Ankoku C71 – 2

Modo Noche

Yo también espero que esté a salvo.

“Tienes razón. ¿Uhm?”

Ladeé la cabeza al mirar la espada curva.

“¿Pasa algo, Chiyuki-san?”

“Echa un vistazo, Nao-san. Hay algo escrito en la hoja de la espada.”

Le mostré la espada curva a Nao.

“Ah, tienes razón. Realmente hay algo escrito ahí.”

“Diosa de la Luz Lunar… ¿Entiendes lo que significa, Decius-dono?”

Estas palabras podrían ser una pista dejada por Sienna para Decius.

La razón por la que no escribió ningún tipo de pista que pudiera ser entendida por cualquiera podría ser por miedo a que su mensaje fuera borrado por su oponente.

Aunque descartar su espada significaba reducir sus capacidades de combate, podría haberse visto acorralada hasta el punto de verse obligada a hacerlo.

Le di la espada curva a Decius.

Decius podría ser capaz de entender el mensaje de Sienna.

Decius entonces miró las palabras escritas en la espada curva de su hermana.

“Esta es sin duda la letra de Sienna. Diosa… de la luz lunar, ¿Podría ser?”

Decius frunció las cejas mientras reflexionaba sobre este asunto.

“¿Sabes qué significa ese mensaje?”

“Bueno, es algo que sucedió la noche anterior al banquete. Sienna y yo conocimos a una misteriosa mujer. Su belleza era simplemente hipnotizante… con la luz de la luna brillando sobre ella, era como si fuera una Diosa de la luz lunar. Esa mujer es la única que me viene a la mente cuando se trata de ‘Diosa de la luz lunar’.”

Decius habló mientras miraba al cielo como si se estuviera volviendo senil.

Nao silbaba al ver esa expresión en el rostro de Decius.

Aunque parece un hombre recto e inexpresivo incluso desde nuestra perspectiva, nunca pensé que pudiera tener una expresión así: una expresión de alguien enamorado.

Aunque parece un buen tema para ver el otro lado de este hombre, tenía que pensar en el tiempo y lugar ahora mismo.

“¿Por casualidad sabes el nombre de esa mujer, Decius-dono?”

“Desafortunadamente no ya que se fue enseguida… pero, escuché que vinieron a ver al Héroe de la Luz-dono.”

“¿Para ver a Reiji-kun? Hah~”

Apreté la palma de mi mano contra mi frente.

Decius parecía alguien que experimentó un corazón roto al recordar ese asunto.

“Entonces, ¿Sabes el paradero de esa belleza en este momento?”

“Sí, basándome en su apariencia, podría ser una noble extranjera, pero si hubiera sabido que esto pasaría, habría preguntado por su nombre y dirección.”

Decius parecía arrepentirse de su vacilación de aquella noche.

“No se puede evitar, después de todo ni siquiera Dios puede predecir el futuro. Así que no hay duda de que la Diosa de la luz lunar es la mujer que conociste antes. ¿Qué hacemos entonces? ¿Recogemos nuevas pistas encontrando al tal Marchas?”

Les pregunté.

“Volvamos después de buscar un poco más.”

Asentimos al escuchar el comentario de Decius.

Diosa de la luz lunar.

Esa mujer podría ser la pista para resolver este caso.

Me encomendé a ese nombre en mi corazón mientras continuábamos con nuestra investigación.

—Villano de poca monta, Marchas—

La luz se encendió dentro del bar al caer la noche. Pero, no pude oler el aroma de licor o aceite de pescado. Por el contrario, me encontraba dentro de una amplia sala llena hasta los topes de humo de color rosa.

El humo olía muy bien y coloreaba la habitación de rosa bajo la luz.

“¿Estás seguro de que no vas a volver, Marchas?”

Mi colega me habló mientras bebía y abrazaba a una mujer con su mano libre.

Al igual que yo, mi colega también era miembro de la secta de los herejes. Se ocupaba de manosear el pecho de la mujer a su lado.

Aunque el yo de ayer le respondería con una sonrisa lasciva en la cara, el yo actual no estaba de humor para hacerlo.

