Fafnir V10 C1 – 3

Modo Noche

El sonido del goteo de sangre volvió a la silenciosa oficina de la directora.

Charlotte miraba al techo con un semblante pálido con el cuchillo clavado en el vientre

Su expresión se torcía de dolor de vez en cuando. Al ver esto, me sentí muy preocupado.

“Debe haber una forma mejor que esta para obtener sangre, ¿Verdad?”

“…No, esta es la más adecuada.”

Ampliando ligeramente los ojos, mostró una sonrisa que afloraba en la comisura de sus labios.

Sólo Charlotte y yo estábamos presentes en la oficina de la directora. Todos los demás se habían ido a la otra habitación a tomar una siesta.

“Pero… cuando te apuñalas en ese punto, es muy doloroso y sin embargo la hemorragia no es tanta, ¿Verdad?”

“Si sangro mucho, perderé el conocimiento aunque no moriré. Controlar varios objetivos significa que tengo que mantener la concentración. El dolor también es un medio necesario para permanecer consciente.”

Charlotte respondió con cansancio en su rostro.

En ese momento, me di cuenta de que ya se había esforzado demasiado. Su expresión reflejaba no sólo el dolor, sino también el cansancio acumulado que estaba soportando.

“¿Qué pasa si pierdes el conocimiento? ¿Se liberarán los objetivos controlados?”

“No, así que no tienes que preocuparte por eso. Sin embargo, es muy posible que sean asesinados por sus oponentes. Si no doy órdenes detalladas, podrían producirse casos de muerte por mi parte.”

Charlotte me respondió con indiferencia.

“¿Muerte? ¿Pero no dijiste que las personas bajo tu control son inmortales…?”

“Esa es sólo una forma limitada. Si pierden la cabeza o gran parte de su cuerpo, es imposible que se regeneren.”

Al escuchar esto, entendí por qué Charlotte estaba soportando todo este dolor.

“…No quieres que nadie muera, Charl.”

“Voy a ser clara. Esto no es por piedad. Es que me parece un fastidio manejar las secuelas de las muertes. Amigo mío — ¿Está bien esto? Definitivamente no aprobarás mis acciones.”

Charlotte enfatizó su punto. Más que una fachada, era una pregunta seria.

Al escucharla presionado por su mirada, suspiré ligeramente.

“No quieres que te apruebe… En otras palabras, lo que estás haciendo ahora, Charl — lo que vas a hacer — no es algo que desees hacer.”

“…Bueno—”

Charlotte parecía dispuesta a replicar, pero a mitad de camino, evitó el contacto visual y se detuvo.

Al verla así, me armé de determinación y saqué el tema principal.

“Mi antiguo oficial superior — el comandante Loki del NIFL — dijo que pretendías cometer un grave pecado y privar de la vida a muchas personas. Ariella también dijo que tenía una razón para matarte Charl… ¿Qué es lo que planeas hacer?”

Tras mi pregunta, Charlotte apretó el puño como si tratara de aguantar algo.

Mientras ella permanecía en silencio, yo continué preguntando desde un enfoque diferente.

“El viejo tocador en el refugio subterráneo — Es tuyo, ¿Verdad? Vi la foto en el cajón.”

“… Oh. Fue tomada conmigo y mi padre en el pasado.”

Después de un rato, Charlotte asintió ligeramente.

“Así que realmente era tu padre, ¿Huh? Para ser franco, se parece mucho al Mayor Loki que acabo de mencionar.”

Elegí con cautela mis palabras. Charlotte sonrió con ironía.

“…Lo sé. Yo también salté de sorpresa cuando lo vi de visita durante el festival escolar. Aunque hace tiempo que sé de su existencia, nunca esperé un parecido tan asombroso. En serio… Las líneas de sangre son cosas increíbles.”

“¿Líneas de sangre? En otras palabras, Charl, tú y el Mayor Loki son—”

Mientras pensaba en mis sospechas, miré a Charl.

“Así es, somos parientes de sangre. Dicho esto, es el nivel de lazo de sangre en el que uno podría considerarse extraño.”

“… ¿Puedes explicarlo con detalle?”

Ahora era la única oportunidad de entrar en su mundo. Insistí con fuerza.

La mirada de Charlotte se desvió un poco en señal de duda, pero al final se rindió y dijo:

“Hace un par de siglos, vivía una pareja de hermanos gemelos. Ambos obtuvieron un poder simultáneamente. Al mismo tiempo, también comprendieron que se trataba de una autoridad que se había manifestado para proteger al mundo de las manos de la humanidad.”

“…¿Gemelos?”

Después de que murmurara en voz baja, Charlotte hizo un leve asentimiento.

