Ankoku C76 – 1

Modo Noche

Capítulo 76: ¿Dónde desapareció la caca?

—Sabia de Cabello Negro, Chiyuki—

Nos reagrupamos en la sala de reuniones del general. El motivo era dar nuestro informe a Clasus, el general.

Además de Clasus, también asistían a la reunión los otros miembros del Senado, Turia y Nacius.

El motivo de su asistencia era dar a conocer sus hallazgos a las dos figuras importantes.

“Pensar que semejante monstruo se escondía delante de nuestras narices…”

Clasus habló con una mirada perpleja.

Era natural, ya que su trabajo como general consistía en proteger a los ciudadanos de este país de los monstruos, sólo para descubrir que esos mismos monstruos se habían escondido delante de sus narices.

Los ciudadanos bajo su protección no podían dudar en absoluto del general.

Les dijimos que habíamos encontrado ghouls viviendo en la mansión Cornes cuando investigábamos a la Diosa de la Luz Lunar. Así, todos los funcionarios del gobierno que estaban relacionados con Cornes ya se habían convertido en ghouls.

“Sí, General Clasus. Todos los funcionarios del senador Cornes ya se habían convertido en ghouls. Ya hemos exterminado a todos los ghouls de la mansión por ahora, pero… algunos podrían seguir vivos.”

Clasus puso una expresión amarga al escuchar las palabras de Decius.

“Pero, no es necesario anunciar este caso al público, Decius. Esto desatará el pánico masivo si dejamos que los ciudadanos se enteren.”

El padre de Decius, Nacius, advirtió a su hijo sobre el riesgo de dejar que el público conozca este asunto.

Tenía razón, habrá un alboroto si dejamos que los ciudadanos sepan que había un monstruo usando piel humana escondido entre ellos. Por eso no tenemos otra opción que mantener esto como un secreto entre nosotros. Parece que todos en este lugar están de acuerdo con nosotros en eso.

“Lo entiendo, padre. Mantendremos este asunto en secreto para el público. Por lo tanto, ayúdennos a evitar que este asunto se difunda al público.”

Decius habló mientras miraba a Nacius, Clasus, y por último a Turia.

Un sacerdote del Dios Oudith nunca debe mentir. Pero, siempre había una excepción para cada caso.

La influencia de estos tres debería ser suficiente para ocultar este hecho al público. Fue por esa misma razón que reportamos nuestros hallazgos a estos tres.

“No hay problema, Decius-dono. El asunto de la vía de agua subterránea es más urgente. ¿No deberíamos preparar una contramedida inmediatamente?”

La sonrisa en el rostro de Turia fue sustituida por una mirada sombría.

La República Ariadya era un país construido sobre el estuario de un gran río, el río Quiche.

Había oído que este estuario había inundado una parte de la ciudad debido a las fuertes lluvias de hace tiempo. Así, el Senado se dio cuenta de que tenía que construir medidas de control de inundaciones.  Por esa razón, se construyeron muchos canales subterráneos para el drenaje debajo de Ariadya.

Dado que estos canales fueron construidos por los enanos, su calidad debería ser al menos igual al de los construidos en nuestro mundo, o más.

Y ahora, un problema ocurrió en esos mismos canales subterráneos.

Supimos de esta información por el ghoul sobreviviente que capturamos.

Y entonces, a partir de esa información, supimos que el canal subterráneo de este país ya se había convertido en una guarida de monstruos.

En cuanto a la razón por la que nadie se dio cuenta de las anomalías, fue porque todos los funcionarios a cargo del canal subterráneo ya habían sido reemplazados por ghouls. Gracias a ello, el canal subterráneo de la República Ariadya se transformó en un paraíso de monstruos.

Por lo tanto, teníamos que actuar rápidamente y exterminar a los monstruos que se escondían justo debajo de nuestros pies.

“Entiendo, Turia-dono. Pero, dejemos el asunto de exterminar a los monstruos en el canal subterráneo a los caballeros…”

Clasus habló con una mirada inexplicable en su rostro.

Los caballeros eran el mayor potencial bélico de este país. No harían su movimiento a menos que este país se enfrentara a una crisis como esta.

Pero, la orden de caballeros de Ariadya fue casi aniquilada debido a su fracaso en subyugar a los centauros hace un tiempo.

