Ankoku C76 – 2

Modo Noche

Además, como ya sabemos que la actriz principal, Sienna, estaba sana y salva, Shirone ya no necesitaba sustituir a Sienna.

Por eso, Shirone se alegró mucho de verse liberada de ese papel.

Para ser honesta, estaba bastante decepcionada ya que pensaba que sería interesante verla hacer el papel de princesa caballero en esa obra.

“Dios! Como pensaba, todos son unos malvados!!!”

Shirone gritó enfadada.

Tch, ella vio a través de mí, huh. Bueno, no se puede evitar ya que en realidad estaba deseando verla en ese papel.

“Pero, ¿Qué es lo que está tratando de hacer esa Diosa de la Luz Lunar?”

Decius habló con ansiedad.

“Ella nos dijo que fuéramos al Altar de Badon. Lo que significa que ella debe estar esperando que lleguemos a ese lugar. Sí, ¿Qué está tratando de hacer en ese lugar?”

El altar de Badon era el lugar donde el dios malvado Badon estaba sellado y este teatro fue construido justo encima de ese altar.

Parece que el altar estaba conectado a un canal subterráneo.

Aunque en realidad sería más rápido llegar al altar bajando desde este teatro, éste no tiene, por desgracia, ningún camino construido que lleve al canal subterráneo. Además, este teatro también estaba protegido por una barrera bastante poderosa.

Este teatro podría derrumbarse si forzamos nuestro paso hacia abajo volando el suelo.

Por lo tanto, no tuvimos más remedio que entrar por la entrada más cercana al canal subterráneo.

Parece que los monstruos corren desbocados por los canales subterráneos, pero dejaremos esos monstruos a los luchadores por la libertad mientras perseguimos a nuestro objetivo principal, la Diosa de la Luz Lunar. Esa era la esencia de nuestro plan.

Comenzaremos el plan mañana.

“Me he estado preguntando sobre la mujer llamada Diosa de la Luz Lunar. Me pregunto qué clase de persona es.”

Murmuró Turia para sí misma.

“Mis disculpas, Turia-dono. Tampoco tenemos suficiente información sobre ella, por eso no hay mucho que podamos decirte a estas alturas. Pero, por favor, deja que los ciudadanos se refugien por el momento.”

Como todavía no teníamos información clara sobre la Diosa de la Luz Lunar, no había mucho que pudiéramos decir a los dos senadores y al General Clasus sobre ella. Por eso, sería mejor no hablarles de ella en lugar de darles información a medias.

También tenemos que decirles sobre la seguridad de Sienna.

La Diosa de la Luz Lunar dijo que no tenía intenciones de matar a Sienna, pero deberíamos tomar precauciones en caso de que estuviera mintiendo.

Quería evitar el caso de que le dijéramos al padre de Sienna que su hija estaba a salvo, para luego decirle que ya estaba muerta.

“Bueno, sabremos qué clase de persona es una vez que lleguemos a ese lugar.”

Reiji mostró su habitual sonrisa atrevida.

Sí, es sólo la habitual mierdecilla. Ver es creer.

Todos estuvieron de acuerdo con la mierdecilla.

▼▼▼▼

—Valquiria, Shizufae—

A primera hora de la mañana, nos reuníamos en el patio de armas de la República Ariadya tras recibir ayer el encargo de la asociación de luchadores por la libertad.

El Patio de Armas era el campo de entrenamiento de los soldados situado cerca de la 3ª muralla.

Era enorme, podría ser suficiente para un lugar de reunión del ejército.

Muchos otros luchadores por la libertad estaban reunidos en ese lugar también.

“Uwaa~ mira esta cantidad de gente, Shizu-chan. No verás tantos guerreros a no ser que marches hacia el laberinto, ¿Verdad?”

Madi me habló mientras miraba a su alrededor.

“Sí, son muchos. Debe haber por lo menos doscientos, y todos ellos son grandes.”

Es tal y como había dicho la hermana mayor Keyna. Casi doscientos de los más famosos luchadores por la libertad en Teseshia se reunieron en este lugar. Al mirar más de cerca, también vi la figura del héroe de la Tierra Godan y del héroe del Viento Zefa.

“Es todo un espectáculo el poder reunir tanta fuerza.”

“Sí, qué clase de comisión será la que necesita tantos luchadores por la libertad.”

Leylia y Nora-san hablaron mientras miraban a los guerreros que nos rodeaban.

“Pero, ¿Qué demonios pasa para que reúnan a tantos guerreros, Shizufae?”