“Efectivamente. El más joven de los gemelos era mi padre — Leonardo B. Lord. Para evitar que los humanos destruyeran el mundo, había recibido el poder de controlar y manejar a la humanidad. En cuanto al hermano mayor, al parecer había obtenido el poder de eliminar a la humanidad de la faz de la tierra.”

“¿Qué…?”

Habiendo desarrollado la civilización, la humanidad era considerada como la octava calamidad, el octavo dragón. Tia y Vritra ya me habían informado de esto.

El octavo contradragón nacido para oponerse a la calamidad era el dragón gris — el Vampiro ‘Gris’.

Sin embargo, según Charlotte, el mundo aparentemente dio a luz a dos contradragones al mismo tiempo.

Vritra había dicho que después de haber pasado mucho tiempo, la humanidad ya se consideraba parte del mundo y por eso no fue eliminada. Pero quizás… La parte del mundo que reconocía a la humanidad como una amenaza externa aún permanecía.

Debido a una división en la voluntad del mundo, ¿Se produjeron dos autoridades idénticas en los fines, pero diametralmente opuestas en los medios…?

Charlotte me miró desconcertada y continuó.

“Sin embargo, el hermano mayor dejó la responsabilidad de proteger el mundo a Leonardo — mi padre — y aparentemente no utilizó su autoridad ni una sola vez en su vida. Mi padre llamó a este poder no elegido la autoridad desechada, Código Perdido.”

—La autoridad desechada. El poder no utilizado del octavo.

Las palabras que había escuchado durante la anterior batalla contra Vritra pasaron de repente por mi mente.

‘Tal vez sea el octavo desechado—’

Definitivamente había dicho algo similar. Y al hablarme de la octava autoridad, se había contenido.

Probablemente Vritra conocía la dualidad de la octava autoridad.

“Cuando la octava autoridad despertó, mi padre dejó de envejecer y se volvió inmune a las enfermedades. De esta manera, vivió durante siglos. Sin duda, esto fue con el propósito de seguir controlando a los humanos. Más que la verdadera naturaleza del poder, la inmortalidad y la eterna juventud fueron probablemente los efectos de la adaptación del cuerpo a la habilidad.”

Charlotte me puso la mano encima mientras hablaba.

La transformación del cuerpo como resultado de la obtención del poder — esto le había ocurrido a Iris recientemente. Para adaptarse al poder, el cuerpo de carne evolucionó hasta convertirse en una forma de vida diferente. Seguramente, Leviatán y Hraesvelgr deben haber obtenido sus poderosas apariencias debido a eso.

“Debido a la vida eterna y a la juventud, mi padre siempre vivió en soledad. Sin embargo, tal vez su mente se cansó… Finalmente se casó diez años antes del primer desastre dragón y tuvo una hija. Y yo soy la niña que nació. Esta era su primera hija en su larga vida de siglos — por eso crecí colmada de amor y cariño. Pero el día de mi decimotercer cumpleaños, ocurrió cierto incidente.”

Charlotte apretó los dientes mientras contenía el dolor. Sin embargo, parecía aún más doloroso que clavarse un cuchillo en su propio cuerpo. Tal era el tormento que sentía al recordar el pasado en su memoria.

“Mi padre había estado viajando por todas partes en sus esfuerzos por establecer Asgard, pero vino a casa para celebrar mi cumpleaños. Sin embargo, debido a que un hombre se presentó, docenas de guardias… mi madre… y mi padre fueron asesinados.”

El padre de Charlotte, supuestamente inmortal y eternamente joven, asesinado — a pesar de notar esta contradicción inherente, me abstuve de plantear esta pregunta ante su actitud apenada.

Cogí la mano de Charlotte, formando con fuerza un puño y la sostuve, esperando a que se calmara. Su mano se sentía excepcionalmente fría debido a la hemorragia que sufría.

“Hoo… Eres muy amable. Cuando ocurrió la tragedia, Mica también me sostenía la mano en el refugio subterráneo.”

Charlotte relató con nostalgia y colocó su otra mano sobre la mía.

“¿Mica-san?”

“Sí, Mica-san era originalmente la vasalla de mi padre. Desde el día en que nací, siempre estuvo a mi lado, a cargo de mi educación y protección. Aquel día, Mica y yo fuimos las dos únicas supervivientes. Encerrados en una postura de apuñalamiento mutuo, aquel hombre y mi padre exhalaron su último aliento… No fui testigo de lo que realmente había sucedido.”

Charlotte respiró profundamente para calmarse antes de continuar con una expresión solemne.

“Aunque entonces no tenía ni idea, todos los guardias eran semi-inmortales que habían hecho pactos de sangre con mi padre. Y mi padre era realmente inmortal en todo el sentido de la palabra. Sin embargo, a pesar de eso, todos murieron. Incapaz de entender lo que había pasado, lo único que podía hacer era llorar y lamentarme.”