Todavía no han recuperado su condición anterior.

La equitación necesita un entrenamiento especial, y el entrenamiento del arte de combate para la equitación sólo añade dificultades.

Definitivamente, Clasus es reacio a enviar a los caballeros supervivientes, una importante baza bélica, hacia el canal subterráneo.

“General Clasus, el trabajo de los caballeros es luchar a lomos de su caballo. Enviarlos al canal subterráneo, que no es adecuado para su función, es lo mismo que decirles que mueran en vano, así que detengamos esa idea imprudente.”

El trabajo principal de un caballero era mantener la seguridad de los caminos. Su trabajo era proteger a los viajeros que eran atacados por monstruos a lo largo de los caminos. Por eso, ordenarles que entraran en la vía de agua subterránea en la que no podían usar sus caballos era mala idea.

“Chiyuki-dono…”

El general Clasus me miró con una expresión de gratitud en su rostro.

“¿No deberíamos contratar luchadores por la libertad para este tipo de situaciones? Por favor, termina los preparativos para contratarlos y elige a los más fiables entre ellos.”

Hablé mientras miraba a todos los presentes.

El trabajo de un caballero era proteger el área alrededor de la muralla y los caminos. El trabajo de los soldados era proteger la muralla y el área dentro de la muralla. En cuanto a los luchadores por la libertad, su trabajo consistía en proteger todo lo que había junto a esos lugares.

En realidad, el canal subterráneo se encuentra dentro de la muralla, por lo que debería ser competencia de los soldados. Pero, como Ariadya rara vez era atacada por monstruos, los soldados carecían de experiencia en la lucha contra los monstruos. Al igual que los caballeros, pedir a gente tan inexperta que entrara en el canal subterráneo era como decirles que murieran.

Por eso, los luchadores por la libertad eran la solución adecuada a este problema.

Clasus tiene una profunda conexión con la asociación de luchadores por la libertad. Reunir excelentes luchadores por la libertad no debería ser tan difícil para él.

“¿Luchadores por la libertad? Lo que significa que necesitamos una gran cantidad de dinero para contratarlos. No podemos usar los fondos públicos inmediatamente, pero deberíamos tener lo suficiente para contratarlos, ¿Verdad?” — Preguntó Decius preocupado.

“Sí tenemos los fondos, pero Turia-dono…”

Miré a otra persona junto a Turia.

“Me has llamado por este motivo, ¿Verdad?”

Kyouka habló mientras me miraba. Detrás de ella estaba Kaya.

Kyouka era asquerosamente rica gracias a su empresa. Debería ser capaz de preparar suficiente dinero para contratar a los excelentes luchadores por la libertad.

“Sí, Kyouka-san. Es un pago por adelantado, el resto se pagará en el futuro. Por eso, por favor, préstanos tu dinero.”

Pero, Kyouka negó con la cabeza.

“No necesito que me devuelvas el dinero. Donaré mi dinero para esta operación. Además, también prepararé el coste de la reparación del canal subterráneo.”

“SEÑORITA!!”

Kaya perdió la calma en cuanto escuchó a su maestra decir esas palabras.

Era natural, ya que el comercio era un negocio extremadamente arriesgado en este mundo.

Era un mundo duro para los comerciantes, con una tasa de alfabetización inferior al 50%, y el número se reducía aún más para el que sabía hacer cálculos.

En resumen, encontrar personal con talento era realmente difícil.

Y era el dinero que amasaban con ese tipo de situación.

Por eso era natural que Kaya tratara de impedir que su maestra donara una cantidad tan grande de dinero.

Además, la posición social de un comerciante en este mundo era bastante baja.

Incluso había un famoso dicho en este mundo: ‘Proteges tu vida con una espada, no con dinero’, como para escupir a esos comerciantes.

Eso muestra la diferencia de estatus entre el guerrero y el comerciante en este mundo lleno de monstruos.

En resumen, los comerciantes son casi siempre tratados con ligereza en este mundo. Por no hablar de que todavía tienen que enfrentarse al peligro de los monstruos fuera de la muralla.

El dinero apenas circulaba en este mundo lleno de monstruos. Por esa razón, las conexiones eran más valiosas que el dinero.

Por eso la caza de excelentes cabezas era realmente difícil.

