

“Hmph. Dejando de lado a Mai, ni siquiera estoy segura de que la contribución de Lexia sea digna de mención.”

“¿Qué has dicho?”

Como siempre, mientras Luna retocaba las palabras de Lexia y ésta las replicaba, Mai se miraba las palmas de las manos.

(Como era de esperar, no estoy acostumbrada a luchar con armas… Pero está bien. Si hago mi mejor esfuerzo, las personas de este mundo pueden salvarse. Tengo que hacer mi mejor esfuerzo…)

“¿Mai?”

Entonces Lexia, que intuía que algo iba mal con Mai, la miró a la cara con preocupación.

“¿Eh? Ah, estoy bien! Lo más importante es que encontremos rápidamente las hierbas que Lexia está buscando, ¿De acuerdo? Cuanto más demoremos, más tarde volveremos.”

“Oh, sí! Tenemos que encontrarla rápidamente!”

Lexia y las otras empezaron a buscar de nuevo la [Hierba Hala].

“Me sorprende saber que Mai y Yuuya-sama son del mismo mundo! ¿Cómo es Yuuya-sama en su mundo?”

“¿Eh? Yo tampoco sé mucho sobre él…”

La única vez que Mai había visto a Yuuya fue en el santuario donde él y Kaori habían ido a una prueba de valor.

“Ara, ya veo. Me gusta lo misterioso que es! Usare la poción de amor… para conquistar a Yuuya-sama cueste lo que cueste!”

Mientras busca, Lexia arde de amor por Yuuya.

“Para ello, tengo que encontrar la [Hierba Hala] cueste lo que cueste!”

Sin embargo, no hay señales de la [Hierba Hala] que Lexia está buscando, y el tiempo pasa volando.

“Hey! No podemos encontrarla!”

“No necesito que me digas eso. Tú fuiste quien lo sugirió, ¿No?”

“Tú también la quieres, ¿Cierto? La poción de amor!”

“No soy igual que tú! No la necesito—”

“Si tienes la poción de amor, puedes hacer lo que quieras con Yuuya-sama, sabes!”

“…De acuerdo, busquémosla.”

“¿Luna?”

Mai replicó a Luna, que inmediatamente cambió de opinión.

Mientras buscaba la difícil de encontrar [Hierba Hala], Luna se fijó en una señal.

“¿Qué es… eso…?”

“¿Qué pasa?”

“Hay una poderosa presencia…! Lexia!”

“¿Eh?”

La fuerte presencia que Luna sentía se acercaba cada vez más a Lexia, se apresuró a llamarla, pero la fuente de la presencia apareció de repente frente a Lexia.

“—¿Ara? Ustedes son…”

“E-Espada Santa-sama!”

La identidad de la fuerte presencia que percibió Luna era en realidad la de Iris, la Espada Santa. Además, detrás de Iris, también está Usagi, el Santo Pateador.

(¿Qué pasa? Pequeña, ¿También estabas aquí?) (NT: Los diálogos de Usagi tendrán este formato, los pensamientos irán en cursiva y los de Merl seguirán solamente entre paréntesis… me duele la cabeza el imaginar como diferenciar si meten un personaje con un cuarto idioma diferente…)

“Ah, eres el maestro de Yuuya-sama… ¿Por qué están aquí Iris-sama y Usagi-sama?”

Lexia se olvidó de la [Hierba Hala] y preguntó sorprendida. Y Usagi asintió una vez.

(Es perfecto. Tengo que contarles algo.)

“¿Eh?”

(Especialmente a esa chica de allí.)

“¿Y-Yo?”

Mai, que no había esperado que la llamaran, gritó sorprendida. Aunque la propia Mai no sabía mucho sobre las dos personas que aparecieron aquí, intuyó por la actitud de Lexia que no eran normales.

¿Qué diablos querría una persona así con ella…?

Mientras Mai esperaba ansiosa las palabras de Usagi, éste le dijo claramente.

(Tu papel ha terminado.)

“¿Eh?”

(Como he dicho, tu papel ha terminado.)

“…..”

Mai se quedó callada sin entender el significado de las palabras de Usagi. Entonces Iris, que estaba observando la escena, dejó escapar un suspiro.

“Sabes… no hay manera de que ella pueda entender sólo con eso, ¿Verdad?”

(No entiendo. ¿Es el caso?)

“Realmente eres un pedazo de carne irracional…”

Dejando escapar un suspiro ante el comportamiento de Usagi, Iris le dirigió a Mai una sonrisa irónica.

“Lo único que debes saber es que lo que ha dicho es cierto. Tú eres la Santa que fue invocada desde un mundo diferente, ¿No es así?”