Charlotte habló con desprecio. Sin embargo, era de esperar que una niña de trece años se enfrentara a ese tipo de situación.

“Puedo recordar claramente lo que ocurrió después. Me encerré en casa y dejé que Mica se encargara de todo. Pero un día fui testigo de cómo mi propia herida se curaba al instante. Fue cuando Mica me explicó lo que sabia del poder de mi padre por primera vez.”

Mirando nuestras manos superpuestas, Charlotte contó con nostalgia.

“Supe que había heredado la autoridad de mi padre… A partir de entonces, me decidí por fin a subir al escenario. El día que descubrí la verdad fue cuando sucedí genuinamente el legado de mi padre y fundé Asgard.”

“La verdad…”

Repetí sus palabras, provocando que Charlotte asintiera levemente.

“El asesino de mi padre pertenecía a la línea de sangre del hermano mayor. Al parecer, era un soldado que se había distinguido extraordinariamente en batalla debido a que las fuerzas de las Naciones Unidas intervenían en zonas de guerra civil. Quizás había heredado el poder para matar humanos… La supuesta autoridad desechada del Código Perdido.”

¿Se debió a la falta de pruebas concretas? Charlotte habló con ambigüedad.

Sin embargo, dado que el hombre había matado a gente que se suponía inmortal, esta posibilidad era bastante probable.

“Y ese hombre había sido enviado por una facción compuesta por personas que consideraban que el control de mi padre era algo malo. Esta gente estableció una organización militar independiente — NIFL — antes de que mi gobierno pudiera tocarlos. Ya me había agotado al tomar el control de Asgard. Cuando descubrí que esa gente veneraba al asesino de mi padre como un héroe, me enfadé tanto que quise cocinarlos vivos.”

Charlotte apretó los dientes con fuerza, con los ojos ardiendo de rabia.

“Así que Charl, NIFL fue hostil contra ti desde el principio huh…”

“Efectivamente. Se podría decir que la situación actual era inevitable.”

Charlotte miró por la ventana, entrecerrando los ojos ante la luz de la batalla, y luego continuó.

“Tu antiguo jefe — Loki Jotunheim… es conocido como el ‘hijo del héroe’.”

“…”

Aunque era capaz de adivinar eso por el linaje del asesino, el peso de la revelación de la relación de Charlotte y el Mayor Loki aún obligaba a mi cuerpo a temblar.

“Aunque él había cambiado sus registros familiares, no puede haber dudas. El NIFL probablemente espera que se convierta en la segunda generación del héroe.”

“Segunda generación del héroe.”

Naturalmente, esto se refería al asesinato de Charlotte—

“—Amigo mío, ¿Estás enfadado?”

Charlotte parecía preocupada mientras me miraba apretando los dientes.

“Por supuesto que lo estoy.”

“Aunque tus sentimientos me llenan de gratitud… Ten en cuenta que lo que acabas de escuchar es la historia desde mi perspectiva. La gente que mandó asesinar a mi padre cree que está del lado de la justicia. Si escuchas su versión… pensarías que sus acciones también son legítimas. Mi padre y yo somos enemigos de la humanidad.”

Charlotte puso la misma expresión que cuando había dicho ‘Definitivamente no aprobarás mis acciones’. Pero para ser franco, no podía aceptar sus palabras.

“¿Tú y tu padre son descritos como enemigos de la humanidad, Charl?”

“—Mi padre y yo usamos nuestra autoridad para mantener la estabilidad del mundo. Para evitar que esta arma causara un cambio dramático en el entorno del planeta, he mantenido la intervención a un nivel mínimo.”

Fruncí el ceño tras escuchar la respuesta de Charlotte.

“No creo que eso sea algo malo…”

Mis palabras provocaron una sonrisa irónica en el rostro de Charlotte. Ella negó con la cabeza.

“No hay nadie que no encuentre molesto el exceso de intromisión. Antes me parecía bien limitar mi injerencia a los países con armas nucleares, pero con el estado actual de las cosas, las armas peligrosas desarrolladas en nombre de la lucha contra los dragones se han extendido incluso a las naciones más pequeñas. En consecuencia, es necesario imponer un control a gran escala para devolver la estabilidad al mundo que ha perdido el equilibrio debido a la desaparición de los dragones, incluso hasta el punto de suprimir las guerras civiles en las naciones menores.”

“Pero… mantener la paz mundial es lo adecuado, ¿Cierto?”

Continué argumentando, lo que provocó que Charlotte hablara molesta. Frunció los labios con fuerza antes de responder.

“…Piensa por tu cuenta qué parte de mis acciones es mala. O quizás, podrías preguntarle directamente a Ariella Lu y al hijo del héroe.”

Charlotte soltó de repente mi mano y contestó.

“¿Charl?”