Aunque costaba mucho tiempo y dinero, Kaya consiguió por sí misma un buen número de personal capaz.

Además, aunque este mundo tiene el concepto de un libro de cuentas, todavía no tenían idea de cómo hacer estados financieros como un balance.

Además, el coste aumentaba aún más teniendo en cuenta el tiempo y los fondos necesarios para enseñar a dicho personal.

“Kaya, el dinero es algo que debemos utilizar para este tipo de momentos. Además, consideremos este dinero gastado como una inversión previa en la República Ariadya. Así no perderemos dinero, sabes.”

Kyouka habló mientras mostraba una sonrisa despreocupada en su rostro. A veces, Kyouka gastaba el dinero con demasiada generosidad.

De hecho, Kyouka parece ser más popular que Kaya en su empresa a pesar de la competencia de esta última.

Me sorprendió bastante al enterarme de esa verdad después de asociarme con ellas durante bastante tiempo en este mundo.

“Entiendo, Señorita. Prepararé el dinero inmediatamente.”

“Gracias, Kaya.”

Al final, Kaya cedió ante su maestra.

“Naturalmente, yo también proporcionaré los fondos para esta operación, Chiyuki-dono.”

Turia también aceptó financiar la operación.

Ahora que habíamos resuelto el problema del dinero, sólo quedaba elegir a los luchadores por la libertad.

“Por cierto, ¿Qué vas a hacer cuando empecemos la operación?”

Decius miraba a Reiji.

“Naturalmente, también vamos a entrar en el canal subterráneo. ¿Verdad, Reiji-kun?”

“Sí. Es una invitación de una belleza, después de todo.”

Reiji habló con una sonrisa en la cara.

Por Dios, miren a esta mierdecilla darse vuelta y cambiar en el momento en que se enteró de que una belleza lo estaba esperando.

Aunque esa belleza podría ser la que controla a los ghouls.

Me llevé la palma de la mano a la frente.

“Tal vez debería ir contigo también, Chiyuki-dono.”

Decius declaró que él también participará.

“¿Tú también quieres ir? Bueno, si es posible, deseo que te quedes en la superficie, Decius-dono.”

Decius era un personal raro y capaz. Debería quedarse atrás en lugar de ir hacia adelante. Además, si se quedaba en la superficie, podría dirigir la evacuación en el peor de los casos.

“No, yo iré ya que también tengo bastante curiosidad por ella.”

Me estaba doliendo la cabeza. Decius, ¿Por qué tú más que nadie empiezas a comportarte como esa mierdecilla?

“Ha~ entiendo. Pero, por favor, no exageres.”

Supongo que tengo que advertirle que no se exceda.

Quiero decir, él era uno de los futuros líderes de este país después de todo.

“Por cierto, Chiyuki-san, hablando del canal subterráneo, ¿Es por casualidad una cloaca?”

De repente, Nao preguntó con una mirada ansiosa.

“Puede ser. ¿Pasa algo con eso?”

Al escuchar eso, Rino, Sahoko y Nao pusieron una cara desagradable.

“Eh~. Entonces me niego a ir, no pienso ir en absoluto a un lugar donde la caca fluye por todas partes.”

“Yo también, ese tipo de lugar es un poco…”

Rino y Sahoko parecen ser reacias a entrar en ese lugar.

Ya veo, como compañera entiendo bastante bien sus razones.

Y Rino, una chica no debería decir algo como caca en público.

“Está bien. No hay ca—desechos humanos fluyendo en el canal subterráneo.”

Debido a la influencia de Rino, casi dije caca yo misma. Estuvo cerca.

Les expliqué.

Los retretes ya se habían desarrollado en este mundo.

Sin embargo, algunos países aún no lo han implementado. En esos países, suelen guardar la caca en un bote. Para ser sincera, me gustaría no tener que visitar nunca un país así.

Además, aunque haya retretes en este mundo, no sería un problema si la ciudad estuviera cerca del río para proporcionar agua para tirar de la cadena. En el caso de que dicho país estuviera lejos del río, el retrete solía ser del tipo de fosa.

También tienen retretes de tipo okupa hechos con ladrillos apilados.

Y entonces, quien se encargaba de las cacas recogidas era un sacerdote de la diosa Gena, diosa de la buena cosecha y de la tierra.

En resumen, convertían la caca en abono.


⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