“S-Sí. Se dice que fui invocada para derrotar al Mal que existe en este mundo… ”

“…Ese Mal ya no existe. Ya ha sido derrotado.”

“¿Eh?”

“No puede ser!”

“…¿Qué ha dicho?”

Mai se quedó atónita ante las palabras de Iris, Lexia y Luna abrieron los ojos con incredulidad. Entonces Lexia volvió rápidamente a la realidad y abrió la boca asustada.

“P-Por favor, espere, Iris-sama! ¿Dice que ha sido derrotado? ¿Quiere decir que ese horrible ser ha sido derrotado?”

“Sí, así es.”

Mai nunca había visto a Avis, así que lo único que sabía era que existían esos seres llamados Mal, pero Lexia y los demás que habían visto a Avis en persona y habían visto cómo había abrumado a Iris y Usagi con su increíble poder, apenas podían creerlo.

“¿Quién demonios lo derrotó? ¿Podrían haber sido Iris-sama y los demás?”

“Como se esperaba de Iris-sama! Y Usagi-sama también es muy fuerte, ya que es el maestro de Yuuya-sama!”

“Increíble… el poder de los llamados Santos es increíble…”

La mirada de Lexia brilló sobre Iris y Usagi. A Mai también se le había dicho cuando fue invocada a este mundo que había gente llamada Santo que se oponía al Mal. Ella también era consciente del hecho de que eran, de hecho, extraordinarios.

Sin embargo, Iris y Usagi se miraron y sonrieron amargamente cuando tal reacción se dirigió a ellos.

“Siento decepcionarlas cuando nos alaban de esa forma… pero fue Yuuya quien derrotó al Mal.”

“””¿Eh?”””

“Para ser más precisos, fue la familia de Yuuya.”

Mientras Iris explicaba, Mai ladeó la cabeza porque no sabía mucho sobre Night y los demás, pero Lexia y los demás, que sabían sobre Night y los otros, abrieron los ojos aún más.

“¿E-Ese Night y los otros… no, o el Dragón de Génesis les echó una mano?”

“No, en absoluto. Usagi y yo también presenciamos el momento directamente… y antes de darnos cuenta, Yuuya había tomado a un pájaro azul como nuevo miembro de su familia, y juntos, los tres, incluyendo a Night y Akatsuki, derrotaron al Mal.”

“E-Eso es ridículo…”

(…Es realmente ridículo.)

Incluso Usagi parecía algo cansado al hablar de ello, lo que hizo que Lexia y las otras se dieran cuenta de que era la verdad.

Y entonces—

“Como… como se esperaba de Yuuya-sama! Sabía que era diferente al resto de nosotros en este mundo!”

Como siempre, los ojos de Lexia brillaron ante las acciones de Yuuya. Sin embargo, a Mai no le gustaría que se pensara que todos los terrícolas pueden hacer esas locuras, así que se apresuró a negarlo.

“No, no estoy tan loca como ese tipo! El resto de las personas de la Tierra, incluyéndome a mí, es normal!”

“¿La Tierra?”

(¿Hou? Parece una historia interesante. Por favor, continúa.)

Entonces Iris, que aún no tenía ni idea de que Yuuya era del mismo mundo que Mai, ladeó la cabeza. Por el contrario, Usagi también la instó a continuar con una mirada curiosa.

Mai, que no pudo rechazar la insistencia de los dos, les dijo que Yuuya era del mismo otro mundo… y que tenía el poder de viajar de un lado a otro entre los dos mundos.

“Y-Ya veo… No era un residente de este mundo, ¿Huh?”

(Incluso si lo fuera, no sería capaz de conseguir tanto talento. E incluso en ese mundo, probablemente no es normal. ¿Estoy en lo cierto?)

“No es normal en absoluto. Por favor, no lo uses como estándar para nuestro mundo. Un mundo basado en él sería demasiado aterrador.”

Además de Usagi, que asintió con la cabeza a las palabras de Mai, Iris estaba algo confundida.

“H-He encontrado al hombre perfecto para mí, pero no es de este mundo… Pero bueno, Yuuya, puede ir y venir entre los dos mundos, ¿No? ¿Pero es algo que se puede hacer indefinidamente? ¿O es finito? Si es finito, ¿En qué mundo acabará…?”

“¿Eh? Um… ¿Iris-sama?”

Cuando Mai llamó preocupada a Iris, que actuaba de forma extraña, ésta se decidió bruscamente.

“Ya lo he decidido! Vamos a la casa de Yuuya-kun ahora mismo para hablar con él!”

⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