Novis, que venía con nosotros, expresaba su queja.

“No sé. Creo que nos lo van a explicar justo después de esto.”

De hecho, tampoco me contaron los detalles. Sólo me dijeron que se trataba de un sometimiento de monstruos.

“Hey, Shizufae-san. Ustedes también vinieron, huh.”

Un hombre que llevaba un tridente consigo vino a saludarnos.

“Ah, es el héroe del agua, Nephim-san.”

“Sí, héroe del agua, Nephim a tu servicio, Shizufae-san. Veo que te has convertido en una valquiria, huh. Ese traje te queda bien.”

Nephim cantó un elogio mientras miraba mi casco con el adorno de las alas a ambos lados.

“Sí. Gracias por el elogio.”

Le agradeceré por el momento sus elogios. Este casco y la bendición fueron una gracia que recibí de Rena-sama después de todo.

“Por cierto, ¿Qué quieres, Nephim?”

Novis se paró de repente frente a mí, pareciendo irritado. ¿Qué le pasa?

“Sólo estoy dando mi saludo, Héroe del Fuego, Novis. Estamos a punto de entrar juntos al canal subterráneo, después de todo.”

“¿Canal subterráneo?”

“Sí, Shizufae-san. He oído que el canal subterráneo ya se ha convertido en una guarida de monstruos. Nos hemos reunido aquí hoy para subyugarlos.”

No pude ocultar mi sorpresa al escuchar eso. Nunca hubiera esperado que hubiera una guarida de monstruos justo debajo de la República Ariadya. Ese era un gran problema.

“Oi, si eso es cierto, este país está literalmente en un gran problema ¿Verdad? ¿Quién es el responsable de la gestión de ese lugar? Cómo pueden cometer semejante error!”

Es como la hermana mayor Keyna había dicho. El responsable de la gestión del canal subterráneo debería dimitir.

“Sí, por eso estamos reunidos en este lugar. Además, he oído que el responsable de gestionar el canal subterráneo parece haber desaparecido. Puede que hayan escapado hace tiempo de este país. Además, el senador que los apoyó, Cornes, también ha desaparecido.”

“No puede ser…”

Me puse muy furiosa al escuchar eso.

¿Cómo se atreven a escapar después de descuidar su trabajo? Además, sentí un indescriptible resentimiento hacia el miembro del senado llamado Cornes que escapo.

“Además, el asunto de los monstruos en el canal subterráneo parece ser un asunto de alto secreto. Bueno, los ciudadanos se sentirán ansiosos si se enteran de eso después de todo.”

Nephim habló mientras colocaba su dedo índice frente a su boca.

Seguro que las cosas se agitarán si los ciudadanos se enteran de eso. Pero, al final, seguía siendo difícil evitar por completo que la noticia se filtrara. La razón es que algunos ciudadanos vinieron a quejarse después de escuchar esa noticia.

“Todos, el general parece haber llegado.”

Cuando giré mi línea de visión hacia donde Nephim señalaba, vi al general Clasus llegar junto a Reiji-sama. Además, la sabia Chiyuki-sama y el caballero de la ley Decius-sama también estaban con ellos. Parece que también participarán en esta misión.

Y entonces, el General Clasus subió al escenario y comenzó su explicación sobre esta misión.

▼▼▼▼

—Caballero Oscuro, Kuroki—

“Ya veo, Reiji y compañía se adentraron en el canal subterráneo, huh.”

Estoy escuchando la historia de Turia que vino a visitar la mansión.

“Sí, Dios de la Tormenta Negra. El héroe y sus compañeros entraron en el canal subterráneo.”

Turia se inclinó mientras hablaba.

“Pero, algo me preocupa. La mujer llamada Diosa de la Luz Lunar… por más que lo piense, definitivamente es Kuna, ¿Cierto?”

No pude ocultar mi sorpresa cuando escuché la historia de la Diosa de la Luz Lunar de parte de Turia.

“Sí. Como yo también llegué a esa conclusión, vine a dar un informe.”

Tarabos habló con voz de disculpa.

También me dijo que el miembro del senado llamado Cornes que vive a la vuelta de la esquina resultó ser un ghoul disfrazado de Cornes.

Y entonces, Reiji y compañía se encontraron con la mujer llamada Diosa de la Luz Lunar en el sótano de la mansión Cornes.


⇐ ノ(>_<ノ )

⇑٩(^▿^)۶⇑

(ノ>_<)ノ ⇒