No sabía por qué se negaba a responder, así que la llamé por su nombre. Entonces miró al techo con una sonrisa de autodesprecio.

“Soy una cobarde. No quiero decir con mi propia boca palabras que pueden hacer que mi amigo se aleje. Aunque he dicho que definitivamente no aprobarás lo que estoy haciendo, en realidad espero que seas mi aliado. Por eso… aunque me parece muy injusto, no voy a seguir dándote información que pueda hacer que me odies.”

Charlotte me interrumpió enérgicamente y evitó culpablemente el contacto visual.

Sin duda, había dicho todo lo que podía. Comprendiendo eso, incliné la cabeza hacia ella.

“—Entendido. El resto lo averiguaré por mi cuenta. Gracias por contarme todo esto.”

Le di las gracias y luego me apoyé en la mesa y miré por la ventana.

Después de observar el cielo estrellado durante un rato, Charlotte hablo sorprendida.

“Ya hemos terminado de charlar, ¿Sabes? Deberías tomar una siesta como las chicas.”

“No, me quedaré aquí. Necesitas a alguien que te hable y te distraiga del dolor.”

Miré por la ventana y respondí con calma.

Charlotte inhaló y dijo exasperada.

“—Qué tipo tan entrometido.”

“Eso es lo que suelen decir de mí.”

“En ese caso — podrías entrometerte un poco más… Umm, dame una palmadita en la cabeza, por favor.”

Después de dudar un poco, Charlotte hablo ruborizada.

“¿Palmadita en la cabeza?”

“…Eso probablemente me ayudaría a olvidar el dolor.”

“Claro, estoy en ello.”

Asentí y coloqué mi mano sobre la cabeza de Charlotte.

“Tu mano es muy grande.”

“¿En serio? Me parece muy normal—”

Incliné la cabeza mientras acariciaba su elegante cabello rubio.

“Tus palmaditas me sientan muy bien. Mi padre me acariciaba mucho. Su manera era más rígida.”

Al oír eso, me di cuenta de por qué había hecho esa petición.

Mientras Charlotte cerraba parcialmente los ojos por el placer, el lado de su cara parecía aún más joven de lo habitual. Probablemente estaba recordando a su padre.

Entonces lo que debía decirle ahora era—

“Eres muy admirable, Charlotte.”

“…Huh, ¿Por qué tan repentinamente?”

Charlotte me miró sorprendida.

“No es mucho, sólo creo que necesitas más elogios, Charl. Aunque siempre haces enojar a Mica-san, en realidad estás trabajando muy duro.”

Buen trabajo. Justo cuando terminé de darle una palmadita en la cabeza a Charlotte, ella hizo un tímido puchero.

“…E-Es natural como directora. No es necesario un elogio especial.”

“Bueno, eso puede ser cierto para los adultos — pero ahora mismo, Charl, pareces una niña.”

“Qu… Q-Qué grosero. Y-Ya basta de palmaditas.”

Enrojeciendo, Charlotte trató de alejar mi mano, pero seguí dándole palmaditas en la cabeza.

“Lo siento, no diré más cosas innecesarias.”

Utilicé mis dedos para peinarla suavemente. La resistencia de Charlotte se debilitó lentamente y suspiró.

“En serio… ¿No me estás haciendo temer cada vez más el que me odies?”

Susurró angustiada, pero con una sonrisa dibujada en su rostro.

Pururururu.

Sin embargo, este ambiente de paz en la habitación se rompió de repente por una alerta estridente.

El teléfono de la mesa de trabajo sonó.

“…Fue más rápido de lo esperado.”

La expresión de Charlotte se tensó mientras cogía el auricular con rigidez.

“—Entiendo.”

Después de responder a la persona que llamaba, me miró.

“Tenemos compañía.”

“Entendido. Llamare a todas.”

Asentí y me dirigí a la puerta que conducía a la habitación privada de Charlotte.

“—Por cierto, tengo algo más que decirte.”

Justo cuando agarré el picaporte y estaba a punto de abrir la puerta, oí la voz de Charlotte desde atrás.

Debía de ser algo importante si lo mencionaba en esta situación. Me giré hacia ella.

Mirándome seriamente, hablo:

“En los materiales que dejó mi padre está grabado el nombre de un dragón desconocido para mí.”

“¿El nombre de un dragón desconocido?”

Repetí lo que había dicho como una pregunta. Charlotte asintió con firmeza y hablo:

“Me temo que probablemente se refiera al hermano mayor de mi padre que poseía la autoridad desechada ‘Código Perdido’…”

Un escalofrío recorrió de repente mi espalda. Antes de escucharla, mis cabellos ya estaban de punta debido a la certeza en una premonición de lo que ella diría.

“El dragón transparente — ‘Incoloro’ Fafnir. Este es el nombre del dragón nacido para matar a la humanidad.”


⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