“Ni loco vuelvo. Como demonios podria volver…”

Así murmuré.

“Hehe, ya veo… Bueno, pues yo volveré primero entonces.”

Mi colega se fue junto con la mujer que lo atendía.

Y entonces, miré a la mujer que se fue junto con mi colega.

“Araña…”

Así murmuré.

La mujer que acompañaba a mi colega parecía una araña por un momento.

No era sólo la mujer que se fue junto con mi colega. A veces, veía que las mujeres que trabajaban en esta tienda eran monstruos que se hacían pasar por humanos.

Las mujeres que trabajaban en esta tienda eran las empleadas/rameras. Pero, no eran unas rameras normales. Eran mucho más hermosas en comparación con las rameras de las calles secundarias.

Esta tienda era la única que contaba con tal colección de bellezas.

Esta tienda parece un bar normal y corriente desde el exterior, pero en realidad era un antro de juego ilegal y un burdel gestionado por la organización clandestina ‘Araña Roja’.

Este local era perfecto para cualquiera que quisiera olvidar recuerdos desagradables.

Las mujeres eran hermosas, el licor y los platos eran deliciosos. Por eso venía a esta tienda.

Pero, no estoy de humor para disfrutar de eso hoy.

Aunque no tenía idea de por qué las cosas se veían un poco diferentes en mis ojos ahora, de alguna manera adiviné que esto podría estar relacionado con ese Caballero Oscuro.

Mi cuerpo tiembla sin parar cada vez que recuerdo a ese Caballero Oscuro.

Me aterrorizaba aún más el hecho de que pudiera ocultar literalmente su identidad tan bien y hacerse pasar por una persona normal.

Y lo peor de todo, es que intenté vender a esa misma persona. No había nada que pudiera hacer, aunque esa persona me matara en el acto.

Y sin embargo, lejos de matarme, me dio las gracias. Gracias a eso, a duras penas conseguí salir vivo de aquella situación aparentemente desesperada.

Y entonces, sentí una especie de poder fluyendo en mí cuando puso su mano en mi cabeza. Después de eso, el escenario que veía a mi alrededor cambió un poco. Y gracias a eso no pude disfrutar del licor de esta tienda.

Más bien, ¿Podría ser que este licor originalmente supiera así?

Antes, era muy delicioso. Y sin embargo, a pesar de beber el mismo licor, hoy el licor sabe especialmente horrible.

Lo que me recuerda que alguien dijo lo mismo antes. Ese tipo también dijo que el sabor del licor era horrible.

¿Por qué perdí esa habilidad a esta hora del día?

“Marchas-san.”

Cuando me giré hacia el lado del que me llamó, había una mujer de pie. Recuerdo a esta mujer, era la mujer al lado del maestro de la secta.

“Hehe, ¿Pasa algo?”

Le pregunté a ella, sonriendo para ocultar mi turbación interior.

“El nuevo maestro de la secta te llama. Por favor, ven conmigo.”

“¿Nuevo maestro de la secta? Entiendo, por favor guíame.”

Me reí. El nuevo maestro de la secta era el sucesor del anterior maestro de la secta que se convirtió en el actual vice-maestro. ¿Acaso esa persona quería saber algo de un gruñón sin nombre como yo?

Me levanté del sofá y seguí a la mujer.

El nuevo maestro de la secta era una persona de confianza. Tal vez pudiera borrar esta ansiedad mía siempre que conociera a ese personaje.

El nuevo maestro de la secta ha estado ausente todo este tiempo. Me pregunto cuándo regresó esa persona a este país.

Pronto, llegamos frente a la habitación del maestro de la secta.

“Lo traje según su orden, Nuevo Maestro-sama de la Secta.”

“Pueden entrar.”

Escuché la voz del nuevo maestro de la secta desde el interior de la habitación.

Era la voz de un joven.

Cuando la mujer me obligó a entrar en la habitación, vi que ésta estaba llena de humo rosa.

Un hombre estaba sentado en el centro de la habitación. Era un hombre de cabello rubio, con una piel blanca y pálida como si no fluyera sangre bajo esa piel, ojos largos y rasgados y labios rojos y brillantes.

El joven era tan hermoso hasta el punto de ser fácilmente confundido con una mujer.

“¿Eh?”

Sin querer, se me escapó una voz de estupefacción al ver la figura del nuevo maestro de la secta. Porque su aspecto es completamente diferente al de antes.

Me sentí muy feliz cuando lo conocí antes. Fue hasta el punto de estar dispuesto a morir por esta persona.

Yo, que nací en una familia de músicos, fui expulsado de la casa después de arruinarme en el juego.

Después de eso, mi vida fue una ruina. No pude convertirme en un luchador por la libertad o en un soldado debido a la debilidad de mi cuerpo. Así, no me quedó más remedio que vivir robando a los más débiles que yo.

Ainoe-neesan fue la que me levantó cuando estaba al borde del abismo.

Así fue como me uní a la organización y conocí al nuevo maestro de la secta.

Esa fue la primera vez que sentí que mi vida hasta ahora era únicamente para conocer a esta persona.

Pero ahora, no siento nada en absoluto. Más bien sentí que era repulsivo.

Miré alrededor de la habitación. Era la misma habitación. La habitación estaba llena de la colección de cabezas de mujer recién cortadas y alineadas en los armarios.

Antes de este día, no sentía que este tipo de escenario fuera extraño en absoluto. Pero ahora, sabía que esta habitación era claramente anormal.

“Marchas-kun, ¿Es así? ¿Pasa algo? Pareces inquieto.”

El nuevo maestro de la secta preguntó con una sonrisa en su rostro.

“No, no es nada. Ehehe.”

Entré a la habitación con una sonrisa en la cara, fanfarroneando para evitar que se diera cuenta de mi estado de nerviosismo y de mi espalda que ya estaba empapada de sudores fríos.

“Déjame ir al grano. Lo conociste a ‘él’, ¿Verdad? ¿Cómo te sientes ahora mismo?”

No tenía ni idea de lo que quería decir.

“¿A él? ¿Quién es el ‘él’ al que te refieres?”

El nuevo maestro de la secta estaba claramente disgustado al oírme responder a la pregunta.

“El Caballero Oscuro, ¿No lo conociste?”

Mi cuerpo volvió a temblar al oírle decir Caballero Oscuro.

“¿El Caballero… Oscuro?”

“Sí, el Caballero Oscuro. Es famoso entre nosotros como alguien cuyo poder rivaliza con el del Héroe de la Luz. Veamos, tal vez la razón por la que captó mi interés es porque frustró el plan de mi padre dos veces. Por lo tanto, quiero saber más sobre él.”

El nuevo maestro de la secta reía inocentemente como un niño.

“Si me preguntas sobre qué tipo de persona es ese hombre. Uhm~ Él no destaca a simple vista. Pero, puede convertirse de repente en un ser extremadamente aterrador en el siguiente momento y…”

Me quedé sin palabras, incapaz de encontrar las palabras exactas para describir al hombre conocido como el Caballero Oscuro.

“Es igual al testimonio de Zeal-kun huh. ¿Significa eso que es un experto en ocultar su poder? Eso lo convierte en una persona bastante complicada, supongo.”

El maestro de la secta asintió mientras decía eso.

“¿Uhm?”

De repente, capté algo en mi línea de visión.

Cuando miré en la dirección de la que provenía esa sensación, mi línea de visión se cruzó con la cabeza de la mujer en los armarios.

Sin querer, grité con todas mis fuerzas.

“¿Uhm? ¿Pasa algo, Marchas-kun?”

El nuevo maestro de la secta me miró al escuchar mi grito.

Y entonces, se puso de pie como si notara algo.

El nuevo maestro de la secta se dirigió entonces hacia el armario y recogió la cabeza cuya línea de visión se encontraba con la mía.

“Esa cabeza, ¿Podría ser?”

“Fufufu, ¿La recuerdas? Tú fuiste quien la trajo aquí, ¿Sabes? Y ahora, ella es uno de mis espíritus más importantes.”

El nuevo maestro de la secta dijo con una deliciosa sonrisa en su rostro, acariciando la cabeza con mucho cuidado.